3 mejores libros de Boris Vian

“Siete ciencias” se les llama por estos lares no sin cierto toque de socarronería. Tipos como Boris Vian son de los que se acercan a todos los palos destacando en cualquiera de ellos. En el caso de Vian, no hubo espacio cultural y hasta sociológico en el que no pudiera imprimir ese sello que embelesaba a unos y despertaba la animadversión de los que jamás podrían siquiera soñar con su ingenio.

Y eso que, quizás para no abrumar a creadores menos capaces y también por cierto pudor ante lo vanguardista y atrevido de sus novelas, este escritor francés también firmó con pseudónimos o heterónimos, casi siempre conformando desquiciantes anagramas.

En el fondo Vian acabó descollando sobremanera tanto en la música como en la literatura. Y como buen creador lanzado a tumba abierta a explorar nuevos caminos sin retorno, en ocasiones resultó vilipendiado, para alcanzar ese aura de mito una vez abandonada la escena y el intenso guión de su vida que marcó su fin demasiado pronto.

Quizás sea atrevido compararlo con Marcel Proust. Pero lo cierto es que en la naturaleza omnipresente del primer genio, cuando nos narraba sus epopeyas existenciales modernas, encontramos también a un Vian patafísico. Un Vian que en su parte autobiográfica también tira de esa visión universal de la existencia subjetiva, con la mayor pretensión del impresionismo hecho relato.

Amargo como Cioran, con esa fantasía onírica y extrañamente desoladora de Kafka. Boris Vian no se anduvo con remilgos a la hora de salpicarlo todo con una necesaria virulencia. La de quien asume la verdad como único motivo narrativo, disfrazada de lo que toque en escena pero verdad al fin y al cabo.

Top 3 novelas recomendadas de Boris Vian

La hierba roja

Nada mejor que escuchar los motivos del creador para hacer lo que hizo, para escribir lo que escribió. Y siempre es mejor hacerlo cuando uno está ya de retirada, en esa fase más contemplativa de una vida frenética donde se analiza con las pulsiones mitigadas de una juventud que va quedando atrás.

Con el atormentado devenir creativo de Vian, este libro lo mitifica más si cabe. No es que haga enmienda ni capitulación de lo que fue y lo que hizo. Sin embargo una autobiografía es siempre una justificación que, en pocos casos merece la pena escuchar, salvo cuando viene de parte de un genio.Pero claro, escuchar los motivos de Vian no va a tratarse de sentarse frente al fuego mientras el abuelo narra batallitas. Aquí el autor nos conduce a través de su propia madriguera para regresar a mundos expuestos a excesos de luz y gélidas sombras.

El ingeniero Wolf ysu ayudante, el mecánico Lazuli, construyen una máquina del tiempo gracias a la que Wolf pretende, mediante el retorno a su infancia, conjurar todos los errores y todas las obsesiones que le habían acosado entonces. Sólo exorcizando aquellas sombras estará, cree él, en condiciones de recuperar la facultad de gozar de los fugaces instantes de felicidad que le brinda la vida. Pero todos sabemos que los inquisidores no aceptan semejantes audacias y quién sabe si Wolf conseguirá sobreponerse a ellos…

Esta es tal vez la novela más intimista y menos burlesca de Vian, y muchas de las situaciones remiten sin duda a su vida personal. No obstante, a la ternura que inspira esta historia, a la vez dolorosa y patética, Vian no puede dejar de añadir, como siempre en toda su obra, la desbordante fantasía y la lúcida insolencia que otorga a personajes e historias esa mágica y contagiosa vitalidad que atrapa de principio a fin a sus lectores de ayer y de hoy, más que incondicionales adictos.

clic libro

La espuma de los días

Entendida la belleza de lo efímero como lo único que queda bajo una visión Kunderista de la vida, el amor solo puede acabar martirizando en su presencia persistente o en la desesperante ausencia romántica.

Descubierto el truco solo queda el humor más descarnado; el suspiro hilarante de quien descubre el gran trampantojo; el nihilismo y la revisión cómica de todo como única salida.Pese a ello, en la mágica lúcidez de todo descubrimiento trascendente se acaban destilando nuevas emociones embriagadoras de lo trágico del vacío. Boris Vian se encarga en esta ocasión, en una de sus más brillantes composiciones, de presentarnos una historia de amor alineada con un toque de surrealismo, de color psicodélico y de fantasías desquiciantes.

Casi veinte años después de la muerte de su autor se convirtió en uno de los “best-sellers” de la literatura francesa. El tono festivo, la fantasía de los juegos verbales, la creación de un universo fantástico e insólito son los instrumentos que relatan en un tono agridulce una tragedia de la más depurada sencillez, un drama en el que los personajes son víctimas inocentes de la más despiadada y ciega fatalidad.

clic libro

El arrancacorazones

Hay quien rompe corazones y quien los arranca de la manera más salvaje jamás vista. Entendiendo todo desde la metáforica idealización del corazón como motor de emociones, pasiones y cualesquiera otras sensaciones primarias.

De un modo un otro, llega el momento en que todos deambulamos por el mundo descorazonados. Nadie pierde el corazón en la infancia, porque nadie lo puede romper ni nadie nos lo puede arrancar. El corazón de los niños pertenece a sus fantasías, a sus mundos secretos. Si tienes suerte de haberlo enterrado ahí, en el paraiso previo a la madurez, nadie jamás podrá dejarte sin él.Los inolvidables personajes de Joël y Citroën fueron creados por Boris Vian a la medida del estremecedor delirio al que él cree que suelen conducir por un lado la dominación materna y, por el otro, el inevitable conflicto entre la vida autónoma, secreta de la infancia y la tiranía de la familia y la presión social.

También se sirve del siniestro Jacquemort, un psicoanalista en busca de pacientes, para satirizar tanto el enloquecido mundo de los llamados cuerdos como el psicoanálisis y el comportamiento existencialista, tan en boga en aquellos años. Es precisamente en el ciclo de novelas escritas entre 1947 y 1953, al que pertenece El arrancacorazones, en el que Vian parece haberse asentado en un universo que le es finalmente propio, en un mundo de fábula poética cargada de fantasía, pero también de tensión y violencia, en la que la experiencia de los niños desafía los valores de los adultos.

clic libro

1 comentario en «3 mejores libros de Boris Vian»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.