3 mejores libros de Rosa Regàs

Entre los escritores espa√Īoles m√°s veteranos, Rosa Reg√†s destaca por una evoluci√≥n constante, una especie de asunci√≥n del trabajo de escritor como una aut√©ntica carrera de fondo en la que siempre hay que reamprender a correr, adapt√°ndose a los tiempos y embarc√°ndose en nuevas corrientes, siempre con su sello particular, ganado en tantos y buenos a√Īos de oficio.

No es que Rosa emergiera en el panorama literario desde muy temprana edad. Todo lo contrario, su aparici√≥n como narradora se di√≥ pasados los 50 a√Īos, con ese poso y esa solvencia de quien descubre que tiene mucho que contar y que todav√≠a no ha empezado a hacerlo.

Como muchos otros escritores, Rosa Regàs compatibiliza la redacción de sus novelas y otros libros con la participación en diversos medios, con aquel marchamo de prestigio que confieren los premios que pronto fue alcanzando desde que se decidiera a escribir. El Nadal, El Planeta y muchos otros han ido colmando la estantería de esta autora, con ese impagable premio del prestigio y el reconocimiento necesario del escritor para seguir disponiendo de tiempo.

En lo estrictamente literario, √ļltimamente lo biograf√≠co, como narraci√≥n hist√≥rica, est√° ocupando la mayor dedicaci√≥n de Rosa Reg√†s. Es lo que tiene disponer de total libertad para escribir as√≠ como del tiempo necesario para hacerlo‚Ķ

Top novelas de Rosa Regàs

Azul

Se√Īalo esta novela de Rosa Reg√°s como su mejor obra por un aspecto singular de la misma. Pocas veces la novela se convierte en un ejercicio de psicoan√°lisis del lector. Lo que les ocurre a Andrea y Mart√≠n, amantes inesperados tambi√©n supone un ejercicio de b√ļsqueda del yo lector en el √°mbito m√°s trascendental de todos: el amor.

Andrea y Mart√≠n se encuentran y se aman con la pasi√≥n t√≠pica de lo nuevo, de lo extra√Īo, de lo imposible o al menos inadecuado. El tiempo entre orgasmos descomunales es otra cosa, Mart√≠n y Andrea se adentran en s√≠ mismos para relatar como amantes terapeutas lo que realmente anhelan, lo que de pesado o de ligero tengan sus vidas, sus deudas con el tiempo vivido y sus esperanzas con el que haya de llegar.

En cierta forma ambos reconocen en el otro que están ahí para liberar su mente en la misma medida que liberan su pasión. Un fructífero relato para todo lector que navege en ocasiones sobre la fugacidad de todo, incluso de uno mismo perdido entre rutinas y costumbres…

Azul

La canción de Dorotea

Lo de Rosa se me asemeja en ocasiones a un existencialismo del detalle. Mientras nos movemos impelidos por supuestos destinos, solemos desperdiciar brillantes momentos para el detalle, que es lo que queda…, porque el tiempo es detalle, cada segundo es un solo detalle y nuestra vida la encadenan millones de segundos.

Desde este planteamiento nacen nuestras m√°s duras contradicciones, nuestras culpas y sue√Īos incumplidos a la postre. Lo que pasa mientras hacemos planes es la vida, esa suma de instantes incontrolables. Aurelia es una prestigiosa profesora.

Mientras su padre permanece convaleciente ya en edad avanzada ella trata de seguir con su vida, dejando la vida de su padre en manos de una cuidadora. Adelita es dichararachera pero trabajadora, hasta que Aurelia empieza a sospechar que la joven ayudanta est√° interfiriendo en su vida.

La gota que colma el vaso fue la desaparición de una joya. La furia de Aurelia acaba destapando muchos aspectos de su vida en su faceta más íntima y olvidada…

La canción de Dorotea

M√ļsica de c√°mara

A medio camino entre las vivencias propias de la autora, que bien viene seleccionando en algunas publicaciones recientes, y la novela m√°s pura, por medio de Arcadia nos acercamos a la Barcelona de mediados del siglo XX.

Y descubrimos una bonita historia de amor con m√ļsica de fondo que acalla la miseria. Y todo parece ir bien‚Ķ, hasta que Arcadia y su joven novio descubren que no habitan el mismo espacio. √Čl incapaz de reconocerla a ella en su esencia, y ella imposibilitada a renunciar a la parte m√°s trascendente de s√≠ misma.

El amor no se puede compartir entre los amantes m√°s queridos, si la sinfon√≠a no suena en el mismo pentagrama. Muchos a√Īos despu√©s los dos amantes vuelven a encontrarse, en ese t√≠pico momento en el que todo es imposible, todo salvo un amor que por fin pueda compartir acordes y tempo.

M√ļsica de c√°mara

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.