Netflix o Amazon Prime. Esa es la cuestión…

Aparquemos los libros y hablemos hoy de cine o de las nuevas formas de entender el cine hasta que la normalidad buena, la de antes, regrese por sus fueros…

Por suerte la pandemia no se ha llevado también el cine por delante y ha sido otra válvula de escape en lo cultural gracias al streaming y a sus grandes plataformas como Netflix o Amazon Prime Video. Elegir una u otra se puede hacer prácticamente a ciegas, porque la novedad que te ofrezca una siempre encuentra réplica en la otra. Si acaso, puedes lanzarte con más seguridad a la típica prueba de Amazon de 30 días y así no pagas nada si es que finalmente no te decides, además de contar con el añadido de Amazon Music y el Prime para envíos…

En la competición surge ese pique hacia la excelencia, la oportunidad o el ingenio, como quiera llamarse. Y pese a que Netflix arrancó con ventaja en el mundo del streaming con palomitas en casa, Amazon Prime Video va poco a poco haciendo ese proselitismo del marketing cruzado donde te ofrece música, video y servicio de paquetería gratis, todo en uno.

Yo la verdad es que empecé con Netflix. Y la exprimí en el confinamiento como si no hubiera un mañana, desde El Hoyo hasta Hogar, Fractura… películas sorprendentes con un punto de ciencia ficción distópica, thrillers, acción.

El problema era no perder el tiempo eligiendo y en pocas ocasiones dejé alguna peli a medias. Y el acierto es que Netflix pesca maravillas en océanos donde nadie podía sospechar, como las novelas de autores tan dispares como Elisabet Benavent o Walter Tevis

Luego está lo de los críos, que los puedes tener entretenidos un buen rato con los capítulos de la serie de dibujos o de entretenimiento infantil más afamadas del mundo. Vamos, 6 euritos divinamente invertidos.

Eligiendo que es gerundio

Aunque en casa todo cambió con el descubrimiento de Amazon Prime Video. Porque fue así, casual. Para Navidad me di de alta en el típico periodo de prueba Prime para enviar los regalos (es lo que nos queda en tiempos de la Covid, pocas reuniones y mucho online hasta para los regalos). Sin comerlo ni beberlo me di cuenta de que tenía incluídos los packs de Music y Video. Ahí ya sí que lo de suscribirte mes a mes tenía mas sentido para conseguir un tres en uno.

Tiene sentido que entren como elefantes en cacharrería estos de Amazon Prime Video, porque tienen mucho trabajo pendiente para comerle la tostada al gigante Netflix y tira la casa por la ventana con el gancho cruzado de sus diferentes servicios todo en uno. Así que échalo un ojo, no te marees, a su amplio repertorio y lánzate a disfrutar de cine por 30 días gratis. Luego si eso ya eliges… 😉

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.