Que no te quiten la corona, de Yannick Haenel

Admiramos el brillante momento en el que un hombre resurge de sus cenizas para lanzarse al vuelo de su imaginación desbordada. El convencimiento hacia ese encuentro con el sentido de la vida tiene la justificación de lo épico. Más aún cuando el bagaje de derrotas se amontona sobre uno como el peor de los héroes antológicos.

Lo que aquí nos narra Yannick Haenel tiene algo de Quijote reencarnado en Ignatius Reilly y finalmente en el bueno de Jean. Porque cada tiempo tiene sus epopeyas en la misma medida que su parte absurda. El cóctel se sirve con un toque amargo. Porque entre los sorbos placenteros de los grandes mitos y los tragos de la realidad más prosaica, sin pizca de lirismo hacia la superación, la borrachera acaba por despertar fuertes resacas.

Jean, el héroe de esta singular epopeya, tiene cuarenta y nueve años, vive enclaustrado en un estudio de veinte metros cuadrados y se pasa los días viendo películas mientras se emborracha. Pero a pesar de su aparente desidia y abandono, ha escrito un monumental guión sobre la vida de Herman Melville que sólo Michael Cimino, el director maldito de El cazador, podría llevar al cine.

Así que a fin de conocerlo se embarca en una búsqueda asombrosa, la de la verdad que resplandece entre el cine y la literatura, que lo conducirá a una serie de aventuras tan cómicas como extravagantes entre París, Nueva York, Colmar y un lago en Italia. La chispeante novela de un escritor que vive la literatura y poetiza la vida.

Ya puedes comprar la novela «Que no te quiten la corona», de Yannick Haenel, aquí:

CLIC LIBRO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.