Las 3 mejores películas de Natalie Portman

Hay algo como de serena melancolía en la fisonomía de Natalie Portman. Ya sea algo estudiado o innato se trata de virtud o recurso perfecto para hacer que el personaje transite de latencias a explosiones con maravillosa facilidad. Todo es equilibrio en una perfecta escultura de cristal hasta que se rompe en mil pedazos, justo a eso me refiero…

Claro está que semejante anomalía de la excepcionalidad no pasa desapercibida para directores que la eligen para capitalizar repartos asegurándose ese bendito don del desconcierto, de la mirada imprevisible que emociona o espanta según el brillo de su mirada irradie o se extinga como tras un gélido soplo de virtuosa caracterización.

Visione líricas aparte y seguramente en espera de que su edad suponga ese lastre que ni tan siquiera el cine, con su supuesta impronta igualitaria desde lo creativo, es capaz de aparcar, nos queda disfrutar de una actriz que arrasa con todo una vez ubicada en mitad de una escena con su inusitada fuerza centrípeta de astro. Eso sí, sabiendo de mi tendencia por lo fantástico, puedes imaginar que esta selección imprescindible de Natalie Portman va a romper por ahí…

Top 3 películas recomendadas de Natalie Portman

Cisne negro

Nada es gratuíto. Ni tan siquiera un título. Esta película parte con ese punto de oscura sofisticación que evoca a la teoría del cisne negro de Nicholas Taleb, algo que se podría ubicar entre la teoría del caos y la ley de Murphy. Desde ahí las inquietantes propuestas filosóficas que estriban de este enjambre de pensamientos sobre la casualidad, la voluntad y la fatalidad. Y también con ese sustrato bajo sus pies se mueve Nina, la encantadora bailarina que encarna Natalie Portman.

Un thriller que nos desubica tanto por su escenografía como por su avanzar insospechado entre ideales alegóricos de belleza, danza y esfuerzo hacia el éxito…., o hacia la locura…

Nina está completamente absorbida por la danza en parte como herencia de su dominante madre Erica, bailarina ya retirada que apoya con entusiasmo la ambición profesional de su hija. Cuando el director artístico Thomas Leroy (Vincent Cassel) decide sustituir a la prima ballerina Beth Macintyre (Winona Ryder) en la nueva producción de la temporada, «El lago de los cisnes», Nina es su primera elección.

Pero Nina tiene competencia: una nueva bailarina, Lily (Kunis), que también ha impresionado gratamente a Leroy. «El lago de los cisnes» requiere una bailarina que pueda interpretar tanto al Cisne Blanco, con inocencia y elegancia, como al Cisne Negro, que representa la astucia y la sensualidad. Nina se adecua perfectamente al papel del Cisne Blanco, pero Lily es la absoluta personificación del Cisne Negro. Mientras la rivalidad entre las dos jóvenes bailarinas va transformándose en algo más que una encrespada relación, Nina empieza a conectar con su lado más oscuro, con una temeridad tal que amenaza destruirla.

Lucy in the Sky

En mis tiempos (hasta la llegada del google que desmitifica leyendas urbanas), se comentaba el caso del astronauta Neil Alden Armstrong. Según los mentideros oficiales el buen hombre había regresado algo tocado de su paseo por la Luna como el primer humano que lo hacía. Tenia sentido porque lo de ser un lunático y pisar la luna le venía como anillo al dedo. Pero no, nada de aquello era cierto.

No obstante apareció Lisa Nowak, la astronauta que supuestamente sí pudo perder pie en nuestro planeta cuando regresó de uno de sus viajes al espacio. El asunto pudo quedarse en algo anecdótico. Pero el tema tenía chicha como para hacer una peli muy free style respecto a la verdad pero fascinante en última instancia. Más aún con una Natalie Portman que siempre podría pasar por la más hermosa y amable extraterrestre dispuesta a abducirte.

Lo de Lucy in the sky, por aquello de la canción de los Beattles y su referencia al LSD, viene que ni pintado para un regreso a nuestro mundo entregada a una ofuscación que la conducirá por su vida como un alma en pena. Despersonalización o quizás abdución. Todo puede ser para una Lisa encarnada por Natalie que nos lleva de cabeza en esta película.

Aniquilación

Se puede ofrecer una ciencia ficción muy sofisticada sin alejarse hasta otras galaxias o levantando nuevos mundos. Y sin duda esa es la ciencia ficción que me tiene ganado para su causa. Ocurrió en La Tierra y Natalie Portman fue la encargada de intentar desvelar grandes secretos. Quizás sea porque me crié entre los mitos del triángulo de las Bermudas o esperando la llegada de ovnis a la cara oculta del Moncayo. La cuestión es que me chiflan este tipo de pelis.

El Area X es un misterioso y remoto lugar controlado por una poderosa fuerza. Permanece fuertemente vigilada para evitar que nadie entre ni salga sin un control exhaustivo. Esta zona está dominada por extraños fenómenos que no se rigen por las leyes de la Naturaleza y que han provocado la desaparición de anteriores equipos de investigadores.

Para descubrir qué le ha ocurrido exactamente a su marido, Lena, la bióloga representada por Portman liderará a un nuevo grupo de científicas de distintas áreas del saber en una peligrosa expedición secreta hasta la zona. El grupo estará formado por una psicóloga (Jennifer Jason Leigh), una topógrafa (Tessa Thompson) y una antropóloga (Gina Rodriguez). Juntas investigarán la región y su misión será descubrir qué ocurrió con las anteriores expediciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No copiar