3 mejores libros de Edmund Crispin

Hacía tiempo que tenía ganas de ponerme con este autor, uno de esos creadores que a poco más hubiera sido etiquetado como maldito, habría acabado trascendiendo hasta hoy con mayor fuerza, a la estela de otros como el mismísimo Edgar Allan Poe; al que de alguna forma Crispin rindió homenaje a través de su protagonista Gervase Fen y sus parecidos (no faltos de un tamizado de hilaridad) con Auguste Dupin.

Y eso que Edmund Cripin pudo hacer méritos para ser marcado como autor fatal, con ese aura trágica que cautiva a los lectores. Su firme entrega al alcohol lo guió hacia su fin anticipado entre la pasión por la literatura y esa sensación de desgaste decadente de todo escritor convertido en un Dorian Gray frente al espejo o el lienzo de su obra.

La cuestión es que pocos narradores compatibilizan esa fascinación del género criminal del siglo XX (homenajeando encendidamente a Agatha Christie) para adaptarlo a su imaginario transformador cargado incluso de humor. Y curiosamente es ahora cuando sus reediciones levantan nuevos vuelos hacia el redescubrimiento del genio prolífico en lo literario y en lo musical, en lo novelesco y en extensas colecciones de relatos.

Top 3 libros recomendados de Edmund Crispin

Enterrado por placer

Había algo de transgresor, de disruptivo y de inquietante intrusismo en la figura de un Gervase Fen dispuesto a desfacer entuertos quijotescos a la inglesa, como influído por lecturas de Sherlock Holmes y envalentonado por esa sensación de ficción extendida a la vida.

Y quiz√°s por eso tenga su particular magnetismo y su espacio creativo inabarcable para su autor. Porque en el car√°cter profano de Fen, en el modus operandi autodidacta asoman todo tipo de nuevas posibilidades para un g√©nero criminal que a√ļn a mediados del siglo XX beb√≠a del aspecto incluso esot√©rico de la muerte en pioneros como Poe o Lovecraft. Precedente del imaginario que asaltar√≠a posteriormente a Tom Sharpe, Edumun Crispin trasegaba con un punto de extra√Īeza magn√©tica entre el humor y el horror del crimen. Hastiado de la aburrida vida universitaria, el exc√©ntrico profesor y detective amateur Gervase Fen decide tomarse un descanso y trasladarse al remoto y anodino pueblo de Sanford Angelorum, en plena campi√Īa inglesa, para presentarse como candidato al Parlamento.

Pero Fen no tarda en descubrir que las apariencias enga√Īan, y se sumerge en una oscura trama de chantaje que derivar√° en un misterioso asesinato. A medida que su incipiente carrera pol√≠tica deja de proporcionarle satisfacciones, Fen concentra todas sus energ√≠as en resolver el misterio, pero, sin apenas darse cuenta, acaba atrapado en una desconcertante red en la que se topa con psiquiatras exc√©ntricos, un cura que intenta domesticar un poltergeist, lun√°ticos que corren desnudos por el campo, mujeres hermosas y un cerdo algo tarado. Una nueva entrega de las aventuras del inmortal e ingenioso profesor de Oxford y detective aficionado Gervase Fen.

Enterrado por placer

Asesinato en la Catedral

Siempre hay un componente de previsible casualidad en los casos que se ciernen sobre cualesquiera que sean nuestros protagonistas de una trama de misterio. All√° donde fuera Poirot, Holmes o hasta Carvalho, las fuerzas del mal parec√≠an conspirar para no dar descanso posible a nuestros h√©roes. M√°s a√ļn en el caso de un Gervase Fen, pues hab√≠a sido √©l mismo quien se hab√≠a metido por gusto en la boca del lobo.

All√° donde va Fen ocurren las cosas, con esa f√°cil intuici√≥n del g√©nero y ese imposible discernimiento de las consecuencias…El quisquilloso profesor y detective aficionado Gervase Fen ha abandonado durante el verano su amada Universidad de Oxford para acudir al pueblo costero de Tolnbridge, donde planea pasar tranquilamente sus vacaciones. Va armado con una red para insectos, ya que piensa dedicarse al arte de la entomolog√≠a. Pero la calma y el sosiego duran poco.

La villa est√° consternada por el misterioso asesinato del organista de la catedral. El m√ļsico en cuesti√≥n no ten√≠a ning√ļn enemigo conocido y su labor en la iglesia era inofensiva, as√≠ que la polic√≠a no es capaz de dar con un sospechoso. ¬ŅSe tratar√° acaso de la conspiraci√≥n de unos esp√≠as alemanes? ¬ŅO tal vez de la consecuencia de los aquelarres que, seg√ļn se rumorea, llevan practic√°ndose por esos lares desde el siglo XVII?

Tan ingenioso como Agatha Christie y tan hilarante como P. G. Wodehouse, Edmund Crispin, uno de los maestros de la novela de detectives inglesa, nos presenta en ¬ęAsesinato en la catedral¬Ľ un nuevo misterio lleno de personajes exc√©ntricos, fantasmas que no lo son, adolescentes aficionadas a las misas negras y esp√≠as nazis.

Asesinato En La Catedral

El misterio de la mosca dorada

Con esta novela arrancó la serie del pseudoinspector Gervase Fen. Y quizás en la indefinición del papel del profe pasado a policía improvisado la trama desconcierta por momentos incluso al propio autor.

En posteriores entregas la cosa se consolida y la percepci√≥n quijotesca de Fen le confiere un aire de h√©roe extra√Īo, de √≠dolo at√≠pico que precisamente en su desubicaci√≥n sintoniza con todo lector que se atreva a ponerse en su piel siendo el mismo profano en la materia del arte de matar y de morir…Las compa√Ī√≠as de teatro suelen ser siempre un hervidero de habladur√≠as. Pero pocas son tan intrigantes como la que se encuentra actuando en estos momentos en Oxford.

La joven y letal Yseut, actriz algo mediocre y maliciosa, es el centro de todas las miradas, aunque su principal talento consiste en destrozar las vidas de los hombres que la rodean. Hasta que es hallada muerta en extra√Īas circunstancias. Por fortuna, entre bastidores se encuentra el exc√©ntrico profesor Gervase Fen, quien halla mayor placer en resolver cr√≠menes que en ense√Īar literatura inglesa. Y cuanto m√°s investiga el caso, m√°s cuenta se da de que todo aquel que conoc√≠a a Yseut habr√≠a sido candidato a asesinarla; pero ¬Ņser√° capaz Fen de descubrir qui√©n lo hizo en realidad?.

El Misterio De La Mosca Dorada
5/5 - (11 votos)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No copiar