Las 3 mejores películas de Arnold Schwarzenegger

Gobernator, como se le llamó desde su salto a la política después de haber encarnado a Terminator, tiene muchas películas de una acción dependiente tan enteramente del físico, que al final el asunto acaba desubicando al actor conforme se tiene que adentrar en otros tipos de papeles más acordes a las carnes ya flácidas. Algo parecido a lo que le ocurre a Silvester Stallone.

Pero siendo ben√©volos con el Chuache, todos hemos disfrutado de sus pelis donde no quedaba t√≠tere con cabeza entre explosiones, ataques extraterrestres y otras anomal√≠as con las que Arnold se enfrentaba a golpe de pu√Īetazo. Una apuesta exclusiva por la apariencia f√≠sica que en cuanto dejaba de repartir mandobles se le ve√≠an bastantes costuras de actor con las hechuras justas.

Desde Conan (algunos dicen que sus inicios fueron en el cine er√≥tico, pero obviaremos esa parte por si hay alg√ļn menor en la sala), hasta cualquier adaptaci√≥n cibern√©tica aprovechando su gesto adusto e imperturbable. Pero tambi√©n sorteando en ocasiones ese rol de duro dur√≠simo como el acero para adentrarse en pel√≠culas de humor y hasta rom√°nticas. Muchas pel√≠culas como para considerarlo uno de los grandes del cine de entretenimiento.

Top 3 películas recomendadas de Arnold Schwarzenegger

Desafío total

DISPONIBLE EN CUALQUIERA DE ESTAS PLATAFORMAS:

Flipante superproducci√≥n. S√≠, la de la cara de se√Īora de la limpieza que se acaba abriendo rollo cubista para aparecer debajo la jeta del Chuache de repente. Grandes efectos y bastantes giros; un buen argumento sobre colonizaciones humanas en Marte.

El poder, como siempre, ense√Īando su patita negruzca por debajo de la puerta mientras engatusa a todos con esl√≥ganes y dem√°s. Hasta que el Chuache se permite el lujo de pegarse un buen viaje (un aut√©ntico trippy) para acabar por reconectar con su yo real y una misi√≥n pendiente que alguien hab√≠a sabido desprogramar de manera eficiente.

La realidad se desmorona para el Chuache y la acción rompe en todas las direcciones. Peliculón de entretenimiento con dudas, sospechas y giros que la acercan incluso al thriller psicológico y que acaba siendo también una jugosa obra de ciencia ficción con inspiraciones de Space Opera.

La Tierra, a√Īo 2084. Doug Quaid, un hombre que lleva una vida aparentemente tranquila, vive atormentado por una pesadilla que todas las noches lo transporta a Marte. Decide entonces recurrir al laboratorio de Recall, una empresa de vacaciones virtuales que le ofrece la oportunidad de materializar su sue√Īo gracias a un fuerte alucin√≥geno, pero la droga hace aflorar a su memoria una estancia verdadera en Marte cuando era el m√°s temido agente del cruel Coohagen.

Terminator

DISPONIBLE EN CUALQUIERA DE ESTAS PLATAFORMAS:

Esa pu√Īetera luz al fondo de las pupilas del robot… O como dejar un final m√≠nimamente abierto para dar pie a secuelas y secuelas que, a poco que vaya bien una pel√≠cula, apuntan a secuelas, precuelas y dem√°s. Y Terminator fue condenadamente bien, brutalmente aplaudida. Y as√≠ vinieron despu√©s no s√© cuantas entregas m√°s. Buenas pelis todas ellas para dejarte llevar por la adrenalina. Pero ya nada que ver con el ajuste argumental de la primera. Porque, lo de las idas y vueltas en el tiempo con variadas piruetas y tirabuzones desgastan la idea original.

Los √Āngeles, a√Īo 2029. Las m√°quinas dominan el mundo. Los rebeldes que luchan contra ellas tienen como l√≠der a John Connor, un hombre que naci√≥ en los a√Īos ochenta. Para acabar con la rebeli√≥n, las m√°quinas deciden enviar al pasado a un robot -Terminator- cuya misi√≥n ser√° eliminar a Sarah Connor, la madre de John, e impedir as√≠ su nacimiento.

Depredador

DISPONIBLE EN CUALQUIERA DE ESTAS PLATAFORMAS:

Poco después de Terminator llegó Depredador. Su portada me recuerda exageradamente a los mágicos días de videoclub, llenos de encanto y esmerada parafernalia que ayudaba para hacer del visionado de una peli algo especial que no llegaba de un simple clic.

No s√©, algo tengo con esa imagen del Chuache tiznado de negro para la ocasi√≥n y metralleta en ristre pero parece que vuelvo a los remotos pasillos con cintas a uno y otro lado… Nostalgias a parte, el puto bicho de esta peli resulta de lo m√°s desesperante. Nadie sabe c√≥mo carg√°rselo, se hace invisible, es m√°s duro que cualquier metal… Solo Chuache puede con √©l en una lucha en la que va descubriendo que un humano como Arnold Schwarzenegger no tiene porqu√© temer ni al mism√≠simo demonio.

5/5 - (1 voto)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No copiar