3 mejores libros de Oscar Sip√°n

He de confesar que cuando empecé a escribir mis primeros relatos, de mayor quería ser como Oscar Sipán.

No es que me lleve mucho tiempo con √©l, a decir verdad poco m√°s de un a√Īo, pero su don me choc√≥ ya desde que ganara un concurso literario juvenil al que yo me present√© con m√°s pena que gloria.

As√≠ que, en un momento u otro era de justicia traer al que para m√≠ es uno de los oscenses m√°s rese√Īables de la actualidad.

Acertar a definir qu√© es lo que me llam√≥ tanto la atenci√≥n de este autor no es tarea f√°cil. Es su manera de conducirte entre sus relatos, esa pu√Īetera y envidiable capacidad para encontrar los juegos de palabras que transforman de repente una escena, ese uso del lenguaje como si de repente fuera solo suyo, como si solo √©l fuera capaz de descubrir constantemente met√°foras y giros que embellecen la forma hacia el concepto y que dan continuidad al nudo del relato como suaves trazos que siempre anticipan algo mejor.

Sin duda un virtuoso al que he admirado siempre en silencio, como se admira a los buenos escritores que tengan algo que contarte.

3 mejores libros de Oscar Sip√°n

Guía de hoteles inventados

Lo cierto es que las ilustraciones que suelen acompa√Īar los libros de Oscar Sip√°n ya ofrecen esa primera sensaci√≥n de enfrentarse a un mundo bajo otro prisma. El toque melanc√≥lico del ocre sepia y la fantas√≠a del imaginario de Oscar Sanmart√≠n anticipan viajes imprevisibles. Y eso es lo que ocurre con este libro de relatos. Almas de paso que habitan hoteles fugaces, presencias todas fantasmag√≥ricas de lo ef√≠mero que es vivir.

Resumen: Ludovic Sindone, protagonista de este libro maravillosamente ilustrado por √ďscar Sanmart√≠n, recorre las ciudades fant√°sticas de Alesia, Blonembun y Croatan y se aloja en sus hoteles.

Ludovic describe las ciudades y los hoteles, se mezcla con sus habitantes y con los clientes de los alojamientos inexistentes que visita, y cuenta las historias de quienes antes que él, ocuparon sus habitaciones, seres inventados a veces, y otras, reales.

Guía de hoteles inventados

Avisos de derrota

La tristeza siempre ha sido un gran pozo del que extraer la belleza de la a√Īoranza, el aroma antiguo de las flores del para√≠so perdido, la angosta templanza para seguir buscando un horizonte sobre el que se despeja el eco del abismo. Una gran facultad de Sip√°n es dotar al extra√Īamiento de belleza, de lirismo. Este libro es un buen ejemplo‚Ķ

Resumen: Los diez cuentos que forman este libro, de extensión muy variable, son realmente avisos de derrota o derrotas propiamente dichas. La temática fundamental son las relaciones humanas, en particular las amorosas.

Sip√°n tiene una manera muy sabia de mostrar el desamor, las rupturas, los momentos anteriores o inmediatamente posteriores a ese cataclismo que nos parte en dos y nos obliga a buscar, con la ansiedad de un drogadicto, algo que nos entretenga el dolor y nos anime a engancharnos otra vez a la vida. Es hermosa su manera de narrar este tipo de situaciones.

De hecho, creo que son las situaciones primordiales de la mayor√≠a de estos relatos, una ruptura (o la amenaza de la misma) empuja al protagonista a hacer lo que se narra en el relato, desde una pel√≠cula en Los Monegros hasta la b√ļsqueda de la tumba de un autor americano que est√° enterrado en un pueblecito de Alicante. Oscar Sip√°n es un escritor capaz de sacarle punta a cualquier tema porque tiene la facultad de ver m√°s all√° de lo que realmente hay en una realidad. De esa realidad, su realidad, obtiene el material de sus cuentos.

Avisos de derrota, surge de lo que el denomina tsunami sentimental, una ola gigante que arras√≥ su vida de nuevo hace dos a√Īos. Por eso el desamor est√° presente en la mayor√≠a de los relatos. Por eso los cuentos de Oscar Sip√°n contienen gotas de la esencia de su alma.

Un alma buena, inquieta, que continuamente se cuestiona el mundo que le rodea. Son cuentos que nos muestran la realidad paralela, en la que introduce al lector con naturalidad, de modo f√°cil.

Avisos de derrota

Concesiones al demonio

Hace ya algunos a√Īos que consegu√≠ esta primera novela de Oscar Sip√°n. Y en ella encontr√© una acertada transici√≥n, pero una transici√≥n al fin y al cabo.

Una intenci√≥n de prolongar la magia de lo breve en una prosa m√°s solida. Para hilvanar todo ese poder de transmisi√≥n, el autor se lanz√≥ hacia la narraci√≥n de personajes. Unos personajes cercanos que comparten vecindario pero que se distancian a√Īos luz en sus parcelas m√°s intimas. En el contraste reside la magia. Y de eso, de la magia de escribir sabe mucho Don Oscar Sip√°n.

Resumen: Mientras tratamos de matar el tiempo, antes de que el tiempo nos mate a nosotros, como dice Nacho Vegas, tomamos decisiones arriesgadas, nos equivocamos, le otorgamos concesiones al demonio. Un joyero con fama de mujeriego, una mujer madura, un jubilado perdido, un ex ciclista profesional, dos escritores y una ni√Īa marcada son los personajes que habitan la primera novela de Oscar Sip√°n.

Concesiones al demonio

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.