Los 3 mejores libros de Amélie Nothomb

Con una apariencia un tanto excéntrica, en torno a la cual ha construído una potente imagen de la escritora creativa e ingeniosa que ciertamente es, Amélie Nothomb se dedica a la literatura con un gran poder diversificador en lo temático.

Una variedad de recursos sumergidos en una estética formal que puede pasar por lo naif, lo alegórico y hasta lo gótico. Esta escritora belga aborda cualquier libro con su natural querencia por la sorpresa y el desencasillamiento obra a obra.

Así que acercarte a Nothomb en alguna de sus novelas nunca va a ser una impresión final sobre el resto de su creación. Y si lo verdaderamente relevante, como ya he defendido en alguna ocasión, es la variedad como fundamento creativo, con Amélie vas a tomar más de dos tazas de desconcierto en un gusto ecléctico por contar la historia que proceda.

No hay que olvidar que Nothomb comparte la vitola de escritora hija de diplomáticos (Isabel Allende, Carmen Posadas, Isabel San Sebastián y otras). Una suma de curiosos ejemplos de escritoras acunadas por su destino viajero que encontraría en la literatura una especie de refugio, una continuidad existencial en esas idas y venidas por medio mundo.

En el caso de Nothomb lo de viajar sigui√≥ formando parte de su esencia una vez ya adulta. Y en ese ir y venir ha desarrollado una carrera literaria vertiginosa a los 50 a√Īos.

Top 3 mejores libros de Amélie Nothomb

Estupor y temblores

Repasar la vida de uno mismo para escribir ese libro de lo que fuimos puede tener mucho de idealizaci√≥n o de comicidad, seg√ļn como te pille. Lo de Nothomb tiene mucho de lo segundo. Porque ubicar tu propia vida en escenarios completamente desajustados a tu realidad solo puede desembocar en un relato extra√Īado, desconcertante, c√≥mico y cr√≠tico. Una visi√≥n que se hizo en esta novela referente entre el feminismo m√°s cierto y necesario, resiliente por lo de superaci√≥n que tiene el asunto de no desesperarse a la primera, y √©pico por lo de que cualquier intento de superaci√≥n frente a la negaci√≥n tiene ya de partida.

Esta novela con declarada carga autobiogr√°fica, un √©xito impresionante en Francia desde su lanzamiento, cuenta la historia de una joven belga de 22 a√Īos, Am√©lie, que empieza a trabajar en Tokio en una de las mayores compa√Ī√≠as mundiales, Yumimoto, quintaesencia de las empresas japonesas.

Con estupor y temblores: as√≠ es como el emperador del Sol Naciente exig√≠a que sus s√ļbditos se presentaran ante √©l. En el Jap√≥n actual, fuertemente jerarquizado (en el que cada superior es, antes que nada, el inferior de otro), Am√©lie, afligida por el doble h√°ndicap de ser a la vez mujer y occidental, extraviada en un hormiguero de bur√≥cratas y subyugada, adem√°s, por la muy japonesa belleza de su superior directa, con la cual tiene unas relaciones de franca perversidad, sufre una cascada de humillaciones.

Trabajos absurdos, √≥rdenes dementes, tareas repetitivas, humillaciones grotescas, misiones ingratas, ineptas o delirantes, jefes s√°dicos: la joven Am√©lie empieza en contabilidad, luego pasa a servir caf√©s, a la fotocopiadora y, descendiendo los escalones de la dignidad (aunque con un desapego muy zen), acaba ocup√°ndose de los lavabos… masculinos.

Estupor y temblores

Golpéate el corazón

La vieja, extra√Īa pero notoria compensaci√≥n natural a todo don. Nadie es bello sin tragedia ni rico sin miserias de otra √≠ndole. En la paradoja de existir en plenitud, sobre crestas de olas imposibles y sostenidas, acaban por descubrirse las asfixiantes honduras de todo, como la presi√≥n de todo un oc√©ano sobre el ser.

Marie, joven belleza de provincias, despierta admiración, se sabe deseada, disfruta siendo el centro de atención y se deja cortejar por el galán más guapo de su entorno. Pero un embarazo imprevisto y una boda precipitada cortan en seco sus devaneos juveniles, y cuando nace su hija Diane vierte sobre ella toda su frialdad, envidia y celos.

Diane crecer√° marcada por la carencia de afecto maternal e intentando comprender los motivos de la cruel actitud de su madre hacia ella. A√Īos despu√©s, la fascinaci√≥n por el verso de Alfred de Musset que da origen al t√≠tulo del libro la impulsar√° a estudiar cardiolog√≠a en la universidad, donde se topar√° con una profesora llamada Olivia. Con ella, en la que creer√° encontrar la anhelada figura materna, establecer√° una ambigua y compleja relaci√≥n, pero Olivia tiene a su vez una hija, y la historia dar√° un vuelco inesperado‚Ķ

Esta es una novela de mujeres. Una narración sobre madres e hijas. Una fábula contemporánea deliciosamente ácida y malévola sobre los celos y la envidia, en la que también asoman otras complejidades de las relaciones humanas: las rivalidades, las manipulaciones, el poder que ejercemos sobre el otro, la necesidad que sentimos de ser amados…

Esta novela, la n√ļmero veinticinco de Am√©lie Nothomb, es una muestra pluscuamperfecta de su endiablada inteligencia como narradora, de la perspicacia de su mirada y de la placentera liviandad repleta de secretas cargas de profundidad de su literatura.

Golpéate el corazón

Sed

Jesucristo ten√≠a sed y se le daba vinagre. Quiz√°s entonces lo m√°s acertado hubiera sido declamar ¬ęYo soy el agua del mundo¬Ľ, y no la luz… La vida de Jes√ļs, m√°s all√° del gran libro de la Biblia, nos ha sido versionado por multitud de autores en literatura y cine, desde JJ Benitez con sus caballos de Troya hasta los Monty Phyton en la vida de Brian. Reverencia o estr√©pito. Nothomb lo combina todo en una posesi√≥n propia del mism√≠smo Jes√ļs que narra, desde sus palabras, de qu√© iba eso de su llegada y su resurecci√≥n.

Una apasionante y nothombiana reelaboraci√≥n de la Historia Sagrada, reelaborada por una de las escritoras m√°s geniales de nuestro tiempo. El Testamento seg√ļn Jesucristo. O el Testamento seg√ļn Am√©lie Nothomb. La novelista belga se atreve a dar voz al protagonista y es el propio Jes√ļs quien nos narra su Pasi√≥n.

Aparecen en estas p√°ginas Poncio Pilatos, los disc√≠pulos de Cristo, el traidor Judas, Mar√≠a Magdalena, los milagros, la crucifixi√≥n, la muerte y resurrecci√≥n, las conversaciones de Jes√ļs con su padre divino… Personajes y situaciones de todos conocidos, pero a los que aqu√≠ se da una vuelta de tuerca: se nos cuentan con una mirada moderna, un tono l√≠rico y filos√≥fico con toques de humor.

Jes√ļs nos habla del alma y la vida eterna, pero tambi√©n del cuerpo y del aqu√≠ y ahora; de lo trascendental, pero tambi√©n de lo mundano. Y aflora un personaje visionario y reflexivo que conoce el amor, el deseo, la fe, el dolor, la decepci√≥n y la duda. Esta novela reinterpreta y humaniza una figura hist√≥rica con una mirada acaso transgresora, tal vez iconoclasta, pero que no busca en absoluto la provocaci√≥n por la provocaci√≥n ni el esc√°ndalo f√°cil.

¬ŅUn sacrilegio, una blasfemia? Simplemente literatura, y de la buena, con la fuerza y capacidad de seducci√≥n a las que nos tiene bien acostumbrados Am√©lie Nothomb. Si en algunos libros anteriores la autora jugaba a reelaborar f√°bulas y antiguos cuentos de hadas con un toque contempor√°neo, aqu√≠ se atreve ni m√°s ni menos que con la Historia Sagrada. Y su muy humano Jesucristo no dejar√° indiferente a nadie.

Sed, Amelie Nothomb

Otros libros recomendados de Amèlie Nothomb

Primera sangre

La figura del padre tiene algo de confesor en √ļltima instancia. No hay pecado que finalmente no se debiera liberar con un padre en el fat√≠dico momento del adi√≥s. Nothomb escribe en esta novela su m√°s intensa eleg√≠a. Y as√≠ la despedida acaba tomando forma de un libro para que cualquiera pueda conocer al padre como el h√©roe que puede llegar a ser desde su fondo m√°s humano y temeroso.

En la primera p√°gina de este libro encontramos a un hombre frente a un pelot√≥n de fusilamiento. Estamos en el Congo, en 1964. Ese hombre, secuestrado por los rebeldes junto con otros mil quinientos occidentales, es el joven c√≥nsul belga en Stanleyville. Se llama Patrick Nothomb y es el futuro padre de la escritora. 

Partiendo de esta situaci√≥n extrema, Am√©lie Nothomb reconstruye la vida de su padre antes de ese momento. Y lo hace d√°ndole voz. De modo que es el propio Patrick quien narra en primera persona sus peripecias. Y as√≠ sabremos de su padre militar, muerto en unas maniobras por la explosi√≥n de una mina cuando √©l era muy peque√Īo; de su madre desapegada, que lo mand√≥ a vivir con los abuelos; del abuelo poeta y tirano, que viv√≠a ajeno al mundo; de la familia aristocr√°tica, decadente y arruinada, que ten√≠a un castillo; del hambre y las penurias durante la Segunda Guerra Mundial. 

Sabremos también de sus lecturas de Rimbaud; de las cartas de amor que escribía para un amigo y que en nombre de la amada respondía la hermana de esta; de los dos verdaderos escritores de las cartas, que acabaron enamorándose y casándose; de su aprensión a la sangre, que podía provocar que se desmayase si veía una gota; de su carrera diplomática… Hasta llegar de nuevo a esos momentos terribles del inicio, en que apartaba la vista para no ver sangre derramada de otros rehenes pero tuvo que mirar a la muerte a los ojos.

En Primera sangre, su novela n√ļmero treinta, galardonada con el Premio Renaudot en 2021, Am√©lie Nothomb rinde tributo a su padre, que acababa de fallecer cuando la autora emprendi√≥ la escritura de esta obra. Y as√≠ reconstruye el origen, la historia de su familia antes de que ella naciera. El resultado es un libro vivaz, intenso, trepidante; dram√°tico a ratos, y muy divertido en otros momentos. Como la vida misma.  

Primera sangre

√Ācido sulf√ļrico

Una de esas historias distópicas cernidas sobre el presente, sobre nuestro estilo de vida, sobre nuestras costumbres y nuestros referentes culturales. Una cadena de televisión vanguardista encuentra en su programa llamado Concentración el reality que riza el rizo para conseguir atrapar a una audencia abotargada mentalmente, sobreinformada e incapaz de sorpresa frente a estímulo alguno.

Ciudadanos elegidos al azar en su devenir cotidiano por las calles de Par√≠s van componiendo un elenco de personajes del show m√°s abominable. En comparaci√≥n con las noticias de televisi√≥n reales, en las que vemos en sobremesa c√≥mo el mundo se empe√Īa en destruir todo vestigio de humanidad con nuestra absoluta complacencia, el programa Concentraci√≥n aborda la idea de acercar lo siniestro a unos telespectadores que ya han naturalizado la violencia y que hasta se deleitan con ella y con su morbo.

Las conciencias m√°s conmovidas levantan la voz frente al programa mientras nos acercamos a personajes como Pannonique o Zdena, con destellos de un amor extra√Īo entre la ignominia y la animadversi√≥n vencedoras frente a toda otra forma de entender lo humano.

√Ācido sulf√ļrico

El crimen del conde Neville

El enfoque de esta novela de Amélie Nothomb, su portada, su sinopsis, me recordó la ambientación del primer Hitchcock. Ese toque esotérico que se deslizaba entre la cosmopolitana vida de ciudades de inicios de siglo XX.

Y lo cierto es que no andaba nada desencaminado en mi interpretación a primera vista. El conde Neville, agobiado por su decadente situación económica, pero firme en su voluntad de mantener las apariencias de opulencia y resplendor aristrocrático, se encuentra con un problema más grave al desaparecer su hija menor.

Sólo el afortunado encuentro de la adolescente con una vidente salvó a la joven de una muerte por hipotermia en mitad del bosque. La escena ya anticipa algo de misterioso, pues la joven ha aparecido acurrucada, como alienada, trastornada por algo que de momento desconocemos…

Mister Henri Neville se dispone a recoger a su hija, pero la vidente previamente le ofrece una gratuita premonición que lo convierte en un futuro asesino durante una fiesta que celebrará en su casa.

La primera idea es asociar ese asesinato futuro con alguien que ha perturbado, violentado a la hija del conde, y puede que el lector esté en lo cierto, la cuestión es que de esta sencilla forma, con una ambientación no exenta de fantasía, ya estás atrapado en lo que haya de ocurrir.

Un punto de misterio, ciertas gotas de terror y el buen hacer de una pluma que muestra a media luz perfiles de personajes y posibles motivaciones para el mal, que adorna las escenas hasta el punto preciso en el que la descripción es un gusto y no una carga, algo fundamental para una novela pensada para mantener la intriga.

Cuando llega el día del Garden party, una conmemoración habitual en el castillo de los Neville, la lectura se lanza a un frenético viaje, deseando alcanzar ese momento en el que el vaticinio se pueda o no cumplir, necesitando saber los motivos del posible homicidio, mientras el conjunto de personajes deambulan misteriosamente por la trama, con una especie de siniestra elegancia de las clases altas.

El crimen del conde Neville

Riquete el del copete

En su ya prolífica obra, Amélie ha navegado por multitud de corrientes a las que acaba aportando tintes entre lo fantástico y lo existencial, con esa paradójica ligereza que siempre consigue esta mezcla de tendencias supuestamente tan alejadas de la escala creativa.

En Riquete el del copete conocemos a D√©odat y a Tr√©mi√®re, dos almas j√≥venes llamadas a sublimarse en su mezcla, cual Bella y Bestia de Perrault (Un cuento m√°s conocido en Espa√Īa que el propio t√≠tulo al que hace referencia esta adaptaci√≥n).

Porque se trata un poco de eso, de trasladar el cuento a la actualidad, transformar la fábula hacia su encaje en nuestra actualidad bastante más sórdida que el melancólico y mágico recuerdo de los cuentos clásicos.

D√©odat es la Bestia y Tr√©mi√®re es la Bella. √Čl, que ya naci√≥ con su fealdad y ella, santificada con la m√°s fascinante de las bellezas. Y sin embargo ambos apartados, alejados, marcados por almas incapaces de encajar en un mundo material del que sobresalen por ambos extremos‚Ķ

Y desde estos dos personajes la autora aborda el siempre interesante tema de la normalidad y la rareza, de la genial excentricidad al borde del abismo y la mediocre normalidad que apacigua el espíritu mientras ningunea al propio alma.

El momento en el que la realidad del mundo irrumpe con fuerza, con su tendencia al etiquetado f√°cil, a la imagen y a la repudia o la adoraci√≥n est√©ticas es ya la infancia y m√°s a√ļn la adolescencia. A trav√©s de D√©odat y Tr√©mi√®re viviremos esa transici√≥n imposible, esa magia de los que se saben distintos y que, en el fondo, pueden abordar desde el riesgo de los extremos atra√≠dos, la felicidad de lo m√°s aut√©ntico.

Riquete el del Copete

5/5 - (10 votos)

3 comentarios en ¬ęLos 3 mejores libros de Am√©lie Nothomb¬Ľ

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No copiar