3 mejores libros de Luis Leante

Saber acompasar la creación de obras juveniles y adultas es un complicado ejercicio de danza literaria en la que se debe transitar con pies de bailarina para no acabar importando estridencias de uno a otro género. Y Luis Leante es otro de esos autores (véase casos de Jordi Sierra i Fabra o Elvira Lindo), que controlan perfectamente el rtimo de cada una de sus novelas para conseguir el efecto final deseado para cada uno de los ámbitos literarios en los que se mueve.

Claro está que todo es más sencillo cuando se domina el arte de la escritura como un oficio completo en el que la inspiración puede acabar derramándose en forma de novela, ensayo, obra de teatro o poesía. En el caso de Leante su mayor reconocimiento viene de mano de la prosa para jóvenes y no tan jóvenes, pero también se prodiga en otros escenarios plasmados negro sobre blanco…

Así que, sabiendo que nos asomamos a la bibliografía de un autor diverso, vamos allá con los libros recomendados desde esta bitácora…

Top 3 novelas recomendadas de Luis Leante

Mira si yo te querré

El amor, necesario argumento narrativo. Sobreexplotado en algunas ocasiones, frivolizado, sobreactuado, manido, accesorio… hasta tal punto que encontrar una novela de amor con aroma más completo y complejo siempre supone más que un soplo una vivificadora corriente de aire fresco que nos despierte del sopor generalizado.

Porque esta novela es eso, una historia de amor empática, como traída del primer amor de todos nosotros. Nada más frenético ni más intenso ni más transformador que el primer amor, tan solo se trata de reconocerlo porque, pobre de aquel que no haya amado con la sensación de que nada hay más importante que estar cerca de esa otra persona.

De eso sabe mucho Montse, quien a sus cuarentaytantos decide tratar de volver a aquellos brazos que la condujeron a la pasión en su más amplio sentido vital.

Y lo cierto es que solo embriagados de pasión podríamos alcanzar a divisar la vida que se nos presenta en esta novela, entre dunas del Sáhara, allí donde no hay nada pero puede estarlo todo.

Mira si yo te querré

La luna roja

Si buscas una ciudad aut√©ntica, a duras penas influ√≠da por esa idea de aldea global que lo uniforma todo, Estambul es tu ciudad. Un paseo por aquellas calles estrechas, por sus fascinantes mercados o por sus mezquitas te llena de aromas f√≠sicos y otros tipos de aromas a autenticidad. Y hasta all√≠ nos conduce esta novela con el a√Īadido de una ritmo narrativo que lo transforma todo en aventura entre dos mundos y dos culturas.

La verdad del escritor Emin Kemal y la b√ļsqueda de los motivos de su muerte. Un traductor salpicado por la duda acerca de ese fallecimiento del autor encumbrado y ya en recesi√≥n creativa.

La aparición de una mirada insoslayable que parece alcanzar al propio lector: Derya, quizás la mejor obra conocida por Emin, la que eclipsó cualquier otra voluntad creativa de un escritor entregado a su belleza absoluta.

La luna roja

Huye sin mirar atr√°s

La juventud tiene siempre esa invitaci√≥n al riesgo desmedido, como una tentaci√≥n de Cristo ante la que cada cual, cuando es joven, toma la decisi√≥n que considera m√°s oportuna. La juventud y la inmortalidad parecen dos conceptos pr√≥ximos en el sue√Īo de la eternidad de un tiempo que, sin embago, se acaba.

Enrique protagoniza una novela desde sus tiernos 15 a√Īos hacia una especie de thriller tambi√©n interesante para un lector adulto. Las circunstancias de Enrique lo gu√≠an por una vida de carencias emocionales y por una senda de descubrimientos de la mano de un extra√Īo H√©ctor que poco a poco va ganando un espacio fundamental en su vida.

Una historia sobre la adversidad con el a√Īadido de una trama por momentos negra sobre mundos peligrosos, una met√°fora sobre la extra√Īeza del joven que ha perdido pilares de su vida, un brindis final por la esperanza pese a todo‚Ķ

Huye sin mirar atr√°s

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.