3 mejores libros de Isabel Allende

La escritora chilena Isabel Allende maneja como quiere uno de las principales virtudes o dones que todo escritor anhela conseguir a lo largo de toda su trayectoria: la empatía. Los personajes de Isabel Allende son vívidas imágenes desde dentro hacia afuera. Conectamos con todos ellos desde el alma. Y desde ahí, desde el fuero interno subjetivo contemplamos el mundo bajo el prisma que le interesa mostrar a la autora para resultar más convincente, más emotiva o hasta más crítica si toca…

Así que, amigo, avisado quedas. Ponerte a leer cualquiera de las novelas de la reina de las letras en castellano te supondrá una mutación, una osmosis, una mimetización hacia otras vidas, las de los personajes de sus novelas. Ocurre así, empiezas escuchándolos andar cerca de tí, después notas cómo respiran, acabas descifrando su aroma y viendo sus gestos. Al final acabas dentro de su piel y empiezas a vivir por ellos.

Y en resumen eso es empatía, aprender a ver con otros ojos. Y como siempre he dicho es este uno de los mayores valores de la literatura. No es cuestión de creerte más sabio, sino de saber entender al prójimo. Disertaciones singulares aparte sobre la obra de Isabel Allende, creo que no me queda nada más que decir salvo presentar mis tres novelas recomendadas encarecidamente.

3 novelas recomendadas de Isabel Allende

La ciudad de las bestias

¬Ņte apetece adentrarte en el profundo amazonas? Quiz√°s se trate de el √ļnico espacio de este planeta en el que puedas encontrar algo aut√©ntico. (Tambi√©n podr√≠a ocurrir en zona abisal, pero hasta ah√≠ todav√≠a no podemos llegar).

Si adem√°s quienes te llevan son Alexander y Nadia, disfrutar√°s del viaje literario de tu vida, que en ocasiones es m√°s que viajar realmente al fin del mundo. Alexander Cold es un muchacho americano de quince a√Īos que parte al Amazonas con su abuela Kate, periodista especializada en viajes.

La expedici√≥n se interna en la selva en busca de una extra√Īa bestia gigantesca. Junto con su compa√Īera de viaje, Nadia Santos, y un centenario cham√°n ind√≠gena, Alex conocer√° un mundo sorprendente y juntos vivir√°n una gran aventura.

El universo ya conocido de Isabel Allende se ampl√≠a en La Ciudad de las Bestias con nuevos elementos de realismo m√°gico, aventura y naturaleza. Los j√≥venes protagonistas, Nadia y Alexander, se internan en la inexplorada selva amaz√≥nica llevando de la mano al lector en un viaje sin pausa por un territorio misterioso donde se borran los l√≠mites entre la realidad y el sue√Īo, donde hombres y dioses se confunden, donde los esp√≠ritus andan de la mano con los vivos.

La ciudad de las bestias, Isabel Allende

La casa de los espíritus

No estuvo mal para empezar, pero que nada mal‚Ķ para que vamos a enga√Īarnos, esta, su primera novela, acab√≥ siendo una obra totem, llevada al cine y le√≠da en infinidad de pa√≠ses de todo el mundo.

Una obra honda y emotiva que penetra en todas las grandes pulsiones del ser humano, la ambici√≥n y la ternura, la decadencia y la vanagloria, el odio y la desesperanza, todo en su justa dosis para acabar siendo un colmado de humanidad a raudales. La historia de una familia y de su transici√≥n generacional. Los lustrosos a√Īos pasados y el presente como un eco resonando entre pasillos y sombras.

Las herencias que van m√°s all√° de lo material, los misterios y las deudas pendientes, la fraternidad y la amistad en compa√Ī√≠a del rencor y la culpa. Todo lo que somos en nuestro c√≠rculo m√°s √≠ntimo acaba reflejado en esta novela.

El entorno geogr√°fico en la latinoam√©rica profunda es una necesidad argumental para acompa√Īar el transitar de las intensas vidas de sus personajes. La sociedad en zozobra pol√≠tica, la dictadura y las libertades. Todo, esta novela lo tiene, simplemente, todo. Edici√≥n 40 aniversario:

La isla bajo el mar

Para ser una esclava en el Saint-Domingue de finales del siglo XVIII, Zarit√© hab√≠a tenido buena estrella: a los nueve a√Īos fue vendida a Toulouse Valmorain, un rico terrateniente, pero no conoci√≥ ni el agotamiento de las plantaciones de ca√Īa ni la asfixia y el sufrimiento de los trapiches, porque siempre fue una esclava dom√©stica. Su bondad natural, fortaleza de esp√≠ritu y honradez le permitieron compartir los secretos y la espiritualidad que ayudaban a sobrevivir a los suyos, los esclavos, y conocer las miserias de los amos, los blancos.

Zarit√© se convirti√≥ en el centro de un microcosmos que era un reflejo del mundo de la colonia: el amo Valmorain, su fr√°gil esposa espa√Īola y su sensible hijo Maurice, el sabio Parmentier, el militar Relais y la cortesana mulata Violette, Tante Rose, la curandera, Gambo, el apuesto esclavo rebelde‚Ķ y otros personajes de una cruel conflagraci√≥n que acabar√≠a arrasando su tierra y lanz√°ndolos lejos de ella.

Al ser llevada por su amo a Nueva Orleans, Zarité inició una nueva etapa en la que alcanzaría su mayor aspiración: la libertad. Más allá del dolor y del amor, de la sumisión y la independencia, de sus deseos y los que le habían impuesto a lo largo de su vida, Zarité podía contemplarla con serenidad y concluir que había tenido buena estrella.

La isla bajo el mar, Isabel Allende

Otros libros de Isabel Allende…

M√°s all√° del invierno

Guardo un gran recuerdo de este libro de Isabel Allende por las circunstancias en las que fue leído. Y es que la realidad y la ficción no son tan ajenas, tampoco desde un prisma del lector en el que lo que le ocurre acompasa lo que transcurre en la novela con otras impresiones y otras nociones.

As√≠ que tal vez alg√ļn otro libro anterior pudiera ocupar este tercer lugar, pero las circunstancias mandan y esta lectura se empap√≥ de positividad pese a su trasfondo, de esperanza pese a sus aristas‚Ķ

Resulta chirriante, y en cierta forma también se ve así en la novela, como la globalización acaba siendo una ficción para los humanos sin los humanos, una especie de círculo perfecto en torno al planeta, donde lo que circula libremente es cualquier cosa salvo las personas.

Menos estados para controlar la economía, pero más estados para controlar a las personas. América es el summun de esta paradoja, y allí conocemos a los personajes de esta novela comprometida, realista y ciertamente concienciadora.

M√°s all√° del invierno, Isabel Allende

Largo pétalo de mar

La mayoría de las grandes historias, épicas y transformadoras, trascendentales y revolucionarias pero siempre muy humanas, parten de la necesidad frente a la imposición, de la rebeldía o del exilio en defensa de los ideales. Casi todo lo que merece la pena contar transcurre cuando el ser humano da ese salto sobre el abismo para divisar con claridad que todo se siente más relevante con el espaldarazo de la posible conquista. No se puede vivir más que una vida, como ya apuntaba Kundera en su forma de describir nuestra existencia como un boceto para una obra vacía. Pero contradiciendo un poco al genio checo, queda el testimonio de los grandes aventureros frente a la imposición, e incluso la tragedia, como la manera de vivir con tal intensidad que parezca que se vive, al menos, dos veces.

Y a ello se ha puesto nada m√°s y nada menos que Isabel Allende, recuperando a su compatriota Neruda, quien al divisar la bah√≠a de Valpara√≠so con los miles de exiliados espa√Īoles cerca de sus nuevos destinos a construir, transcribi√≥ la visi√≥n como: ¬ęese largo p√©talo de mar y nieve¬Ľ.

Es lo que tiene la √©pica de la supervivencia. La llegada a Valparaiso en 1939, desde la Espa√Īa pr√°cticamente vencida por Franco, supon√≠a una misi√≥n terminada para el poeta. M√°s de 2.000 espa√Īoles concluyeron ah√≠ una traves√≠a hacia la esperanza, liberados del miedo del autoritarismo que empezaba a nacer entre las costas del Atl√°ntico y el Mediterr√°neo.

Los elegidos para la narraci√≥n de Allende son Victor Dalamu y Roser Bruguera. Con quienes inciamos la salida desde el peque√Īo pueblo franc√©s de Pauillac a bordo del m√≠tico barco Winnipeg.

Pero no todo es fácil, la escapada necesaria de tus orígenes produce el desarraigo allá donde vayas. Y pese a la buena acogida en Chile (con sus reticencias en ciertos sectores, por supuesto), Victor y Roser siente esa desazón de la vida perdida a miles de kilómetros. La vida de los protagonistas y el devenir de un Chile que también vivía sus tensiones en un mundo condenado a la Segunda Guerra Mundial, conflicto en el que Chile acabaría por mojarse, impelido por la presión de Estados Unidos. El Chile que ya sufrío lo suyo en la Primera Guerra Mundial, todavía acongojado por el terremoto de ese mismo 1939.

El protagonismo de los exiliados fue ef√≠mero y pronto tuvieron que buscarse la nueva vida. La r√©mora de la p√©rdida de los or√≠genes siempre lastra. Pero una vez encontrado el nuevo sitio, lo propio se empieza a ver con un extra√Īamiento que puede romper hacia cualquier lado.

Largo pétalo de mar, Isabel Allende

Violeta

Violeta viene al mundo un tormentoso d√≠a de 1920, siendo la primera ni√Īa de una familia de cinco bulliciosos hermanos. Desde el principio su vida estar√° marcada por acontecimientos extraordinarios, pues todav√≠a se sienten las ondas expansivas de la Gran Guerra cuando la gripe espa√Īola llega a las orillas de su pa√≠s sudamericano natal, casi en el momento exacto de su nacimiento.

Gracias a la clarividencia del padre, la familia saldrá indemne de esta crisis para darse de bruces con una nueva, cuando la Gran Depresión altera la elegante vida urbana que Violeta ha conocido hasta ahora. Su familia lo perderá todo y se verá obligada a retirarse a una región salvaje y remota del país. Allí Violeta alcanzará la mayoría de edad y tendrá su primer pretendiente…

En una carta dirigida a una persona a la que ama por encima de todas las dem√°s, Violeta rememora devastadores desenga√Īos amorosos y romances apasionados, momentos de pobreza y tambi√©n de prosperidad, p√©rdidas terribles e inmensas alegr√≠as. Moldear√°n su vida algunos de los grandes sucesos de la historia: la lucha por los derechos de la mujer, el auge y ca√≠da de tiranos y, en √ļltima instancia, no una, sino dos pandemias.

Vista con los ojos de una mujer poseedora de una pasión, una determinación y un sentido del humor inolvidables que la sostienen a lo largo de una vida turbulenta, Isabel Allende nos regala, una vez más, una historia épica furiosamente inspiradora y profundamente emotiva.

Violeta, de Isabel Allende

Mujeres del alma mía

Conociendo de memoria el camino hasta la fuente de la inspiraci√≥n, Isabel Allende se vuelca en esta obra en el galimat√≠as existencial de la madurez donde todos regresamos a lo que forj√≥ nuestra identidad. Algo que se me antoja muy natural y oportuno, en sinton√≠a con alguna entrevista reciente que le√≠ de Isabel en la que se intu√≠a ese punto de bella melancol√≠a, de a√Īoranza que solo en los prosistas con el don l√≠rico de Allende pueden sublimarse en novelas, autobiograf√≠as o esa suerte de h√≠brido que consigue cada cual al contar su vida.

Para tal encomienda, la autora trastoca uno de sus t√≠tulos actualmente m√°s en boga gracias a la serie hom√≥nima ¬ęIn√©s del alma m√≠a¬Ľ y nos conduce a una visi√≥n en sinton√≠a a la de la propia In√©s redescubriendo el mundo, el nuevo mundo. Porque la visi√≥n de una escritora debe siempre asomarse a nuevos horizontes, los que ofrece cada edad.

Isabel Allende bucea en su memoria y nos ofrece un emocionante libro sobre su relación con el feminismo y el hecho de ser mujer, al tiempo que reivindica que la vida adulta hay que vivirla, sentirla y gozarla con plena intensidad.

En Mujeres del alma m√≠a la gran autora chilena nos invita a acompa√Īarla en este viaje personal y emocional donde repasa su vinculaci√≥n con el feminismo desde la infancia hasta hoy. Recuerda a algunas mujeres imprescindibles en su vida, como sus a√Īoradas Panchita, Paula o la agente Carmen Balcells; a escritoras relevantes como Virginia Woolf o Margaret Atwood; a j√≥venes artistas que aglutinan la rebeld√≠a de su generaci√≥n o, entre otras muchas, a esas mujeres an√≥nimas que han sufrido la violencia y que llenas de dignidad y coraje se levantan y avanzan‚Ķ

Ellas son las que tanto le inspiran y tanto le han acompa√Īado a lo largo de su vida: sus mujeres del alma. Finalmente, reflexiona tambi√©n sobre el movimiento #MeToo -que apoya y celebra-, sobre las recientes revueltas sociales en su pa√≠s de origen y, c√≥mo no, sobre la nueva situaci√≥n que globalmente estamos viviendo con la pandemia. Todo ello sin perder esa inconfundible pasi√≥n por la vida y por insistir en que, m√°s all√° de la edad, siempre hay tiempo para el amor.

Mujeres del alma mía

1 comentario en ¬ę3 mejores libros de Isabel Allende¬Ľ

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.