Noche sagrada, de Michael Connelly

Noche sagrada, de Michael Connelly
Disponible aquí

Si hay un héroe de la novela negra que descolla por esa particular simpatía de lo excéntrico, ese es el Harry Bosch de Michael Connelly. Porque nos encontramos ante un viejo detective con el gran bagaje de su veintena de novelas a sus espaldas. Y si un protagonista es capaz de sobrevivir a semejante sobreexposición es porque resulta realmente magnético.

Quizás en esta novela se materialice ya una suerte de relevo. Porque lo de la detective Renée Ballard ya no es casualidad después de aparecer capitalizando su novela anterior Sesión nocturna. Y es que esta policía apunta maneras en un Hollywood repleto de contrastes reales, de donde sacar siempre el negro jugo de todo tipo de truculentas historias.

El emblemático encuentro entre Bosch y Ballard se produce con la incómoda violencia de una visita a deshoras de Harry a la comisaría de Hollywood. Naturalmente él no pinta nada allí. Puede que ni tan siquiera sea ya conocido por todos en su anterior comisaría de San Fernando.

Así que el bueno de Harry está a punto de llevarse un disparo. Pero finalmente la cosa se va recomponiendo como buenamente se puede hasta una expulsión sin mayores represalias.

Pero creo que Harry sabía muy bien lo que se hacía al dejar sobre la mesa el viejo expendiente del asesinato de Daisy Clayton. Los viejos casos atormentan siempre a los policías cuando éstos quedaron inconclusos.

Ballard revisa esa documentación al respecto y, como no podía ser de otra forma, se interesa por los extremos de tan abominable asunto en torno a la muerte de una chica de tan solo quince años.

Poco después de su inopinada visita a la comisaría, Harry descubrirá que su cebo a surtido el efecto buscado. Junto a Ballar, aprovechando su juventud, su temple y su instinto, buscarán nuevas pruebas que puedan cerrar de una vez ese asunto.

Ya puedes comprar la novela Noche sagrada, el nuevo libro de Michael Connelly, aquí:

Noche sagrada, de Michael Connelly
Disponible aquí

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.