3 mejores libros de José Calvo Poyato

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

La pléyade de grandes narradores actuales de ficción histórica en España se configura en torno a diversidad de plumas venidas desde la formación académica histórica o del arte en muchos casos. Pero también encontramos a grandes escritores de este tipo de ficciones desde ese autodidactismo del escritor sin más condicionantes, de aquel que escarba en el legado histórico para presentar interesantes novelas sobre lo pretérito. De una u otra forma la cuestión es que la novela histórica está muy viva gracias a escritores como Santiago Posteguillo, José Luis Corral o Luis Zueco por un lado, junto a otros como Javier Negrete, Eslava Galán o hasta el mismísimo Arturo Pérez Reverte con sus poderosas ambientaciones históricas hacia el bestseller de mayor enjundia.

José Calvo Poyato, a quien hoy traemos a colación en este espacio, es uno de los narradores con ese bagaje erudito del doctorado en la materia. Pero es que además este historiador (que también fue político de primera línea y que nunca dejó de ser escritor), sabe encontrar el argumento sugerente, el atractivo intrahistórico, el personaje real repleto de nuevos matices a descubrir. Y es que la ficción histórica es capaz de albergar a todo tipo de narradores sobre tan dispares aconteceres de nuestra evolución como civilización de uno a otro lado del mundo.

El caso de José Calvo Poyato, con una obra que ronda las 30 publicaciones entre ficción y divulgación, últimamente ha ido tomando los derroteros de una ficción histórica con ese regusto a misterio que involucra a lector. Novelas con el gancho de los bestsellers pero siempre con ese rigor del doctor en la materia, un verdadero lujo que siempre satisface a lectores en busca de ese entretenimiento equilibrado con la búsqueda de conocimiento sobre cualquier pasaje de la historia.

3 mejores libros de José Calvo Poyato:

  1. El espía del rey: He seleccionado en primer lugar una novela reciente en la que el oficio del escritor desborda en cada capítulo, en cada escena, en cada diálogo. En muchos momentos de la Historia posterior a la decadencia del Imperio Español (allá por el siglo XVII), parece (cuando no es rigurosamente contrastable) como si el mundo tras los Pirineos anduviera siempre en ralentí respecto al resto de una Europa occidental embarcada en continuos avances. El contraste nos es más palpable en esta novela de Poyato en la que pasamos del lustroso (con los primeros humos neros de la industrialización) Londres del siglo XVIII al Madrid en el que todavía la picaresca parece la filosofía esencial de vida, pese a que los destellos de la Ilustración parecían querer filtrarse hacia la piel de toro. No obstante, el viejo imperio todavía sueña con vengar sus afrentas con la pérfida Albión. Un marino como Jorge Juan viaja hasta Inglaterra para participar de los avances navales del momento, soterrando su interés de recopilar información para España en una acción paralela a su simple presencia como enviado oficial. Sin duda uno de los primeros espías de la Historia. Junto a esta aventura descubrimos a la última esperanza política del país, el riojano Marqués de la Ensenada trata de urdir un plan paralelo a las acciones de Jorge Juan para, casi de espaldas Fernando VI. Un plan que incluye maniobras políticas en las que sacar partido del enfrentamiento entre Francia e Inglaterra.

    El espía del rey
    Disponible aquí
  2. Sangre en la calle del Turco: El general Prim y el personaje de Fernando Besora comparten pueblo natal: Reus. Y en torno a estos dos personajes gira una historia en uno de los momentos más interesantes de la historia de la España asomada al siglo XX. Durante gran parte del siglo XIX, el general Prim descolló como personaje de primer nivel, primeramente en lo militar y después en lo político. Sin duda se trataba de un personaje con visión progresista en torno a cuya vida, aunque de manera paralela, avanza el espacio vital del otro personaje que compone el rico mosaico de la historia, el ya citado paisano Fernando Besora. Las tensiones políticas propias de momento avanzan a la par que Besora busca su espacio como escritor, cronista y hasta periodista accidental de los acontecimentos más transformadores del momento. Una historia desde dos prismas repleta de enigmas, aventuras y también de amor y hasta de épica. desde Madrid y su siniestra calle del Turco hasta el París más convulso para quien fuera el último monarca francés.

    Sangre en la calle del Turco
    Disponible aquí
  3. El gran capitán: Cuando el Imperio Español encontró su mayor gloria, personajes como el de Gonzalo Fernández de Córdoba se convirtieron en elementos fundamentales para profundizar en esa hegemonía sostenida en no pocas ocasiones desde lo bélico. De inicio, Gonzalo de Córdoba debió sentirse desheredado desde su Aragón originario, pero su cuna y su formación lo condujeron a la guerra cuando ésta fue precisa para que una de las dos partes de la España de los Reyes Católicos no acabara maltrecha. La amenaza francesa solo podía ser contenida por quien todos conocía como el Gran Capitán bajo cuyo mando y en su simple presencia podía recomponer los anímos hacia la victoria. Un escenario final de partida para la retrospectiva del personaje. Una novela hecha la biografía más ilustrativa de uno de esos fundamentales de la Historia. Desde la Córdoba en la que prácticamente fue desterrado hacia esa asunción gloriosa del personaje que pudo haberse dedicado al ocio y que acabó por ser ejemplo para todo un ejército.

    El gran capitán
    Disponible aquí

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.