Permafrost, de Eva Baltasar

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Precio: Consultar en Amazon.es
El extremo de vivir. La intensa necesidad de vida conduce en ocasiones al punto más lejano, a lo contrario. Se trata de ese peculiar magnetismo de los polos que al final parecen una misma cosa separada en su origen. Una cosa, una esencia, un algo que reclama con insistencia y perseverancia el reencuentro de toda la gama de vida que su dicotómica existencia podría llegar a explicar con arrebatadora lucidez.

La voz en primera persona de una Eva Baltasar fogeada con éxito en mil poemas, da más intensidad si cabe a la protagonista de su historia. Una de esas personas que alberga la esperanza, quizás sin quererla del todo, de sintonizar razón y verdad, en ese abismo entre las impresiones subjetivas que impelen a la felicidad y un posible mundo objetivamente conducido hacia la insatifacción más abismal de todos nosotros, viajeros de una sola vida, como apuntaba Milan Kundera en La Insoportable levedad del ser.

Solo que la protagonista de esta novela no está dispuesta a sucumbir a ese frío de vivir y, revestida de ese permafrost con el que también se recubre lo más inhóspito de nuestro planeta, se lanza al hedonismo todavía más abierto de la mujer a la que aún se le piden cuentas sobre cómo gobierna su cuerpo.

La vida es tan trivial que no merece la pena detenerse en preocupaciones mundanas como las que andan sumergidas bajo el hielo su familia o sus amigas. Lo más importante es, bajo el influjo de que nada merece la pena, aprovechar al menos los instantes con esa rabiosa autenticidad que solo marcan las pulsiones liberadas de sus dolorosos estigmas sociales y morales.

El polo contrario siempre está ahí. Las pulsiones hondas también incluyen la renuncia, la rendición, el agotamiento para emprender siquiera un nuevo paso, el suicidio como esa aventura última frente al hartago de tanta trivialidad.

Una novela ágil en esa frenética marcha hacia el vacío de la protagonista. Una historia con más que aristas y sinsabores de donde también emerge ese humor negro propio de quien está de vuelta de todo. Un libro de lucidez extrema, con una perspectiva de nuestro mundo tan gélido como la piel de la protagonista.

Ya puedes comprar la novela Permafrost, la ópera prima de Eva Baltasar, aquí:

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.