3 mejores libros de Isaac Bashevis Singer

El más reconocido de los hermanos Singer focaliza ese respeto reverencial hacia la literatura en lengua yidis, una literatura suspendida en el tiempo, en ese siglo XX cúlmen de la persecución y el antisemitismo de punta a punta de Europa y del mundo.

Después llegaron muchos otros narradores de remotas evocaciones judías pero ya en otros idiomas, como Philip Roth o hasta Paul Auster. Pero esa narrativa que aún en su traducción mantiene un aroma a idiosincrasia judía se quedó anclada en postreros y gloriosos representantes como los hermanos Singer, encabezados por Isaac.

Sus libros se contemplan cono tras un cronovisor milenario del mundo desde los espíritu errantes movidos por los anhelos más esenciales de liberación. Nada más defendido a ultranza que lo sentido como propio cuando se es despojado de todo. Ningún empeño más fuerte que la perseverancia en la identidad cuando ésta se ve amenazada de muerte.

Es el sino del ser humano reflejado perfectamente en el devenir judío y en su lengua. Por eso leer a Isaac Bashevis Singer es algo más que un simple ejercicio de lectura.

Top 3 libros recomendados de Isaac Bashevis Singer

La familia Moskat

“Ser” no es “estar”, como se empeña muy acertadamente en diferenciar el idioma español. De hecho un concepto se encuentra a años luz del otro, como orbitando en unas posibles antípodas del universo. El hecho judío en la historia es ese “ser” indestructible que encontramos en esta novela de generaciones que son tan dispares como idénticas pese a los cambios para bien o para fatal.

Porque más allá del espacio donde “se está”, muy por encima de todos los daños procurados e intentos de exterminación, siempre queda el ser, en este caso, ser judío.

La familia Moskat es una magnífica crónica de los judíos de Varsovia desde principios del siglo XX hasta el momento en que los nazis se disponen a ocupar la ciudad en 1939: la evocación de una sociedad y una cultura que serían arrasadas, antes de la catástrofe.

En ella aparecen todas las capas de una sociedad compleja poblada por fuertes personalidades: filósofos místicos, hombres de negocios, sionistas acérrimos, rabinos tradicionalistas, pintores marginales. El retrato de esta civilización, a caballo entre costumbres ancestrales y la modernidad, es de una gran riqueza, tanto por la diversidad de personajes de varias generaciones como por la intensidad con que son descritos.

clic libro

El esclavo

Incluso la tradición más asumida e interioridad de un autor como Isaac Singer puede ser enfrentada en la novela a sus contradicciones más marcadas. En esta novela histórica, quizás más pretérita aún para hacer más visible el contraste, nos sumergimos en la cristalina ilusión del ser humano por hacer que todo fluya como el cauce de un río en primavera. Salvo porque nadie es capaz de observar el río pasar sin añorar ese baño que nunca se volverá a repetir y que se pretende negar a los demás.

Cientos de comunidades judías han sido destruidas por los cosacos ucranianos en la Polonia del siglo XVII. Jacob, un hombre culto y piadoso, habitante de la ciudad de Josefov, huye de las matanzas, pero es apresado por unos bandoleros y luego vendido como esclavo a un granjero en un pueblo enclavado en las montañas.

Es allí, ya convertido en un mozo de establo, donde conoce a Wanda, la hija de su amo, de quien se enamora perdidamente. Pero las leyes de la época, tanto las de los polacos como las de los judíos, impiden el amor de ambos y también su casamiento.

El esclavo es una asombrosa novela que retrata con vehemencia las tribulaciones de un hombre que busca escapar de las toscas ataduras que lo sujetan.

clic libro

Cuentos

Siempre lo digo. Todo escritor debe verse enfrentado al relato o al cuento. Los hay que lo asumen como el reto natural, como el proceso hacia narraciones más extensas. Otros en cambio llegan después, como apeadero temporal hasta la siguiente novela o ensayo.

En el caso de Singer el relato transitó en paralelo, con esa naturalidad de quien solo lo hace por contar historias.

Una antología de cuarenta y siete relatos seleccionados por el autor, el gran representante de la literatura yiddish, que incluye sus cuentos más célebres: “Gimpel, el tonto”, “El Spinoza de la calle Mercado” y “Un amigo de Kafka”, entre otros.

Los cuarenta y siete relatos de la presente antología, seleccionados por el propio Bashevis Singer entre un total de casi ciento cincuenta, comprenden los incluidos en la primera y ahora clásica recopilación “Gimpel, el tonto”, de 1957, más los publicados hasta 1981.

Dentro de esta antología se hallan cuentos sobrenaturales como “Táibele y su demonio” y “El violinista muerto”; estampas realistas de la vida en Varsovia y en los shtétlej de la Europa del Este, como los clásicos «Un amigo de Kafka» y «El Spinoza de la calle del mercado»; así como «Viejo amor» y «El reencuentro», que nos hablan de los judíos desplazados desde aquel viejo mundo al nuevo, desde el East Side de Nueva York a California y Miami.

Unos relatos que dan cuenta de los mitos y la cosmovisión de una cultura que fue aniquilada durante la Segunda Guerra Mundial. Estas páginas transcurren en un universo sobrenatural, salvaje, entrañable a la vez que perturbador, que se nutre tanto de la tradición oral de la vida de las comunidades judías de la Polonia rural en los años previos al estallido de la guerra, como de las más oscuras obsesiones y preocupaciones de la mente prodigiosa de su autor.

clic libro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.