3 mejores libros de Bebi Fern√°ndez

A medio camino entre Carmen Mola y Elena Ferrante, la tambi√©n ignota Bebi Fern√°ndez o @SrtaBebi explota controladamente en sus libros una forma de literatura hecha compromiso social. Porque el feminismo entendido como reivindicaci√≥n de fondo es el que ciertamente llena m√°s a cualquiera que otros tipos de ¬ęfeminismos¬Ľ que se quedan solo en la forma para poder tirar de etiquetado f√°cil a todo lo que se mueve y les resulta inc√≥modo.

Los comienzos de Bebi en la literatura se consumaron desde una popularidad en redes sociales que en casos como el suyo destapan la creatividad a raudales de la autora de turno. Y la limitación de caracteres particularmente de twitter sirve para destapar carencias de síntesis o para descubrir potenciales incluso poéticos.

Luego lleg√≥ ya la novela, una duolog√≠a erigida ya en gran descubrimiento de los √ļltimos a√Īos, con su aspecto transgresor desde la inquietante certidumbre de su mero reflejo desde nuestra realidad m√°s s√≥rdida. La trata de seres humanos ya no tiene nada de ese lirismo desde el que Bebi se dio a conocer. Y sin embargo su desencanto, la n√°usea social que provoca tambi√©n alcanza tan hondo como el verso mejor compuesto de la fatalidad.

Top 3 libros recomendados de Bebi Fern√°ndez

Memorias de una salvaje

El arranque novel√≠stico de una Bebi que se sumerge en las profundidades de la moral social. Y as√≠, m√°s que nunca, el g√©nero negro rescata las miserias desde las aguas m√°s oscuras de nuestro mundo. Una Lisbeth Salander a la espa√Īola con esa certidumbre inquietante de lo m√°s pr√≥ximo.

K tiene 19 a√Īos y una vida un tanto peculiar. Cuando su padre es asesinado en un ajuste de cuentas, se ve obligada a compaginar sus estudios con un trabajo muy poco convencional: el de recepcionista y chica de los recados en un local de alterne clandestino. Bajo la amenaza de los proxenetas y la asfixia de la deuda, vivir√° de cerca los horrores que el sistema de la trata de mujeres conlleva. La experiencia la llevar√° a gestar una metamorfosis que marcar√° su paso de la adolescencia a la edad adulta.

Las mujeres que allí conoce y la violencia intrínseca al mundo criminal (que también sentirá en sus propias carnes) hará que comience a pensar en defenderse. Para ello acudirá al club de boxeo de Ram, un chico al que la violencia de género también le ha marcado la vida. Pese a las corazas que ambos portan, la curiosidad de este le llevará a interesarse y preocuparse por ella hasta hacerla pensar que quizá sí existan los hombres que aman a las mujeres. Pero un desafortunado suceso hará que las luces de neón comiencen a parpadear.

Memorias de una salvaje

Reina

Dicen que no hay dos sin tres. Y este fin de bilogía apunta a posibles sorpresas por muchos motivos. En primer lugar por su gancho como trama, en segunda instancia por su función de despertador de conciencias distraídas con lo anecdótico de un posible feminismo de salón.

Espa√Īa, a√Īo 2020. La vida de Kassandra Fern√°ndez transcurre entre libros e intentos por superar su pasado, pero todo se tambalea cuando su mayor enemigo hace acto de presencia de la peor forma posible, dando lugar a una cruenta guerra fr√≠a donde la estrategia, los negocios criminales y los l√≠mites entre el bien y el mal se difuminan, y en la cual la protagonista se debatir√° internamente entre la venganza y la justicia, librando tambi√©n una batalla interna donde tendr√° que averiguar qui√©n es en realidad.

Mientras todo ocurre, el amor y la amistad parecen ser más difíciles de comprender que nunca. Abrir el cajón donde guardaba las piezas de ajedrez no será fácil, pero Kassandra Fernández ya no es solo una joven valiente y necesitada de conocer su destino, sino una salvaje mujer dispuesta a ganar la partida, o quizás no. Reina, el esperado desenlace de Memorias de una salvaje, es más que un thriller. Es un desafío a toda la sociedad.

Reina

Indomable: Diario de una chica en llamas

La buena poesía tiene la virtud de insertar imágenes como si fueran eslóganes hacia la idea definitiva, trascendente. Los versos de este libro destilan rebeldía y feminismo.

Dos actitudes o principios necesarios. Dos posturas desde las cuales se mira al mundo con recelo. A lo que, sumando la juventud que emana de este libro, se incorpora una sensación de irreverencia y de transgresión. Si alguien ha de sacudir los principios asentados como valores inmutables, esa es una mujer. Porque la revolución es hoy en día básicamente suya.

Nada mejor que el ejemplo cercano para lograr la empat√≠a necesaria que debe ocuparnos a todos y todas en esta contigencia social a√ļn no resuelta. La brillantez cegadora de Bebi es en ocasiones inc√≥moda al sacar de las sombras realidades en crudo. Pero es precisamente la incomoidad de la conciencia la que favorece que los viejos totems anquilosados caigan en favor de mejoras esenciales

Indomable
5/5 - (15 votos)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.