Las 3 mejores películas de Christopher Nolan

Pocos directores actuales son capaces de ofrecer una filmografía tan auténtica como Christopher Nolan. Porque más allá de naturales querencias por los efectos especiales (con su atractivo incluso enfocado hacia la esencia de la peli de turno), Nolan siempre entiende el argumento de peso y poso como fundamentos sine qua non. En ocasiones se le podría equiparar incluso con aquel Kubrick que sorprendia a propios y extraños con sus controvertidas adaptaciones y presentaciones. Porque la batuta de los directores ingeniosos tienen que aportar siempre algo impactante en la factura final.

Y también es verdad que Nolan va trufando grandes producciones de éxito asegurado con apuestas arriesgadas que acaban superando incluso a las películas destinadas a grandes taquillas. La maestría de Nolan se iguala con ese instinto por los guiones de apariencia sofisticada pero que son perfectamente traducibles en éxitos de masas.

No cabe duda de que Nolan es un gran apasionado de la ciencia ficción. Pero para trasladar ese gusto CiFi a cualquier espectador, este director inglés sabe recrear esa duplicidad entre lo reconocible y lo prospectivo; entre lo próximo y lo trascendente. Una feliz comunión para presentarnos películas que fascinan en su presentación y que calan en su trasfondo.

Top 3 películas recomendadas de Christopher Nolan

Interstellar

Uno de esos peliculones descubiertos como grandes producciones pero que apuntan a clásicos del gran cine, sea cual sea su género. Guionizada por el propio Nolan junto a su hermano Jonathan Nolan pronto se manifiesta como una obra perfectamente concebida desde su inicio como una historia para secuencias de cine. El planeta Tierra y el viaje; el pasado, el presente y el futuro como idas y venidas en un todo que encaja como eslabones que encadenan el cosmos, los planos, los vectores…

Nuevos planetas donde todo transcurre al ritmo de sus propias oscilaciones en ese fondo negro inabarcable, agujeros de gusano que nos guían por embudos hacia el infinito. Mientras tanto… o más bien mientras todo, la Tierra agoniza y solo los astronautas que bordean planos imposibles cerca de Saturno pueden ser capaces de encontrar un nuevo hogar para los humanos.

Desde la humanidad en el alambre hasta la relación entre padre e hija a uno y otro lado del espacio-tiempo. Matthew McConaughey es el astronauta elegido con esa carga dramática que encoge el alma cuando recibe mensajes de su hija desde CASA.

El viaje acaba casi como empieza. Porque el tiempo depende solo del lugar donde te ubiques. Solo que en el indefinible ínterin un mensaje llegó a tiempo desde un viejo reloj capaz de transmitir mucho más que la hora. Lo personal es irreparable para el astronauta encargado de salvar a la humanidad. Y tal vez eso era lo único que merecía la pena. Pero las pérdidas solo son derrotas cuando no se atisban nuevos horizontes ni nuevos lugares que colonizar entre una o un millón de lunas.

Memento

Una joya con unos cuantos añitos en su haber. Probablemente la primera película en la que Nolan se desataba como ese creador a medio camino entre un existencialismo épico y un suspense de ritmo arrebatador. Una maravillosa película sobre la esencia de lo humano, la identidad, la memoria….

Todo ocurre a modo flasback para adentrarnos en la propia perspectiva del protagonista, víctima de una desmemoria y sus trampas que, como no, puede encerrar algún gran secreto. Las decisiones del pragonista vienen marcadas por lo que él mismo es capaz de marcarse a modo de recordatorios.

Leonard, el susodicho prota de la trama, tiene un gran asunto pendiente. Y es aquí donde la historia cobra tintes de especial tensión. Porque si una investigación requiere de máxima concentración y perfecta cronología, Leonard observará lo que acontece con grandes fallas pero también con un ingenio ultradesarrollado que lo encauzará a una posible resolución de causa conforme la propia trama se va cerrando como el círculo que es.

El prestigio

Algún día plantearé mi selección de mejores películas de magia. Porque ciertamente hay varias con un toque decimonónico, (la época del despertar más popular de los espectáculos de magia), sumado a un mundo aún heredero de los viejos mitos y supersticiones, que resultan evocadoras.

El enfrentamiento entre Bale y Jackman, lo que es lo mismo los magos Alfred Borden y Robert Angier, va sonando como el redoble del más dificil imposible, tanto a nivel de sus espectáculos como de sus tretas para destruirse uno al otro. Hay momentos en los que el gran giro final se va anticipando, como si la peli fuera también otro gran truco, con su prestigio esperando para manifestarse, de la forma que ningun mago haría jamás.

Pasión por la magia, ambición, amores imposibles por los motivos más insospechados… Una trama en la que también tuvo cabida David Bowie como Tesla. Peliculón en el que no puedes despegar la vista de la pantalla.

1 comentario en «Las 3 mejores películas de Christopher Nolan»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No copiar