3 mejores libros de mitología griega

Sin duda alguna tienen mucho m√°s encanto las culturas griega o romana (la segunda gran importadora de la primera), con sus dioses, sus h√©roes y sus viajes por un mundo a√ļn desconocido que otras monoteistas y simplistas (vease mismamente nuestras raices cat√≥licas o las musulmanas, uniformadoras y radicalizantes en ocasiones…)

En los √ļltimos d√≠as del mundo antig√ľo (la Antig√ľedad cl√°sica) nace un legado cultural, social, pol√≠tico y econ√≥mico que es basamen de todo. Curioso es el caso de que frente a ese poder√≠o finalmente las nuevas religiones se encargaran de echar por tierra el vasto imaginario de los Olimpos y sus designios sobre los humanos para acabar estableciendo a profetas √ļnicos: Jes√ļs o Mahoma, y a Dios o Al√° como los entes difusos (el tri√°ngulo como Ojo de la Providencia en lo cat√≥lico u otros e irrepresentable en el caso musulm√°n).

La cuestión, que me voy por las ramas, y hablando claro, es que la Biblia resulta un panfleto en lo literario frente a la riqueza mitológica de griegos y romanos con su historia de la humanidad en fascículos divividos entre Iliadas, Odiseas y aventuras trágicas varias. Aventuras que también nos acercan a un riquísimo mosaico de dioses en su jardín de las delicias particular, a sus hijos bastardos, a los semidioses, a los héroes en los que buscar reflejo y toda suerte de tragedias o historias con moraleja sobre el bien y el mal que abruma en su exuberancia argumental.

Autores actuales como Irene Vallejo recuperan, si es que alguna vez perdimos, aromas a todo aquellos mundos que sustentan nuestra cultura con un conocimiento de lo humano que sorprende e invita a considerar sin g√©nero de dudas que Nihil sub sole novum, o sea, que nada hab√≠a ya nuevo bajo el sol para estos sabios, por lo menos en cuanto a la condici√≥n humana representada en tan vasto imaginario literario…

Top 3 libros recomendados de la mitología griega

Odisea

Héroe de héroes, Ulises tiene un mayor encanto que Aquiles (a mi entero parecer). Porque la bellísima metáfora del viaje, del reino perdido, de las ausencias y penurias, de las tentaciones, de la oscuridad y la soledad. En la capacidad de Ulises para sobreponerse a todo lo marcado por esa fatalidad hecha prueba vital reside toda noción actual de resiliencia. Sin un héroe como Ulises no se podrían haber forjado nociones tan humanamente necesarias como es esa superación de la peor tragedia.

Las andanzas y aventuras del Odiseo griego, vividas en el lapso de diez a√Īos que dur√≥ su regreso al hogar tras una activa participaci√≥n en la guerra de Troya, conforman la apretada trama, casi novelesca, de uno de los grandes monumentos de nuestro patrimonio intelectual. Probablemente compuesta a fines del siglo VIII a.C., la Odisea nos adentra en un mundo real, el Mediterr√°neo antiguo, pero repleto de peligros y poblado por seres fabulosos: magas, ninfas, gigantes, monstruos‚Ķ

Los avatares marinos del héroe en esta segunda gran epopeya griega alejan a Odiseo (Ulises desde los romanos) de los escenarios de la épica, para situarlo en un ámbito fantástico, más próximo al mundo maravilloso de los cuentos de misterio.

Odisea, de Homero

Antígona

Lo trágico es trascendente porque apunta a la muerte, al final, a una posible, o no (pero al fin y al cabo misterioso), elevación de lo que somos a otro estado incorpóreo. Y sin embargo el dolor que precede a toda esa noción de lo humano como finito es muy mundano, muy aferrado a las lágrimas que no germinan vida en la tierra. Sófocles era el mejor narrador de esas tragedias en las que el hombre antiguo despachaba su particular frío de vivir, como diría aquel.

Entre las siete tragedias de Sófocles (c. 496-406 a.C.) que se han conservado completas, Antígona ocupa sin duda un lugar privilegiado. Como figura heroica la trascendencia de la protagonista ha propiciado innumerables relecturas a lo largo de los siglos (con una excelente acogida en el teatro contemporáneo) y ha dado pie a especulaciones filosóficas de todo pelaje.

El personaje, encarnaci√≥n del conflicto entre individuo y sociedad, lo consiente y lo aviva. Creonte, rey de Tebas, impone la prohibici√≥n de dar sepultura a Polinices, alzado contra el estado y muerto en lucha fratricida. Ant√≠gona, contraviniendo esas √≥rdenes expl√≠citas, arroja un pu√Īado de tierra sobre el cad√°ver de su hermano, proporcion√°ndole as√≠ un enterramiento simb√≥lico.

Antígona

Ilíada

Ulises mantiene un fascinante equilibrio entre lo fantasioso y lo trágico, Aquiles es más claramente épico aunque en su trasfondo también hay lecturas de lo humano extrapolables a todo momento. La Iliada es la historia de historias en torno a la culpa y el odio que es capaz de albergar el ser humano desde sus ambiciones frustradas. Las guerras son basicamente eso, la de Troya perfila en cada personaje, desde Aquiles hasta Héctor, pasando por Agámenon o Patroclo todo el abanico de voluntades que nos mueven al conflicto y la guerra.

Unos pocos d√≠as antes del √ļltimo de los diez a√Īos que dur√≥ el asedio de los aqueos a la ciudad de Troya, proporcionan el marco cronol√≥gico a los acontecimientos narrados en la Il√≠ada, el poema m√°s antiguo de la literatura occidental.

Producto de una larga tradici√≥n oral, la epopeya, como advierte su autor en el primer verso, relata la historia de las consecuencias de una pasi√≥n humana. Aquiles, encolerizado por el ultraje de Agamen√≥n, que como caudillo de la expedici√≥n griega le ha arrebatado a Briseida, su parte del bot√≠n, decide retirarse del combate. Pero no tardar√° mucho en volver a √©l, con furia renovada, a ra√≠z de la muerte de su compa√Īero Patroclo a manos de los troyanos.

Iliada, de Homero
Valorar post

4 comentarios en ¬ę3 mejores libros de mitolog√≠a griega¬Ľ

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No copiar