Los 3 mejores libros de Graziella Moreno

Entre sentencia y sentencia, Graziella Moreno mancha sus puñetas con la tinta negra de su vocación literaria. Tramas de suspense que elabora tan pronto acercándose a John Grisham como rompiendo hacia otros maridajes de géneros dispares. Versatilidad desde una necesidad por volcar en la narrativa toda suerte de inquietudes.

El resultado es ya una notoria carrera literaria que equilibra el noir con aspectos de concienciación social. Porque no hay crimen sin víctima y eso bien lo puede saber una jueza. La persona que tiene que encontrar el equilibrio justo entre las garantías procesales debidas y la querencia maquiavélica que en ocasiones nos asalta frente a los asuntos más gravosos.

Quizás por ahí viniera una vena literaria que como digo nos conduce por investigaciones entre lo truculento y lo ominoso, en busca de la resolución del caso de turno a la par que presentando ese necesario deje de esperanza que puede quedar en un simple destello de humanidad del personaje de turno más insospechado.

Top 3 novelas recomendadas de Graziella Moreno

Los animales de ciudad no lloran

Un posible apelación al anonimato hasta lo alienante de las grandes urbes. Lugares donde la vorágine y el frenesí diario aparcan los sucesos más inquietantes, dejándolos en meras noticias que solo perturban unos instantes. Justo antes de reemprender la marcha entre las calles atestadas de gentes.

¿Quién es Nadia Linde? Una chica indefensa que denuncia a su amante, Enrique Rosado, dueño de un imperio hotelero, por haberla agredido y amenazado con un cuchillo. Olivia Marimón, su abogada, cree en ella y está dispuesta a demostrar ante el juez que dice la verdad. Víctor Bedia, el abogado de Enrique Rosado, se esforzará en probar la inocencia de su cliente.

Olivia y Víctor, antiguos compañeros de facultad, descubrirán que el caso que ha vuelto a unirles es mucho más sórdido de lo que parece, y que los llevará a recorrer un camino del que no saldrán indemnes. Una novela sobre el poder, el amor, la ambición y las debilidades humanas. Una trama legal inspirada en el día a día de los juzgados. Porque para algunos, la justicia, la de verdad, es personal.

Los animales de ciudad no lloran

El salto de la araña

Las mejores historias negras parten o apuntan a esa tragedia inesperada. Porque así se nos despierta la sensación de que podría ocurrirnos a cualquiera. Las casualidades nos asoman a abismos. Un accidente inesperado que nos ubica en el peor sitio imaginable en el momento menos deseado…

¿Cómo llegaron Javier y Alba hasta aquí? ¿Dónde comenzó todo? ¿Qué ocurrió entre ellos para que una noche de agosto del 2018 la policía entrara en su casa de Vilafamés (Castellón) a detenerlos? ¿Dónde y cuándo se truncó la magia de la vida y se fraguó la tragedia?

Javier, que ahora aguarda en el barrio barcelonés del Carmel los días previos al juicio contra él y Alba, decide a través de sus recuerdos explorar en su interior el recorrido vital que los llevó a la tragedia. De Alba, tiene pocas o ninguna noticia, sus vidas quedaron truncadas aquella noche de agosto en Vilafamés, ¿o ya se había roto antes?

Con la ayuda de Dani, su mejor amigo de la infancia, y los silencios de un barrio donde todos se conocen, Javier rememora y escribe su historia, y nos revela que la vida a veces te da mucho más que sorpresas, como predica la canción de Rubén Blades.

Realidad y ficción se entrelazan en esta novela escrita en primera persona, una historia de gente corriente en la que podemos reconocernos. ¿Quién no ha querido volver sobre sus pasos y deshacer lo hecho? Desde la sinceridad y la perspectiva que da relatar lo vivido, Graziella Moreno nos habla del amor, de la amistad, de la vulnerabilidad, de la culpa y del perdón. Porque asumir nuestros errores nos ayuda a entender quiénes somos. Porque no siempre hay segundas oportunidades. O tal vez sí.

El salto de la araña

Invisibles

Novelar con conocimiento de causa sobre los submundos resulta hiriente para la conciencia social. Pero siempre es interesante hacerlo para desnudar esas miserias a las que nadie quiere mirar. Lo trágico tiene un magnetismo como de fuerza centrípeta. Una energía que se va posicionando como un ciclón sobre el epicentro de las personas que solo pueden entregarse a la perdición.

Barcelona. La noche del 25 de octubre de 1992, la vida de Miguel Montero, un chico de doce años, cambiará para siempre. Veintiséis años después, las heridas siguen abiertas porque el pasado nos convierte en lo que somos.

Barcelona. Primavera del 2018. Sara, Simón y Pablo, con muchos motivos para no mirar hacia atrás y muy pocos para seguir adelante, recorrerán la ciudad en busca de respuestas a las inexplicables desapariciones de mujeres que nada tienen en común; ni la edad, ni la profesión, ni siquiera sus trayectorias vitales coinciden, hermanadas sin embargo, en un trágico destino.

Sara, una policía expedientada, a la espera de conocer su sanción, encontrará en esta búsqueda un motivo para probarse a sí misma, pero ello conllevará consecuencias: descubrir una realidad terrible que se esconde a la vista de todos. Porque hay personas a las que nadie echa de menos, a las que nadie busca y que, allí donde estén, esperan ser halladas.

Basada en hechos reales, los protagonistas de esta historia deberán asumir sus vidas para poder encarar el presente, porque la verdad es incómoda, y la mayoría preferimos mirar hacia otro lado, aunque eso no nos garantiza que deje de existir. En el 2017, figuraban en el sistema de Personas Desaparecidas y Restos Humanos sin identificar un total de 6.053 personas. A mediados del 2018, ya se había superado esa cifra. Una media de 38 al día.

Invisibles, Graziella Moreno

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.