Conspiración Vermú, de Aitor Marín

Conspiración Vermú
Clic libro

Corren buenos tiempos para la sátira hispánica más castiza desde un esperpento en el que se vería desbordado el propio Valle-Inclán. Una ocasión que la pintan calva para escribir una buena historia acerca de todo este surrealismo que nos rodea, o que más bien nos devora. Y así lo ha entendido un Aitor Marín que ha desplegado una hilarante creatividad en este libro.

Los que se empeñan en resucitar a Franco quizás encuentren en este libro una obra de cabecera para acompañar sus sueños húmedos. Porque lo cierto es que entre los nostálgicos por un lado (que añoran los días grises), y los revolucionarios de sofá y twiter por otro (que aseguran ver a Paco por todos lados para justificar sus reivindicaciones), esta olla a presión que es España, hierve como nunca.

Así que resucitar a Franco literariamente era lo que tocaba para saciar a unos y otros. Y nadie mejor que un típico ideólogo de barra y vermú como Victor Vaporús para enfrentarse a un FrancoStein a punto de regresar afirmando con su voz aflautada grandes frases tomadas de otros ilustres ausentes: “Como decíamos ayer”, o quizás “Ja soc aquí”.

Aunque, a decir verdad, lo que Víctor Vaporús busca es dar rienda suelta a sus más bajas pasiones que lo podrían conducir a la resurección de quien fuera con tal de resucitar sus propias pasiones sexuales.

Todo parte de un encuentro con la periodista Dolores Ambigú, redactora de la emblemática y ya extinta revista Interviú que compatibilizaba entre sus páginas los affaires políticos con desnudos a precio de tirada completa.

Ella, Dolores, anda tras un caso que podría suponer para la revista una de sus más grandes exclusivas (y mira que Interviú tuvo unas cuantas…) La evolución científica puede desembocar en un nuevo Franco que regresara para recomponer una España amenazada por todos los flancos.

Corren los dias en los que Juan Carlos I pedía perdón por matar elefantes, hacía mutis por el foro y dejaba la corona para su hijo Felipe. Y con esta abdicación parece borrarse para siempre la huella de Paco con sus nudos atándolo todo.

Corintio Hazá, con su presencia naftalinesca, es el encargado del renacimiento del dictador. Y sin duda es él quien ha decidido que Dolores Ambigú estorba para la causa con su reportaje a punto de ser publicado en base a información privilegiada.

Solo que Corintio no podía imaginar que un ligue a medias para el cincuentón Victor Vaporús puede suponer una misión de rescate que ni James Bond.

La disparada aventura de Victor para descubrir qué fué de Dolores nos conducirá a ese esperpento ya anunciado, a la sátira más descarnada, a la ridiculización de quien aún vive entre las sombras por motivos antagónicos ya citados, por anhelos autoritarios o para luchar contra fantasmagóricas conspiraciones.

Y todo lo que ocurre al final, tras un periplo fascinante, apunta también al Valle de los Caídos como un lugar emblemático al estilo de un final de Dan Brown, hasta las trancas de vino cosechero, eso sí.

Una novela delirante con la que disfrutar y reirnos de los ridículos días en que vivimos.

Ya puedes comprar la novela Conspiración Vermú, de Aitor Marín, aquí:

Conspiración Vermú

2 comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.