Los 3 mejores libros de Raphaëlle Giordano

Que la literatura de autoayuda se puede camuflar en obras de ficción no es nada nuevo. Desde Jorge Bucay hasta Paulo Coelho, e incluso si nos remontamos a grandes obras alegóricas como El Principito, siempre descubrimos que la sugestión, desde la filosofía de lo cotidiano hasta lo espiritual, se aborda incluso mejor desde lo metafórico de una historia a narrar.

Bien lo sabe la escritora francesa Raphaëlle Giordano, empeñada en trasladar su interés divulgativo de coaching vital por medio de tramas vivas que devorar.

Así consigue eseta autora hacer más interesante lo que nos quiere contar, enganchar y alcanzar más hondo con ese reflejo siempre empático que nos conduce a habitar otras vidas observadas con reservas al comienzo de cada historia y absolutamente mimetizados conforme avanzamos en sus personalidades creibles, enfrentadas a circunstancias hechas nuestras a la postre.

3 mejores novelas de Raphaëlle Giordano

El día en que los leones comerán ensalada verde

Romane todavía confía en la posible recomposición del género humano. Es una mujer joven y testaruda, empeñada en descubrirnos al irracional león que todos llevamos dentro. Nuestro propio ego es el peor león, solo que la fábula en este caso tiene poco de final feliz. Raphaëlle Giordano, experta en novelas con doble lectura nos descubre cómo nuestra sociedad nos sumerge en percepciones falsas de nosotros mismos que acabamos cumpliendo a rajatabla.

En un mundo donde se castiga el error y más aún la rectificación, pese a que se propugne aquello de que errar es de sabios… ¿Quién es capaz de reconocer un error sin acabar encontrando un condicionante externo para ello? Al final se trata de fortalecer la perspectiva propia, el ideal único de cómo las cosas se hacen bien y la verdad propia como solución para todo entuerto.

Eso es lo que nos convierte en leones. Y esa actitud es la que Romane está dispuesta a erradicar de sus pacientes para bien de todos, del resto de fauna que rodea al rey de la selva y por el bien último del propio rey que puede acabar agazapado y vencido, relamiendo sus propias heridas sin saber cómo ha sido capaz de causárselas él mismo. Conocemos a Maximilien Vogue. El prototipo de triunfador y emblema de león en plena fase de eclosión, con esa ambición inagotable y feroz. Un ser realmente tóxico hasta para sí mismo.

Por que… ¿sabes una cosa? el león, cuando no dispone de víctimas propicias puede acabar por decidir devorarse a sí mismo. De hecho lo hace un poco a cada rato, con el natural resultado más patente hoy en día: la infelicidad. Seas más o menos león, con esta novela aprenderás a identificar a esos reyes peludos de la estepa de asfalto de nuestros días. Y reconocerlo te servirá para tratar de apaciguar a la fiera a la par que te aseguras que nunca llegarás a ser como él. Por cierto, ciertos indicios apuntan a que el hombre es más proclive a convertirse en ese león ambicioso por tendencia social. así que ¡ojo!

CLIC LIBRO

Tu segunda vida empieza cuando descubres que solo tienes una

La buena de Raphaëlle tiene un problema con lo de los títulos y el saber sintetizar. Pero vamos, que si le convence así, no pasa nada 🙂 La rutinitis de la que nos habla la autora en este libro es más consecuencia de los nuevos totems de la felicidad que erigue el marketing y el vacío real que se descubre en muchos casos cuando los consigues. Nada de lo material te hará feliz en el sentido último del término, que es el que importa porque es el que llena los huecos necesarios que nunca puede ocupar lo material. Esta novela sirve como terapia para esas laguna que tan asiduamente podemos encontrarnos en la vida moderna.

El vacío es la rutinitis manifiesta después de ver que por mucho que haya en los bolsillos, no hay nada en el corazón. Camille es una Dante moderna, a mitad del camino de la vida y en sus círculos del infierno de la insatisfacción. Con la habitual vis cómica de esta autora habitamos esa vida de Camille en la que ella solo divisa vacío, nulidad. Trabajo y casa en lugar de dedicación y hogar. Tedio como deriva del amor…

Claude o la oportunidad de Camille para desfogarse de repente con un desconocido. Claude y el plan para dejarse llevar hacia un novedoso prisma con el que cambiar el chip. Y desde luego la rutinitis desaparecerá con él, porque la pobre Camille no sabe donde se ha metido. La cuestión es si finalmente habrá enseñanza en una terapia para locos de atar. Porque sí, la felicidad al final también necesita de ciertas gotas de locura para colmar su sabor con plenitud.

CLIC LIBRO

Cupido tiene las alas de cartón

No es lo mismo escribir una novela romántica que escribir una novela de autoayuda sobre el amor. Tampoco es cuestión de diferenciar para determinar qué es lo mejor.

La cuestión es que conociendo las obras anteriores de Raphaëlle, podíamos imagnar que no iba a pasar de puntillas por los asuntos del corazón, narrando una buena historia pero sin esa intención de coaching.

Y mira que es difícil, porque aquí cada cual ama como quiere y le dejan… La cuestión es que en el amor hay un componente de miedo. Quizás no en el primer amor al que te puedes entregar a tumba abierta, pero cuando se sabe que el enamoramiento puede romperse de uno u otro lado en cualquier momento se despiertan los temores al fracaso o a la herida abierta.

La paradigmática situación se nos plantea por medio de Meredith y Antoine. Claro está que la autora se centra en la perspectiva de Meredith. No cabe duda que esta chica necesita esa puesta a punto general antes de entregarse a amar sin más temores.

Más vale una primera huída con riesgo que un abandono cuando Meredith lo ha dado todo. En su carrera contrarreloj para descubrir cómo entregarse al amor se acaba tomando medio año sabático para descubrir sus interioridades al máximo, sus puntos débiles emocionales y las fortalezas que pueden llevarla al campo de batalla del amor con garantías de éxito.

Pasado ese tiempo quizás Antoine no esté ya ahí, pero el viaje hacia sí misma puede merecer la pena si consigue, antes de nada, amarse a sí misma.

CLIC LIBRO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.