Las 3 mejores pelĂ­culas de Javier Gutierrez

No sé qué cojones tiene Javier Gutierrez pero siempre acaba por convencerte hasta el tuétano en el papel del personaje que sea. Por supuesto que no es un galán que cubra sus carencias interpretativas con un guiño fácil a cámara que ofusque al espectador de turno. En Javier no hay trampa ni cartón. O consigue mimetizarse completamente como un camaleón para asaltarnos con su actuación o no hubiera llegado a las cotas interpretativas que hace tiempo ya alcanzó.

Y ahí se mantiene Javier entre los más reconocidos actores españoles de la actualidad y rodando como si no hubiera un mañana. Seguramente otro físico lo hubiera conducido a Hollywood. Pero como no hay mal que por bien no venga, quedárnoslo aquí supone que seguirá interpretando producciones made in spain, que si bien no garantizan efectos especiales, acaban por compensar en argumento que es de lo que se trata para una buena peli.

Top 3 películas recomendadas de Javier Gutiérrez

El autor

Uno tiene que acabar en pelotas correteando por el pasillo si hace falta. La cuestión es encontrar esa gran historia que conduzca a la gloria al autor que se sabe cargado de ingenio. Solo que el papel en blanco se empeña en oscurecer cualquier amago de creatividad.

Momento cómico aparte, se trata de un peliculón de un suspense solo comparable con otra de las grandes pelis españolas del thriller más castizo de los últimos años «Mientras duermes», de Luis Tosar. Volvemos al autor para descubrir como su vida se va al traste. Porque el gran autor debe hipotecarlo todo, malvender la vida y la familia si hace falta. La gloria espera en el momento más inesperado.

Para narrar como la vida pasa, ya que realmente no pasa nada memorable en su imaginaciĂłn, el autor mueve los hilos de lo que acontece a su alrededor. En su comunidad de vecinos hay mucho secreto inconfesable, mucho vicio y muchas relaciones rotas de donde extraer esa existencia en crudo que conmueva al lector final. Solo que el mayor de los giros de la trama le espera a Ă©l, como un golpe de efecto final que ni Ă©l mismo podrĂ­a haber imaginado.

Hogar

Tan disparatada como genial. Porque ciertamente el disparate es la vida a veces, o casi siempre. Uno va elaborando su tela de araña, el entramado de su vida y su prosperidad. Solo que en ocasiones la tela enreda y confunde. Es entonces cuando uno descubre que también puede ser víctima de sus sueños en espera del ataque final.

Pero en esos momentos Javier no va a flaquear. Seguira en sus trece hasta la genial locura que lo empuja a recuperar lo que era suyo. No hay peor derrota que asumir que su sitio ya no es su sitio. Que su hogar es solo ya un vago recuerdo.

Y lo peor de todo es que el recuerdo aún le entristece más porque la vida vivida nunca fue la deseada. ¿Qué mejor momento para recomponerlo todo que ahora? Una vez despojado de las más mínimas gotas de razón, Javier puede reinventar su vida con aroma a sofisticado anuncio de perfume, con una sinfonía de mentiras y traiciones, con trazas de tragedia griega donde el héroe solo puede ser él. Si es capaz de planear su venganza con el mundo como Dios manda.

Campeones

Tenía que nombrarla. Porque es un argumento fácil para una película de entretenimiento. Pero Javier Gutierrez comanda magistralmente a un equipo de verdaderos campeones en el resultado final de una película enternecedora, cómica y a la postre lúcida.

Diginificar la diferencia es naturalizarla. Cada uno de los chicos a las Ăłrdenes de Marco tiene sus cosas especiales. Y Marco, un reconocido entrenador de baloncesto no se podrĂ­a ni imaginar todo lo que iba a aprender.

Y no, no se queda para siempre con su equipo de chicos con discapacidad. En cuanto puede recupera su sueño de entrenar profesionalmente. Pero la enseñanza estaba ahí. Y aunque no lo sepamos nunca, seguro que Marco empezó a ser mejor entrenador que nunca.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cĂłmo se procesan los datos de tus comentarios.