Los 3 mejores libros de Gabriela Wiener

Un editor me comentaba en alguna ocasión que para escribir bien hacia falta dos cosas. En primer lugar, no exento de sorna, indicaba que había que saber escribir. En segunda instancia había que escribir de verdad. Lo primero para él era casi como un don, como una virtud traída en los genes. Respecto a lo segundo se refería a que no se puede uno andar con remilgos pensando en el qué dirán por caracterizar al personaje de una u otra forma o por abordar una escena de la manera que fuere.

Gabriel Wiener cubre ambos aspectos con esa seguridad de saber escribir bien y querer escribir de verdad. De ahí que lo de dar verosimilitud a lo que transcurre en sus novelas con tintes de biografía o relatos, viene ya por descontado. Solo así se puede narrar liberada de todo, con un firme pulso narrativo y un transcurso de acontecimientos lacerantes incluso para según qué morales.

Pero es que literatura es conmover o sucumbir a fórmulas manidas. En la alternancia entre todo tipo de literaturas está la gracia. Y ciertamente solo desde una visión entre trágica y cómica de la vida, según el momento del protagonista de turno que ocupa este mundo, pueden convivir alegría y tristeza sobre el absurdo de todo.

Top 3 libros recomendadas de Gabriela Wiener

Llamada Perdida

Una llamada perdida siempre apunta a algo importante que se queda sin decir. Devolvemos la llamada con la esperanza de que aún no sea demasiado tarde para recibir el mensaje. Esta es la llamada perdida de una autora anhelante por despertar conciencias a base de insistentes tonos de llamada.

Gabriela Wiener escribe sobre quién es y sobre lo que vive, y lo hace con un lenguaje y una sinceridad sorprendentes. En estos relatos autobiográficos cargados de ironía y humor nos invita a sumergirnos en el mundo y la mirada de una mujer que lucha contra sus demonios cotidianos. Aborda temas como la emigración, la maternidad, el miedo a la muerte, la soledad de los cuartos de hotel, la fealdad, los tríos, el misterioso número once, el alejamiento de los amigos…

El día a día aparece como un todo complejo y rico dispuesto a revelarse de inmediato. ‘No solo me meto en espacios o situaciones al fiel estilo del periodismo gonzo, sino que revelo mis temores, mis falencias, mis sesgos y limitaciones. No tengo miedo de parar el relato de lo que veo para hacerlo […]. Creo que lo más honesto que puedo hacer literariamente es contar las cosas como las veo, sin artificios, sin disfraces, sin filtros, sin mentiras, con mis prejuicios, obsesiones y complejos, con las verdades en minúscula y por lo general sospechosas.’

CLIC LIBRO

Nueve lunas

Cuando Confucio abordó su libro de las mutaciones jamás podía imaginar lo que una mujer puede contar al respecto de mutar de verdad, de ajustar su cuerpo y sus emociones al hecho de traspasar un periodo como el embarazo donde todo cambia a la fuerza en un proceso tan mágico desde lo humano como épico desde las vivencias propias de la mujer.

Dicen que las náuseas del embarazo son la respuesta al agujero negro emocional que se abre al saber que serás madre. Cuando Gabriela Wiener lo supo a sus treinta años reaccionó como buena cronista kamikaze y se lanzó a explorar la fuerza gravitatoria de la gestación: no hay experiencia más «gonzo» que el embarazo.

Wiener escarba siempre donde pocos quieren buscar y comparte sin pudor ni alarde sus hallazgos. En este recorrido desinhibido por las grutas del embarazo y la maternidad, la materia se expande y la duda acecha: ¿el amor maternal puede con todo?, ¿qué hago aquí, qué espero de todo esto?, ¿qué lleva a alguien ansiar convertirse en madre?

Esta lectura es un parto sin anestesia, un relato contra la cursilería y la frivolización que narcotizan a las embarazadas ante el «milagro de la vida». Aquí no hay magia ni almíbar; hay pornografía, abortos, pisos pequeños y una madre joven que lucha contra la precariedad lejos de su país. Porque ésta es también la historia de una migrante que llegó a España sin que a nadie le importara lo que había logrado en el hemisferio sur.

Han pasado diez años desde su publicación y Nueve lunas sigue siendo un testimonio que conjuga como pocos el terror, la belleza y las paradojas de la propagación de la especie. En esta edición revisada y ampliada, la autora dirige una carta a sus hijes para contarles cuánto ha cambiado todo y cuántas cosas por desgracia no cambian nunca.

Huaco retrato

Un huaco retrato es una pieza de cerámica prehispánica que buscaba representar los rostros indígenas con la mayor precisión posible. Se dice que capturaba el alma de las personas, un registro que ha sobrevivido oculto en el espejo roto de los siglos.

Estamos en 1878, y el explorador judío-austriaco Charles Wiener se prepara para ser reconocido por la comunidad académica en la Exposición Universal de París, una gran feria de «progresos tecnológicos» que cuenta entre sus atracciones con un zoo humano, culmen del racismo científico y del proyecto imperialista europeo. Wiener ha estado cerca de descubrir Machu Picchu, ha escrito un libro sobre el Perú, se ha llevado cerca de cuatro mil huacos y también un niño.

Ciento cincuenta años después, la protagonista de esta historia recorre el museo que acoge la colección Wiener para reconocerse en los rostros de los huacos que su tatarabuelo expolió. Sin más equipaje que la pérdida ni otro mapa que sus heridas abiertas, las íntimas y las históricas, persigue las huellas del patriarca familiar y las de la bastardía de su propia estirpe -que es la de muchos-, la búsqueda identitaria de nuestro tiempo: un archipiélago de abandonos, celos, culpas, racismo, vestigios fantasmales ocultos en las familias y la deconstrucción de un deseo tercamente anclado en un pensamiento colonial. Hay temblor y resistencia en estas páginas escritas con el aliento de quien recoge los pedazos de algo que se rompió hace tiempo, esperando que todo vuelva a encajar.

CLIC LIBRO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.