Los 3 mejores libros de Miguel Ángel Asturias

Como todo hijo de vecino, en un siglo XX plagado de autoritarismos desde la América central hasta Tierra de fuego, el escritor guatemalteco Miguel Ángel Asturias, empapó su literatura de esa intrahistoria que narra el devenir del pueblo. No como un ente abstracto del que precisamente los buenos dictadores tiran para unificar el pensamiento, se trataba en todo caso del detalle, de la parte por el todo, del ejemplo y la metáfora para descubrir el alcance de semejantes alienaciones sociales.

Pero no solo de crítica social vive el buen narrador. Más allá de esa vertiente cronística donde volcar inquietudes sociales, Miguel Ángel Asturias también sondeó vanguardias chocantes en su época como ese surrealismo donde todo era posible. Así una noción fantástica sobrevuela sus obras para acabar impregnando de mayor certidumbre a una existencia también mecida por ese punto onírico y de extrañamiento que la realidad ofrece.

Sin duda todo un referente para ese etiquetado latinoamericano de narradores posteriores. Autores a caballo entre el siglo XX y el XXI como Sergio Ramírez o Vargas Llosa que se pudieron inspirar en él para continuar ese legado de un relato al otro lado del Atlántico que llegaba con la intensidad de una América en transformación cultural en primera instancia como motor y social como término.

Top 3 novelas recomendadas de Miguel Ángel Asturias

El señor presidente

Bajo la siniestra sombra del poder autoritario se cobija un pueblo enajenado de su conciencia. El truco siempre es el mismo, la instauración del miedo y la mitificación del dirigente de turno. Los conatos de insubordinación son siempre aplacados de manera inmisericorde. Solo la cultura puede recuperar ese empuje común, encender la chispa del cambio.

Escrita entre 1920 y 1933 y publicada en 1946, El señor presidente es uno de los máximos exponentes de la llamada «novela del dictador» en la que se encuadran otras obras fundamentales como Yo el Supremo, de Roa Bastos, Tirano Banderas, de Valle-Inclán, El otoño del patriarca, de Gabriel García Márquez, o más recientemente, La Fiesta del Chivo, de Mario Vargas Llosa. En ella, Asturias se inspira en el último gobierno de Manuel Estrada Cabrera, en Guatemala, para explorar los mecanismos que hacen funcionar una dictadura política, así como sus efectos en la sociedad.

Narrada desde distintos puntos de vista que van conformando de manera indirecta la figura del Presidente, esta novela es uno de los antecedentes más notables del boom latinoamericano y del realismo mágico, cuyo máximo exponente es García Márquez.

Su declarada condena de las injusticias y la tiranía le valió ser censurada y prohibida durante trece años, mientras que, en contraposición, su riqueza estilística y la originalidad de su estructura narrativa la convirtieron en una de las novelas que más influyeron en toda una generación de autores de América Latina. Adaptada al cine y al teatro, y traducida a los principales idiomas, la novela tuvo una gran acogida en el momento de su publicación tanto por la crítica como por los lectores.

CLIC LIBRO

Hombres de maíz

El poder capaz de anular la conciencia no solo se ejerce desde poderosos dictadores. Hoy tenemos mejores ejemplos de cómo se puede controlar a la masa de manera más sibilina, bajo eslóganes de felicidad y bien común que se diluye en la práctica como un placebo capaz de convencernos de que no hay mal… Hay asuntos atemporales en cuanto a las formas en que somos sometidos…

Hombres de maíz constituye una incisiva denuncia de los devastadores efectos que el capitalismo y las grandes empresas internacionales tuvieron en las costumbres, creencias ancestrales, despersonalización e inseguridad de los campesinos guatemaltecos.

La memoria ancestral, desconocida, quedó, gracias a su obra, incorporada a la aventura artística y cedió el papel de protagonistas de la ficción a los desheredados de la historia. Las antiguas historias del Quiché relatan que, en el alba del mundo, los dioses fracasaron varias veces en el empeño de crear al hombre, hasta que dieron con la sustancia adecuada para formar a la criatura definitiva: el maíz.

Desde el título mismo, esta obra proclama su filiación con los indios de Guatemala, pero los hombre de maíz que pueblan sus páginas son los descendientes de aquellos que sobrevivieron a la Conquista, atravesaron diversas catástrofes de la historia guatemalteca y alcanzaron la época en la que Asturias los recreó en la primera mitad del siglo XX.

CLIC LIBRO

Leyendas de Guatemala

Quizás lo legendario hecho idiosincrasia nos acerque más al ser humano atávico, sometido por el imaginario hasta la moral. Pero en ocasiones el empeño por anular esos totems culturales se descubre como una voluntad aún más perniciosa y perfectamente orquestada hacia intereses más aviesos y caciquiles.

El interés de Miguel Ángel Asturias (1899-1974) por las culturas autóctonas de la América Central como tema de estudio e investigación encuentra su transposición literaria en «Leyendas de Guatemala» (1930), crónica de prodigios fantásticos en la que las leyendas míticas del pueblo maya-quiché se funden con las tradiciones del pasado colonial guatemalteco y las ciudades indígenas de Tikal y Copán se aúnan con Santiago y Antigua, fundadas por los españoles. La batalla entre los espíritus de la tierra y los espíritus divinos es narrada por la prosa evocadora y exuberante del Premio Nobel de Literatura de 1967, colmada de imágenes deslumbrantes.

Las Leyendas de Guatemala constituyen un mundo de revelaciones, mitad mito, mitad verdad. Obra para ser leída en voz alta, su espíritu abierto hace percibir la sonoridad poética de la maravillosa cadencia musical que desprenden sus párrafos, en los que ofrece al lector el conocimiento integral de las tradiciones y los mitos de la América prehispánica, colonial y contemporánea. En su conjunto, el argumento de las leyendas plantea el conflicto cultural que envuelve al hombre americano en pugna constante con las fuerzas de la naturaleza y los mitos que él mismo crea para interpretar el sentido del destino.

CLIC LIBRO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.