Las 3 mejores películas de Cate Blanchett

Actriz que inici√≥ el despegue de los Goya Internacional establecidos en 2022 (barriendo para casa) y una de las m√°s grandes actrices en general si nos ce√Īimos a los reconocimientos m√°s acad√©micos. La actriz australiana Cate Blanchett lo tiene todo, imagen y don, como para dotar a sus personajes de ese protagonismo que solo se alcanza cuando una gran estrella se pone en el pellejo de turno.

Curiosamente esta actriz pasa a ser la √ļltima incorporaci√≥n a la pl√©yade de actrices a las que Almod√≥var confiere ese protagonismo que no siempre consiguen las actrices una vez alcanzada cierta edad. B√°sicamente por prejuicios y estigmas que no terminan de eliminarse en un mundo del cine que deber√≠a llevar la voz cantante en eso de la igualdad (por ejemplo podr√≠a ser un premio unificado al mejor o la mejor actriz, sin sesgo alguno, as√≠ como idea).

En lo estrictamente interpretativo Blanchett descata por esa maleabilidad que la hace capaz de cualquier mutaci√≥n de una a otra de sus pel√≠culas. Cate Blanchett no se encasilla ni se aferra a un papel concreto porque a cada nueva interpretaci√≥n renace como una nueva actriz hecha completamente su papel. Una loable virtud como de lienzo en blanco donde representar lo que se quiera…

Top 3 películas recomendadas de Cate Blanchett

Carol

DISPONIBLE EN CUALQUIERA DE ESTAS PLATAFORMAS:

Ni en sus mejores sue√Īos pudo pensar Patricia Highsmith que su Carol tomara forma bajo la elegante presencia de Cate Blanchett. No quiere decir esto que la novela de esta escritora asocial pero brillante no tenga la suficiente enjundia. Pero es que el cine bien transmutado consigue sobrepasar el entorno de lo imaginado para cobrar otra relevancia.

Recuperamos en esta peli los viejos recelos despertados en su momento por el amor entre mujeres. Solo que en su papel de lesbiana constre√Īida por las circunstancias, la Carol de Blanchett nos hace sentir en mayor medida la sensaci√≥n de lo prohibido por la moral imperante que penetra en el imaginario social con la fuerza de la repudia.

Tan solo hace falta un chispazo para que toda contención emocional salte por los aires. Desde la Patricia Highsmith que abría su alma tomando como punto de partida de la novela una vivencia propia hasta la Cate Blanchett que hace del encuentro con Therese ese punto de no retorno, esa confesión velada que acaba siendo un grito.

Un deseo que se hace extra√Īo para la mujer enamorada. Un ansia que a la vez es alienaci√≥n puesto todo en el contexto de la situaci√≥n social de una √©poca. Una gran pel√≠cula donde Cate Blanchett se luce y transmite el compromiso debido con cualquier forma de amar.

El curioso caso de Benjamin Button

DISPONIBLE EN CUALQUIERA DE ESTAS PLATAFORMAS:

El extra√Īo tiempo de Benjamin Button no solo es su tiempo. Porque al otro lado de su transcurrir inverso por el mundo est√° una tal Daisy Fuller encarnada por Blanchett que podr√≠a ser capaz de conseguir revocar el hechizo de Benjamin. Aunque solo fuera por su capacidad para hacer del instante lo eterno. Justo lo que precisaba la interpretaci√≥n de su pareja de baile, Brad Pitt, en este drama sobre lo vivido, en la melanc√≥lica idea de la fugacidad de todo.

El reloj se detiene en los momentos en los que ambos protagonistas coinciden para enfrentar su esplendor como de choque de estrellas. Y así la película se llena de esos matices que solo los grandes actores dejan como particular impronta más allá de las pautas de dirección.

Claro est√° que la met√°fora, la alegor√≠a de la juventud como un tiempo que no regresa ya sea visto en su devenir natural o como un √ļnico punto de encuentro cobra mayor relevancia en dos actores ic√≥nicos. Sin duda la pel√≠cula necesitaba de estos dos actores para transmitir con plenitud la belleza de lo ef√≠mero. Esa era la intenci√≥n y esa es la esencia de la cinta. Un carpe diem versi√≥n amor imposible cuando los trenes son uno de ida y otro de vuelta…

El callejón de las almas perdidas

DISPONIBLE EN CUALQUIERA DE ESTAS PLATAFORMAS:

Todo remake encuentra a su hater de turno. Es normal porque cada cual idealiza sus pelis favoritas pese a la evidencia de que el séptimo arte siempre gana con más y mejores medios. Pero quien escribe nunca vió la película original y así el disfrute no queda condicionado por nada.

Una pel√≠cula en la que descubrimos a una Blanchett con una cierta vis c√≥mica que quiz√°s le supusiera alg√ļn esfuerzo a√Īadido para su fisonom√≠a y sus gestos m√°s tendentes a aspectos de hondo dramatismo. Pero con su don camale√≥nico todo acaba empastando en su interpretaci√≥n de 10. Despu√©s de representar a personalidades de la vida real en sus debidas adaptaciones al cine, todo era posible para ella.

Acompa√Īarse de Bradley Cooper, con su rictus picaresco de f√°cil mimetizaci√≥n con todo papel con un punto a canalla moderno, ayuda para una caracterizaci√≥n ajustada a necesidad. Entre ambos se cobran una factura perfecta del remake que no invita a descubrir originales porque no deja huecos ni lagunas.

En eso que indic√°bamos antes como gran virtud de Blanchett, su capacidad inabarcable para la mutaci√≥n, en esta peli hace gala en diferentes momentos. Sofisticaci√≥n o histrionismo. La femme fatale o la mujer al borde del ataque de nervios (prepar√°ndose quiz√°s para Almod√≥var ūüėČ Variaciones conducidas a la perfecci√≥n por esta actriz de alt√≠simos vuelos.

5/5 - (3 votos)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No copiar