Los 3 mejores libros de Sergi Pàmies

No siempre nos fijamos en los traductores, esos que aparecen entre los créditos de los libros de nuestros autores favoritos. Pero hete aquí que lo de Pàmies en sus tareas de traducción de la inagotable Amelie Nothomb resulta tan notorio que acaba por llamar la atención. Y un día te animas a darte una vuelta por la obra del traductor.

Sergi P√†mies no es tan prol√≠fico como la Nothomb. Quiz√°s porque con traducir a tan fren√©tica autora ya tiene Sergi bastante faena. Y aun con eso, Sergi acaba por bru√Īir hasta el m√°s intenso brillo sus obras, con esa meticulosidad del traductor, afanado en esta ocasi√≥n en ser lo m√°s fiel posible con su propio imaginario.

Cuentos y relatos para colorear el boceto de una realidad pese a ello siempre carente de vida. En esta tarea anda enfrascado, siempre que puede, Sergi P√†mies. Vol√ļmenes de intrahistorias comprometidas con el relato m√°s intimista, tirando del universo que cada personaje lleva dentro para componer en el cosmos resultante la vida m√°s plena. Personajes que se mueven entre grandes ficciones y peque√Īas fantas√≠as, como todos hacemos…

Top 3 libros recomendados de Sergi Pàmies

Si te comes un limón sin hacer muecas

Aprendemos a sobreactuar comiendo un lim√≥n a bocados. O tambi√©n pelando cebollas bien de cerca. Nuestra fisonom√≠a m√°s significativa cambia no a impactos sino a sensaciones. Como los personajes de este volumen, que pueden adoptar una mirada cargada de siglos en un instante de p√©rdida, o que pueden brillar como el ni√Īo que descubre su primer regalo de reyes.

Si te comes un lim√≥n sin hacer muecas combina situaciones cotidianas y fant√°sticas que profundizan en emociones comunes con las que re¬≠sulta f√°cil identificarse. El amor no correspondido, la desconfianza, las dependencias familiares, el exceso de soledad o de compa√Ī√≠a y los deseos insatisfechos son al¬≠gunos de los elementos que caracterizan este libro.

Con una mirada irónica, incisiva y contenida, Sergi Pàmies re­trata las servidumbres de unos personajes vulnerables, esclavos de unas circunstancias que, al igual que los li­mones, tienen el contradictorio poder de ser ácidas y re­frescantes al mismo tiempo.

Si te comes un limón sin hacer muecas

A las dos ser√°n las tres

Hay cambios que suceden de la manera más innecesaria y gratuita. Salir de la zona de confort existencial puede ser la más indebida de las decisiones, algo así como forzar que a las dos sean las tres porque sí. Después siempre llegan las consecuencias, con su sensación de desatino cuando se descubre que siempre, siempre, algo se pierde. Y que nunca, nunca lo ganado acabará por compensar eso otro perdido.

En los cuentos de A las dos serán las tres los límites entre la ficción y los géneros se difuminan: lo que de entrada parece una revisión autobiográfica acaba por convertirse en un juego donde la fantasía tiene un papel fabulador, siempre al servicio de una narrativa que galopa constantemente entre la ironía más perspicaz y su capacidad para hacer frente a los fracasos y las experiencias cotidianas.

Fiel a su voz y estilo inconfundibles, los diez cuentos que conforman este libro se asemejan a diez confesiones íntimas: conviven aquí, por ejemplo, un autor que investiga la relación implícita que hay entre su primera experiencia sexual y su primer ejercicio literario, un padre que le pide a su hijo que lo introduzca en el universo de las aplicaciones para ligar, un dramaturgo con tendencias depresivas que debe enfrentarse a la trágica historia de la muerte de su abuela o una pareja que pretende decirse lo mucho que se quiere y acaba por decirse, sin quererlo, todo lo contrario.

A través de su prosa diáfana, elegante y elocuente, Pàmies profundiza en el dominio de la delicadeza y la digresión, con una mirada resignadamente incierta sobre el paso del tiempo.

A las dos ser√°n las tres

El arte de llevar gabardina

Quiz√°s venga por aquello del detalle, del colof√≥n que cierra con arte cualquier √ļltima p√°gina de papel o de vida. La gabardina no es una prenda para llevar como si tal cosa, es poco menos que la capa del h√©roe m√°s mundano. Y toca ser h√©roes d√≠a s√≠ y d√≠a tambi√©n. Mejor ajustar bien la gabardina para convertir en gloriosa despedida el final de cada escena.

Concebidos como un concentrado de memoria, emoción y placer narrativo, los trece cuentos de El arte de llevar gabardina confirman la capacidad de observación y el dominio de la distancia corta de Sergi Pàmies.

Con un estilo cada vez más depurado, en el que los sentimientos y los detalles son protagonistas, el libro combina episodios de infancia, retrata la vejez de sus padres, reflexiona sobre el romanticismo de la decepción o el pánico de estar a la altura de las expectativas de los hijos.

De la perplejidad individual de la adolescencia a las cicatrices colectivas del siglo XX (los atentados del 11-S, la Transici√≥n espa√Īola, la fratricida ca√≠da del comunismo, el exilio), P√†mies ampl√≠a su repertorio de inquietudes con iron√≠a, causticidad, melancol√≠a y lucidez y halla en la fascinaci√≥n por lo absurdo y la musculatura de la sorpresa los ant√≠dotos m√°s eficaces para combatir las ausencias, los fracasos y otras servidumbres de la madurez.

El arte de llevar gabardina
5/5 - (13 votos)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No copiar