Purgatorio, de Jon Sistiaga

Es muy probable que lo peor no sea el infierno y que el cielo no sea para tanto. Ante la duda puede incluso que el purgatorio tenga un poco de todo para quien no se acabe por decidir. Algo de anhelos imposibles o de miedos obsesivos; de pasiones sin piel con la que disfrutarla y de animadversiones hechas callo.

Aunque en ocasiones no hace falta llegar al purgatorio para bordear esas nociones. Porque puede llegar un tiempo en el que se está en este mundo sin ubicarse jamás ni sentir lo más mínimo. Y como el ángel caído, nada peor que un ser humano desheredado de su cacho de paraíso…

Bajo el paraguas de tanta literatura y cine para transportarnos a la crudeza del terrorismo, Sistiaga emula a Aramburu, pero solo en una parte escenográfica. Porque lo bueno de la literatura es que nunca, jamás, se puede contar la misma historia por dos narradores diferentes.

Hace treinta y cinco años, Imanol Azkarate fue secuestrado y ejecutado, pero sus dos asesinos nunca fueron detenidos ni identificados. Uno de ellos, Josu Etxebeste, conocido restaurador guipuzcoano, guardó todas las cartas y dibujos que hizo el secuestrado durante el cautiverio. Ahora, ha decidido confesar su crimen y dar todo ese material a Alasne, la hija de la víctima, y entregarse al comisario Ignacio Sánchez, el policía que investigó el secuestro. Sin embargo, Josu solo confesará si Sánchez reconoce a su vez que fue un despiadado torturador. Mientras pugnan por conciliar su pasado armado con un presente sin rencor ni violencia, los resortes durmientes de la Organización se movilizan. Antiguos militantes que, como Etxebeste, nunca fueron detenidos y que no tienen ninguna intención de confesar y cambiar sus cómodas vidas en la Euskadi del posconflicto tratarán de detener ese acercamiento por todos los medios posibles.

Purgatorio, la extraordinaria primera novela del periodista y reportero de investigación Jon Sistiaga, retrata un País Vasco donde las culpas no se entierran ni se esconden, sino que afloran y se reconocen. Habla de una tierra sembrada de armas oxidadas en zulos abandonados, de traiciones, lealtades y secretos atroces, de terroristas arrepentidos, terroristas orgullosos y víctimas que no pueden cerrar su duelo. Purgatorio es también un tenso thriller que mantendrá al lector en vilo hasta la última página, pero es, sobre todo, ese lugar donde se debe reconocer el mal hecho y tratar de sanarse.

Ya puedes comprar la novela «Purgatorio», de Jon Sistiaga, aquí:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No copiar