Pánico, de James Ellroy

Puestos a abordar una biografía o al menos una semblanza del paso por el mundo del personaje de turno, mejor encargar el asunto a un novelista que a un reputado biógrafo. Y nadie mejor que James Ellroy para transcribir esos retazos de vida entre algunas luces y muchas sombras…

Sobre todo en el caso de alguien como Freddy Otash, el típico superviviente de los Estados Unidos entre el sueño americano y las pesadillas encerradas en el trastero. Porque el se ocupaba de sacar esplendor, de bruñir estrellas o de defenestrarlas, a gusto del consumidor de turno. Cualquier afrenta o discordia entre estrellas y otros famosos podía contar con Otash para aplicar su justicia sumaria…

Freddy Otash es un expolicía en horas bajas. Liquidó a un asesino de polis a sangre fría, así que el jefe William H. Parker lo despachó. Ahora es un detective privado con mala reputación, un artista de la extorsión y sobre todo el matón jefe de Confidential, la revista sensacionalista que esparce cotilleos sobre las flaquezas de misántropas estrellas de cine y difunde trapos sucios de políticos papanatas y gente de la alta sociedad con inclinación por el sexo sucio.

Jack Kennedy, James Dean, Montgomery Clift, Burt Lancaster, Liz Taylor, Rock Hudson… Freddy el Frenético los ha puesto en evidencia a todos. Era el Cacique del Cotilleo que tomó a Hollywood como rehén, y ahora, desde el purgatorio, ha venido a confesarlo todo. Narrado con la voz brutalmente divertida de Freddy, Pánico es una virulenta revelación, sin ambages, de la corrupción y la paranoia, del pecado y la redención.

Ya puedes comprar «Pánico», de James Ellroy, aquí:

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No copiar