3 mejores libros de Javier Pérez Campos

Si se pudiera pensar en un relevo generacional para el gran J.J. Ben√≠tez, quiz√°s habr√≠a que acordarse en primer lugar de Javier P√©rez Campos. Por supuesto que la fecundidad creativa de Ben√≠tez se extiende durante muchos y exitosos a√Īos.

Pero en este escritor, y también periodista como el referente indicado, encontramos un mismo gusto por lo esotérico, o por el ficcionado desde escenarios reales convertidos en crónicas impactantes que conjugan esa miscelánea entre la crónica salpicada con imaginativas recreaciones.

En la creciente bibliografía de Javier Pérez Campos disfrutamos ya de grandes historias desde ancestrales civilizaciones hasta escenarios bien cercanos transmutados en su pluma hacia un mayor significado, una trascendencia hacia el fondo de las grandes lagunas de nuestra existencia como humanos.

Colaborador además de diversos medios de temática esotérica, del ocultismo, de lo parapsicológico, es uno de los más sólidos investigadores en esos umbrales de nuestra realidad de donde se nutre imaginario popular y donde se cobijan multitud de planteamientos que se escapan a la razón, invitando a fantasear con la solidez que confiere lo documentado.

Así, la obra de Javier Pérez Campos sirve para ese acercamiento a lo desconocido, a las fronteras que tan solo pueden ser sondeadas pero que en ocasiones se convierten, en los relatos de autores como Javier, en los pocos hilos que nos unen con esa realidad tras nuestras comunes dimensiones.

Top 3 libros recomendados de Javier Pérez Campos

Los ecos de la tragedia

Los ecos se extienden por multitud de lugares. Javier P√©rez Campos se movi√≥ por toda Espa√Īa hasta donde sucedi√≥ algo siniestro, extra√Īo, fascinante y hasta terror√≠fico. La conciencia social tambi√©n nos ofrece una especie de memoria selectiva.

Los lugares desastrosos, los momentos negros de la Historia quedan en ese limbo que pocas veces ocupan páginas y que pasan muchas son prácticamente desterrados de las crónicas de sucesos para no dictar la sentencia de lo trágico sobre un lugar.

En muchas ocasiones las puertas se cierran cuando se buscan respuestas, la incomodidad de avivar seg√ļn que recuerdos puede despertar las m√°s absolutas reticencias. Pero siempre hay alguien dispuesto a contarlo.

Y buceando entre hemerotecas y demás fuentes aparecen las noticias desde las que parten realidades bien distintas sobre lo que llegó a ocurrir en ese lugar donde se concentró por una vez lo ominoso o lo espeluznante. Y, por supuesto, siempre quedan los que escuchan atentos los ecos.

Gentes capaces de trasladar ese extra√Īo efecto residual en cualquier rec√≥ndito lugar sobrevivido a su tragedia o expuesto por una vez a experiencias fuera de toda raz√≥n. Un libro con entrevistas y deducciones del autor, con exposiciones que tratan de clarificar desde la bruma levantada con firme voluntad por quienes quieren olvidar o tan solo pasar p√°gina. Los testimonios obtenidos por el autor dan buena cuenta de esos encuentros entre nuestro mundo y sus sombras. Y la simple consideraci√≥n de los visos de verosimilitud resulta impactante.

Los ecos de la tragedia

Los guardianes

Los ángeles de la guarda o custodios no son exclusivos del catolicismo. No al menos en su definición esencial. Imaginemos que ciertamente todo pudiera tener un plan. Sin duda nada podría salir del guión establecido.

Pero somos creaciones fr√°giles, expuestas a esa voluntad, al libre albedr√≠o, a la exposici√≥n abierta a tentaciones y circunstancias entrecruzadas exponencialmente. Ellos, los guardianes siempre est√°n ah√≠. Las apariciones son la m√°s fiel constataci√≥n de ese inter√©s √ļltimo dictado desde nuestro destino.

Mensajes cuando pueden darse los condicionantes de que nos estemos asomando al abismo antes de tiempo, revelaciones para adecuar un imprevisto en esa traza que dibuja la existencia. Pero más allá de los testimonios, Javier Pérez Campos hace una tarea de investigación que, curiosamente, engarza toda creencia al respecto en multitud de orígenes, razas y culturas. Más allá de un imaginario deseoso de cubrir las más crudas incertidumbres y lagunas.

Si no ha llegado el momento puede ser porque algo nos protege. Si nos dirigimos al desastre antes de que nos toque salir de escena, puede que tengamos esa sensación, esa decisión achacada a la improvisación, ese susurro que nos detiene…

Los guardianes

Los otros

La fe y una de sus parcelas m√°s esencial, anhelar que los nuestros est√©n ah√≠, esperando en alg√ļn lugar, sobrevivientes a la tierra, levantados desde el cuerpo hacia el esp√≠ritu.

La p√©rdida de la fe es una constante en nuestra sociedad moderna. Nada extra√Īo teniendo en cuenta la entrega absoluta a la raz√≥n, a lo sensorial, a la ciencia, al conocimiento. Y sin embargo lo sobrenatural sigue manifest√°ndose con su particular cadencia, entre personas plenamente cabales.

Investigar sobre el asunto durante a√Īos confiere esa autoridad sobre el asunto a un autor empe√Īado en poner negro sobre blanco testimonios repetidos, verdades trascendentes que en la reiteraci√≥n de la experiencia cobran especial relevancia.

Desde que el ser humano fue capaz de representar su mundo en imágenes o grafías, la comunicación con los otros ya se manifestó y siguió ampliándose en multitud de obras. Más allá del miedo por lo fantasmagórico, la impresión que obtenemos al leer este libro es una voluntad de paz interior sobre la certidumbre de que realmente están ahí, esos otros que antes ocuparon, de manera tangible, este mundo.

Los otros, de Javier Pérez Campos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.