Los 3 mejores libros de Thomas Pynchon

Si hace poco hablaba del ya desaparecido escritor estadounidense David Foster Wallace, no est√° de m√°s traer a colaci√≥n a quien pudo ser parte de su inspiraci√≥n: Thomas Pynchon. Porque se me hace dif√≠cil asumir que el bueno de Wallace, con esa tendencia suya por desestructurar lo real hacia una atomizaci√≥n de lo netamente humano no se alimentara de este compatriota y antecesor literario. Wallace nos invitaba a revivir deseos disfrazados por sue√Īos, pulsiones alienantes en una escritura hecha metalenguaje.

Esa composición de lugar de Wallace tenía que provenir de un Pynchon que ya venía destrozando estructuras narrativas típicas. Pynchon siempre se entregó a su creatividad autómata hecha trama más o menos conexa pero siempre repleta de metafóricas perlas.

Además de su capacidad para presentar, a través de simbolismos hiperbólicos que roban la atención lectora, su particular esclarecimiento de filias y fobias que perfilan la voluntad humana.

Lo mejor de todo es que Pynchon utiliza entornos cercanos desde los que movernos hacia una visión tan absurda como vigorosamente conceptual. Un cóctel muy completo con una base de surrealismo a la americana, genialidad descriptiva, personajes estrambóticos y una acción siempre inesperada como aderezo final, para que quedes enganchado a ese esperpento hecho literatura de muchos kilates.

3 mejores libros de Thomas Pynchon:

La subasta del lote 49

Empecemos fuerte. Quizás no entiendas de qué va el libro (de hecho tampoco es tan fácil explicarlo). Imagínate que vas a un desfile de modelos como los que ves por televisión.

No tienes ni idea de moda, o al menos eres incapaz de asumir como moda esa escenificación estrafalaria de personajes con mirada ausente. Pues bienvenido al pase literario de la subasta del lote 49.

Extra√Īo, s√≠. Desconcertante para un profano a la moda, tambi√©n. Pero no puedes dejar de mirar lo que pasa, esa sucesi√≥n de modelos o personajes vistos en este caso desde los ojos de la se√Īora Edipa Maas, la inesperada nueva rica expuesta a los peligros de su acechante exmarido (Mucho Maas, para m√°s se√Īas) por un lado, as√≠ como a los abogados m√°s despiadados de todo Estados Unidos y a organizaciones secretas que andan tras sus pasos.

Una gran mascarada en la que lo surrealista asalta la sociedad estadounidense. Quiz√°s una cr√≠tica, a lo mejor una s√°tira, ¬Ņpor qu√© no un thriller?. Cada cual con su interpretaci√≥n y su lectura quedar√° m√°s o menos satisfecho. Eso s√≠, en un club de lectura nadie acabar√≠a concluyendo lo mismo sobre lo le√≠do…

La subasta del lote 49

V.

El absurdo como concepto artístico o literario es una aventura o un reto para la inteligencia. Y acercarnos a los tres personajes de esta novela es una invitación hacia el misterio hecho proyección abstracta de tensiones sexuales o emocionales.

Deseo o simplemente amor para que Stencil acabe por descubrir qui√©n es la apasionante dama que se esconde bajo la letra V. Profane como el ser m√°s desapegado del mundo, un estoico a quien la se√Īora V prolonga su completa apat√≠a.

Y V, ella, la mujer que todo lo puede ser y de cuyo enigma vive la trama y ella misma, deseosa de vivir en ese juego sobre su existencia casi divina, esencial.

Quiz√°s una met√°fora sobre el deseo carnal y la verborrea que puede acompa√Īarlo para satisfacer su fin. A lo mejor la s√°tira moderna del amor idealizado de Don Juan y Do√Īa In√©s. V es desternillante, extra√Īa y cautivadora en sus met√°foras.

V.

Vicio propio

La más apegada a nuestro mundo de las creaciones de Pynchon. Una novela negra en la que imaginación del autor por una vez se centra en lo mundano.

Una estancia de paso en el género negro para hacer una revisión crítica que va más allá de lo social y se acerca a lo humano, al delito servido como fundamento del hilo narrativo, lineal por una vez en su carrera.

El hampa como perfecto trampol√≠n para digresiones de todo tipo en ocasiones hirientes pero siempre c√≥micas. Los √Āngeles hecho un escenario urbano repleto de las estridencias propias del Pynchon empe√Īado en darle un meneo constante a nuestro mundo.

Por ah√≠ se mueve un detective llamado Doc en busca del amante de su ex. Los a√Īos sesenta, la contracultura, la sempiterna corrupci√≥n personificada en un polic√≠a pat√©tico llamado Bigfoot.

Novela negra o parodia de novela negra por su inagotable fuente de humor, esta novela se convierte en la primera a la que todo lector medio debiera acercarse.

5/5 - (6 votos)

1 comentario en ¬ęLos 3 mejores libros de Thomas Pynchon¬Ľ

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.