Los 3 mejores libros de M.W. Craven

Que las novelas negras negrísimas de M.W. Craven vayan publicándose en paralelo en muchos otros países además de su Inglaterra natal deja bien a las claras la confianza generalizada en la pujanza de sus tramas.

Como en tantas otras ocasiones, nada mejor que unos protagonistas potentes como su Washington Poe con su inefable Tilly Bradshaw para que el sistema gravitacional de la parte argumental nos focalice como lectores hacia esos estereotipos luminoso, de irrenunciable fuerza centrípeta.

Para ello los protas deben tener sus virtudes y defectos, sus infiernos y sus duros caminos hacia la reconciliación con un mundo que casi siempre los ha herido (nada mejor las culpas y remordimientos para expiar nuestros propios pecados sobre ese otro ser al otro lado, entre el papel y la imaginación).

M√°s all√° de una caracterizaci√≥n minuciosa, muy humana, de este nuevo Poe en tandem con Tilly, el autor tambi√©n sabe dar una de cal y otra de arena en el ya noble arte del equilibrio narrativo. En toda novela negra actual lo meramente criminal y lo sugerentemente deductivo tienen que magnetizarnos para que cada cap√≠tulo nos resulte morbosamente irrenunciable de leer. Y s√≠, Craven lo consigue rematando en ocasiones con giros que r√≠ete t√ļ de Joel Dicker.

Top 3 novelas recomendadas de M.W Craven

El show de las marionetas

Washington Poe y Tily Bradshaw son esos polos opuestos en todo, en personalidad, en aspecto, en comportamiento… El paradigma de la bella y la bestia trasladado a escenarios bien lejanos. Entre lo intempestivo y decidido de Poe y lo retraído pero tremendamente audaz en lo suyo de Bradshaw se consigue ese efecto complementario que siempre gusta en este tipo de historias.

Como pero hay que poner el arranque del asunto. Quizás el autor se haya entretenido demasiado en los preliminares, dejándo al lector en un constante punto de excitación que por momentos se apaga y hay que retomar de nuevo. (Casi mejor que la intro se hubiera ido deslizando a pinceladas en el desarrollo).

Pero una vez en harina la historia pica como un mal bicho. Y hasta que no llegas al final, no puedes dejar de leer, con una disertación final que te deja encantado de haberla leído.

Un asesino en serie est√° quemando vivas a sus v√≠ctimas. No hay ning√ļn tipo de pistas en las escenas del crimen y la polic√≠a ha perdido todas las esperanzas. Cuando su nombre es hallado en los restos carbonizados de la tercera v√≠ctima, Washington Poe, un detective suspendido de empleo y ca√≠do en desgracia es llamado para que se haga cargo de la investigaci√≥n, un caso del que no quiere formar parte.

De mala gana acepta como su nueva compa√Īera a Tily Bradshaw, una brillante pero poco social analista civil. Pronto, la pareja descubre una pista que solo √©l podr√≠a ver. El peligroso asesino tiene un plan, y por alg√ļn motivo, Poe forma parte de dicho plan.

Mientras el n√ļmero de v√≠ctimas sigue en aumento, Poe descubre que √©l sabe mucho m√°s acerca del caso de lo que jam√°s se habr√≠a imaginado. Y en un final aterrador que destrozar√° todo lo que √©l cre√≠a sobre s√≠ mismo, Poe comprender√° que hay cosas mucho peores que ser quemado con vida.

El show de las marionetas

Verano negro

La sonrisa del vecino amable que te cede el paso en el ascensor, el considerado trato del dentista que se dispone a meter sus manos en tu boca, la charla del anestesis a punto de conducirte a los mundos de Morfeo… Tantas cosas despiertan en ocasiones dudas razonables sobre la verdadera naturaleza de la persona de turno…

Jared se encuentra cumpliendo cadena perpetua por el brutal asesinato de su hija Elizabeth. Su cuerpo nunca fue hallado y Keaton fue condenado en gran parte por el testimonio del detective Washington Poe.

Cuando una joven mujer se presenta a las puertas de una remota comisaría de policía con evidencias irrefutables de que ella es Elizabeth Keaton, Poe se encontrará con el dilema de una investigación que bien podría costarle mucho más que su propia carrera profesional.

Con la ayuda de la √ļnica persona en la que conf√≠a, la brillante pero socialmente compleja Tilly Bradshaw, Poe emprende una carrera contra reloj para responder la √ļnica pregunta que importa: ¬ŅC√≥mo puede una persona estar viva y muerta al mismo tiempo? Y de pronto, Elizabeth desaparece de nuevo, y todas las pistas de la investigaci√≥n se√Īalan otra vez a Poe.

Verano negro

Abandono

También podemos disfrutar de un Whasington Poe en versión más breve por medio de este volumen. Y así entendemos la vinculación del personaje de Poe con su remoto pariente. No es otro que el gran autor del género negro Edgar Allan Poe. Porque hay un cierto aroma siniestro de lo gótico en todo lo que acontece en estas historias como sacadas de lo más oscuro del alma.

En¬ęCampo de muerte¬Ľ, Poe y Tilly est√°n desayunando, pregunt√°ndose c√≥mo pasar√°n el resto de sus vacaciones, cuando su presencia es solicitada en un aer√≥dromo de Cumbria. Un aer√≥dromo que durante la crisis de la fiebre aftosa de 2001 se conoc√≠a como el campo de la muerte. . .

En ¬ę¬ŅPor qu√© no encogen las ovejas?¬Ľ una pandemia global obliga a Poe y a Tilly a aislarse juntos. Las cosas no salen bien. Discuten y est√°n a punto de pelear cuando Poe encuentra un viejo expediente: un misterio en el que ha estado reflexionando durante a√Īos.

En ¬ęDedos de muerto¬Ľ, Poe, Tilly y Edgar, el perro de Poe, disfrutan de un d√≠a de descanso en una reserva natural. De pronto se topan con un misterio de hace veinte a√Īos, un misterio que no ha podido resolverse hasta ahora .

Abandono, de M.W. Craven

Otras novelas recomendadas de M.W. Craven…

Zona muerta

La cuarta entrega de Whashington Poe evoca a una de las mejores novelas, para mí, de Stephen King. Así que de entrada me suena a profanación. Pero dándole una oportunidad a Poe y sus extravagancias en favor de cada una de sus tramas, descubrimos una novela muy jugosa.

El sargento Washington Poe está en la corte, luchando contra el desalojo de su amada y aislada granja, cuando lo citan a un burdel callejero en Carlisle, donde un hombre ha sido asesinado a golpes con un bate de béisbol. Todo hace indicar que es un simple asesinato por parte de un proxeneta, pero su asistencia fue solicitada personalmente, por el tipo de personas que prefieren permanecer en las sombras.

A medida que Poe y su inseparable compa√Īera Tilly Bradshaw profundizan en el caso, se enfrentan a preguntas aparentemente sin respuesta: a pesar de haber sido examinados exhaustivamente para un trabajo de alto perfil, ¬Ņpor qu√© no se verifica nada en los antecedentes de la v√≠ctima? ¬ŅPor qu√© se dej√≥ un peque√Īo adorno en la escena del crimen y por qu√© alguien del equipo de investigaci√≥n lo rob√≥? ¬ŅY cu√°l es la conexi√≥n con un atraco a un banco perfectamente ejecutado tres a√Īos antes, un atraco en el que no se llevaron absolutamente nada?

Zona muerta, Craven

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.