Los mejores libros de Hernán Díaz

Promesa hecha realidad de facto. Lo de Hernán Díaz con su premio Pulitzer de novela 2023, exaequo con Barbara Kingslover, supone un asalto directo a las cumbres de la literatura internacional. Para ello tan solo ha tenido que pertrecharse de dos novelas (grandes novelas eso sí) con las que de momento nos traslada a dispares escenarios pasados made in USA que quizás de manera conjunta conformen una perfecta presentación del Estados Unidos actual.

Mezclando una noción intimista, que alcanza la intención más psicológica, con un claro interés sociológico, todo lo que transcurre en las obras de Hernán Díaz consigue ofrecérsenos como la mezcla perfecta, el cóctel narrativo capaz de satisfacer los paladares de quienes buscan un interés antropológico desde la ficción histórica así como a aquellos que buscan historias de personajes en la epopeya de la existencia más trepidante.

En cierta forma inclasificable más allá de aterrizar en una época u otra, quizás porque su obra acaba de despegar y aún no disponemos del conjunto, de la visión con perspectiva. Mientras tanto, cada novela que vayamos descubriendo nos irá atrapando como el detalle de las escena dentro del gran mosaico. Porque el imaginario de un escritor como Hernán Díaz se acaba desplegando con el primor del detalle, con el gusto de la pincelada. Uno autor muy a tener en cuenta.

Top novelas recomendadas de Hernán Díaz

Fortuna

Toda búsqueda de un destino es un giro de la ruleta de la fortuna. Voluntad y capricho, intención y casualidad. Todo transcurre, más aún en un mundo en eclosión de vanidades, como una apuesta entre ambiciones, sueños, envidias, culpas… esas sensaciones de lo humano que se componen también desde las contradicciones a cabalgar. Más aún cuando se nos abre el mundo de la mismísima creación literaria como juego de luces y sombras, de espejos de imagen precisa o deformantes, según la realidad se pueda abordar con mayor o menor subjetividad.

En los triunfales años veinte, Benjamin Rask y su esposa Helen dominan Nueva York: él, un magnate financiero que ha amasado una fortuna; ella, la hija de unos excéntricos aristócratas. Pero a medida que la década se acerca a su fin, y sus excesos revelan un lado oscuro, a los Rask empiezan a rodearlos las sospechas…

Ese es el punto de partida de Obligaciones, una exitosa novela de 1937 que todo Nueva York parece haber leído y que cuenta una historia que puede, sin embargo, contarse de algunas otras formas. Hernán Díaz compone en Fortuna un magistral puzle literario: una suma de voces, de versiones confrontadas que se complementan, se matizan y se contradicen, y, al hacerlo, ponen al lector ante las fronteras y los límites entre la realidad y la ficción, entre la verdad –acaso imposible de encontrar– y su versión manipulada.

Fortuna explora los entresijos del capitalismo americano, el poder del dinero, las pasiones y las traiciones que mueven las relaciones personales y la ambición que todo lo malea.

He aquí una novela que, mientras recorre el siglo XX, atrapa al lector en la primera página y no lo suelta hasta la última, manteniéndolo en permanente tensión gracias al fascinante juego literario que propone, repleto de sorpresas y giros inesperados.

Fortuna, de Hernán Díaz

A lo lejos

Siempre está bien encontrarse con autores atrevidos, capaces de asumir la tarea de contar historias diferentes, mucho más allá de etiquetas manidas como «disruptivo» o «innovador». Hernán Díaz presenta esta novela con esa frescura incontestable de quien escribe algo porque sí, con intención transgresora en fondo y forma, sintonizando mágicamente con los tiempos extraños que vivimos.

En lo argumental Díaz toma unos derroteros entre lo fabuloso y lo alegórico pero siempre entremezclado con el realismo crudo que marca su escenografía western, un viaje a la inversas de costa a costa de Estados Unidos como excusa para una aventura cargada de simbolismo.

Se me antoja en el estilo al reciente boom literario español Jesús Carrasco. Rica ambientación favorecida por la exuberancia de detalles y la suma de impresiones casi físicas. Solo que luego cada cual acaba escribiendo con esa deliciosa anarquía de los nuevos narradores empeñados en hacer crónica de cualquier tiempo, tomando prestado el imaginario saturado de nuestra época frenética.

Håkan Söderström, conocido como «el Halcón», un joven inmigrante sueco que llega a California en plena Fiebre del Oro, emprende una peregrinación imposible en dirección a Nueva York, sin hablar el idioma, en busca de su hermano Linus, a quien perdió cuando embarcaron en Europa.

En su extraño viaje, Håkan se topará con un buscador de oro irlandés demente y con una mujer sin dientes que lo viste con un abrigo de terciopelo y zapatos con hebilla. Conocerá a un naturalista visionario y se hará con un caballo llamado Pingo.

Será perseguido por un sheriff sádico y por un par de soldados depredadores de la guerra civil. Atrapará animales y buscará comida en el desierto, y finalmente se convertirá en un proscrito. Acabará retirándose a las montañas para subsistir durante años como trampero, en medio de la naturaleza indómita, sin ver a nadie ni hablar, en una suerte de destrucción planeada que es, al mismo tiempo, un renacimiento. Pero su mito crecerá y sus supuestas hazañas lo convertirán en una leyenda.

A lo lejos, Hernán Díaz
Valorar post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No copiar