Los 3 mejores libros de Chinua Achebe

Fijar la vista en la literatura africana es descubrir, en primer lugar, una narrativa nigeriana en la cúspide de esa narrativa del gran continente. Porque desde mediados del siglo XX fue Chinua Achebe quien empezó a presentar al gran público un universo africano cargado de reivindicación, de acercamiento a un espíritu tribal abandonado ya en el resto del mundo y por tanto a una riqueza sociológica y espiritual dificilmente rescatable en otras latitudes…

Lo sigue ya en el siglo XXI la otra ilustre narradora nigeriana, una Chimamanda Ngozi Adichie todavía más intensa en la parte crítica que sustenta las relaciones del primer con el tercer mundo… Así, lo etimológico del país común de estos autores (con su referencia al río Niger pero también en esencia a la raza negra), alcanza en la literatura compartida una suerte de fundamento nuclear. Desde la África más recóndita y esencial para el mundo gracias a los dos escritores.

Regresando a Achebe, más allá de novelas que lo catapultaron a una fama mundial, su vertiente creativa también abarca la poesía y el ensayo. De ahí que, una vez llegado con su voz firme al corazón de occidente, se convirtiera en personaje fundamental sobre el que pivotaba cualquier intención de reencuentro social con la África históricamente explotada y abandonada a su suerte.

Top 3 mejores novelas de Chinua Achebe

Todo se desmorona

En la película Apocalypto, de Mel Gibson, el protagonista consigue escapar de las garra de unos crueles asaltantes mayas. Cuando por fin está libre junto a su familia, descubre cómo en la costa llegan los barcos de Cristobal Colón…

Al otro lado del mundo esta historia viene a reflejar la misma crudeza del infortunio hecho conquista y colonización. No es que lo ya existente fuera mejor, pero la mera idea de un futuro entregado a la explotación y los intereses, capaces de mantener a todo un pueblo bajo el yugo de tiranos por simple voluntad de mantener la explotación, ciertamente resulta desconcertante…

Okonkwo es un gran guerrero, cuya fama se extiende por todo el África Occidental, pero al matar por accidente a un prohombre de su clan es obligado a expiar su culpa con el sacrificio de su hijastro y el exilio. Cuando por fin puede regresar a su aldea, la encuentra repleta de misioneros y gobernadores británicos. Su mundo se desmorona, y él no puede más que precipitarse hacia la tragedia.

Esta apasionada parábola sobre un hombre orgulloso que, desamparado, presencia la ruina de su pueblo fue publicada en 1958, y desde entonces ha vendido más de diez millones de ejemplares en cuarenta y cinco idiomas.

CLIC LIBRO

Me alegraría de otra muerte

Obi Okonkwo regresa a Lagos lleno de ideas y nobles principios tras estudiar en Gran Bretaña. Pero pronto se verá forzado a moderar sus valores morales y sucumbir a las presiones de la sociedad corrupta de su país.

Obi Okonkwo es un joven idealista que, gracias a los privilegios de haberse formado en Inglaterra, regresa a Nigeria para trabajar en la administración pública. Sin embargo, se encuentra con un gobierno que opera con maniobras sucias y sobornos. Cuando, para disgusto de sus padres, se enamora de la muchacha equivocada, se sumerge en un caos emocional y económico. El dinero fácil es ahora irrechazable, y Obi cae en una trampa de la que le resultará muy difícil escapar.

CLIC LIBRO

La flecha del dios

La bibliografía de Achebe está salpicada de diversidad de novelas que nos adentran en visiones de la África tribal, una suma de microcosmos que componen un rico universo desde donde redescubrir nociones del ser humano netamente abordadas en esa vida sin lo accesorio, sin lo tribial de nuestra existencia moderna…

Historia del sumo sacerdote de Ulu que, armado con sus creencias, está dispuesto a amenazar y aniquilar al sentirse intocable por ser la flecha en el arco de su Dios… Pero su tribu no se lo pondrá tan fácil.

Ezeulu, el sumo sacerdote del dios Ulu, es reverenciado en las seis aldeas de Umuaro, pero empieza a ver amenazada su autoridad por sus rivales de la tribu, por el gobierno de los blancos e incluso por su propia famila.

Sin embargo, se siente intocable: ¿acaso no es él la flecha en el arco de su dios? Armado con sus creencias, está dispuesto a dirigir a su pueblo aunque eso conlleve destruir y aniquilar, pero quizá el pueblo no se deje dominar tan fácilmente.

CLIC LIBRO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.