3 mejores libros de Laura Ferrero

Siempre resulta gratificante encontrar esas nuevas generaciones que aseguran un relevo en el ámbito que sea. Porque la autora Laura Ferrero asoma como nueva escritora de ese realismo siempre necesario para hacer debida crónica de una época en crisol de intrahistorias.

Contando con otras escritoras como Belén Gopegui, Marta Sanz o Edurne Portela (por fijar el foco en escritoras que, cada una a su manera y en sus dispares tramas, equilibran la necesaria visión en femenino con lo esencialmente humanístico), Laura apunta a engrosar ese grupo de escritoras que compondrán el mosaico de nuestro tiempo.

De momento su bibliografía nos ofrece esos grandes destellos de lo que quede por venir, a través de ese necesaria apuesta esencial por los personajes para trasladarnos a un mundo cargado de matices que nos acaban enfrentando al espejo de nuestra propia existencia.

Ficcionar, componer relatos o novelar sobre las circunstancias de los personajes y su forma de afrontar sus realidades siempre puede suponer ese redescubrimiento empático de uno mismo. Ningún placebo existencial mejor que la literatura cuando se consigue que esa correa de transmisión sacuda nuestro motor interior, gracias al imaginario y la brillante exposición formal del escritor de turno.

Top 3 libros recomendados de Laura Ferrero

Qué vas a hacer con el resto de tu vida

Las cuestiones que nos abordan si nos asalta una duda similar a la del título de esta novela, apuntan a ese resto de tu vida como lo que queda, como el resultado de tus decisiones más o menos acertadas. El resultado final puede ser el vértigo. Salvo quizás que aún tengas 30 años, como Laura. En tal caso la texitura se calza con una ligereza que aún te permite bailar por la vida como si tu canción sonara a todo volumen, todavía.Pero aún así, Laura tiene mucho que descubrir sobre sí misma.

Y lo que pueda sumarse a sus 30 años quizás distorsione para siempre esa melodía, en el caso de Laura ya de por sí con un deje melancólico de violines por lo duro que fue y lo dulce que nunca pudo culminarse, por mucho que ella lo hubiera deseado. La cuestión es que con treinta años Laura deja a su pareja y abandona Ibiza para mudarse a Nueva York. Su juventud ha estado marcada por la relación con su padre, un hombre intolerante; su madre, que desapareció para regresar cinco años después; y Pablo, su hermano, que encuentra en la pintura la manera de luchar contra la enfermedad mental que padece.

En Nueva York, Laura empieza a trabajar en una editorial y a asistir a las clases que Gael, un misterioso conocido de su madre, imparte en la Universidad de Columbia. ¿Quién es Gael? ¿Qué sabe él de todo lo que ha ocurrido en su familia?

clic libro

Piscinas vacías

En muchas ocasiones he manifestado mi consideración del relato como un espacio creativo muy diferente a la novela. Sí, todo se trata de escribir, pero la forma de asomarse a una historia breve nada tiene que ver.

Porque el relato condensa y finalmente explota. Y en la contracción de la vida que supone narrar acotado o enfocado hacia el final más inmediato posible la virtud del buen escritor destaca sobremanera en su forma de equilibrar forma y fondo. Por eso cuando Laura Ferrero dió a conocer sus piscinas vacías, con su evocadora imagen a veranos vencidos sin plazo de renovación a la vista, la crítica rescató el volumen como una obra memorable.

Los protagonistas de estos relatos no son héroes ni viven situaciones de vida o muerte. Se parecen demasiado a nosotros mismos. Podrían ser nuestros vecinos, nuestros padres, nuestras parejas, nuestros amantes.Una mujer que no puede dormir y se va al salón a escuchar el zumbido de la televisión. Un padre que sopla las velas ante su hijo, que también es padre. Una chica que le escribe una historia de amor a una niña que no conocerá. Un abuelo que le habla a una fotografía.

Un hombre y una mujer que se dicen adiós en una esquina. No se conocen entre ellos pero a todos les ocurren cosas parecidas: la vida, con sus insignificancias pero también con sus grandes preguntas: cómo se enamora uno, por qué el amor que no se gasta se endurece, qué es lo que nos da miedo. Deben elegir entre la vida que tienen y la que imaginan.En esa encrucijada nacen estas historias. Suenan ecos de Lorrie Moore y Raymond Carver en esta primera obra de Laura Ferrero, cuya publicación inicial en digital fue un inusual acontecimiento. Una poderosa voz irrumpe con fuerza en la literatura en español.

clic libro

El amor después del amor

Las grandes ideas nacen casi siempre desde el tedio. Debe ser cosa del contraste entre la nada, el vacío y la necesidad implícita de que surga una chispa. Algo así indicaba la autora que ocurrió con el momento en el que se concibió este volumen de relatos ilustrados. Y fijémonos que no llama “desamor” a lo que queda cuando el amor salta por la ventana, como diría algún famoso cantante.Y es que si el aburrimiento puede acabar despertando la gran idea, el desencanto, y por qué no decirlo, ese desamor omitido en el título, acaban trayendo unas musas que suelen estar más a gusto al calor del fuego del infierno.

Cuanto más abajo caes, más acaban contándote esas musas, como resiliencia o sublimación para que hagas música o literatura.Lo mejor de una buena escritora o buen escritor es saber hacer acopio de los momentos que todo el mundo quiere olvidar (fracasos y pérdidas), como un remanente para contar historias, aunque solo sea para eso. Porque luego llega el momento de proyectarlas, aumentarlas en personajes de turno tan impactantes como Amy Winehouse o Eric Clapton entre otros, visitantes del desamor en su versión más impactante para que todos ellos den testimonio de que lo creativo y lo destructivo son la misma forma de belleza trágica.

clic libro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.