3 mejores libros de Hilary Mantel

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

Tras unos inicios literarios titubeantes entre géneros tan dispares como la ficción histórica y el género romántico actual (esa suerte de narraciones rosas), Hilary Mantel ya es una autora consolidada de lo histórico. Bajo el paraguas de este género ha sido capaz de alzarse en dos ocasiones con sendos premios Booker, un galardón que fundamenta su bien ganado prestigio, para la lengua más hablada del mundo, en su capacidad para sorprender y no sucumbir a los reclamos de lo comercial (no siempre al menos).

Y algo parecido ocurre con la propia Hilary. Si bien su orientación hacia las tramas históricas ya parece tendencia clara, su capacidad para cambiar de siglos, siempre con una profusa documentación con la que satinar oportunamente cada escenario, supone ese gratificante ejercicio de sorpresa y disfrute lector para los amantes de cualquier momento pasado de nuestra civilización.

Con un punto romántico que por momentos nos asoma a quien puede ser uno de sus referentes, el gran Walter Scott, Hilary tiene siempre presente la vertiente divulgativa que toda aproximación a lo pretérito necesita para ganar en un aspecto de ambientación que los lectores de novelas históricas aprecian en su preciosismo, en el detalle sorprendente, en el nuevo matiz desvelado por una autora conocedora del ámbito temporal que trata y capaz de introducir toda esa riqueza en cada una de sus nuevas novelas.

3 mejores libros de Hilary Mantel:

  1. En la corte del lobo: Es lo que siempre ocurre con los buenos libros atemporales, que las reediciones se multiplican. Y esta novela publicada originalmente en 2009 ya ha tenido tiempo de relanzarse al público pocos años después de ver la luz por vez primera. La figura de Enrique VIII disfruta de una popularidad semejante a la que pudieron tener los Reyes Católicos en España. En torno a este monarca inglés se cernieron algunas de las circunstancias más convulsas de una historia de las islas británicas siempre sometida a los enlaces, uniones entre estados, separaciones y demás. En esta novela encontramos a la desdichada Catalina de Aragón, conducida al olvido por un monarca infiel (quizás por su infructuosa búsqueda del heredero varón). Pero más allá de esta relación dinástica venida a menos, la historia fechada en 1520 se centra en la figura de Cromwell, el personaje más influyente de la camarilla del rey que se convertirá en el personaje político más destacado, por encima del propio monarca, y al amparo de sus decisiones, la Historia de Inglaterra tomará unos derroteros jamás antes imaginados.
  2. Una reina en el estrado: Si en la novela “En la corte del lobo” la autora aborda en primera instancia el papel de Cromwell con esos brillantes matices sobre las particularidades del personaje, En esta ocasión pasamos a unos años después, a la irrupción de la figura de la misteriosa y trascendental Ana Bolena. Esta reina consorte intervino de manera definitiva en la transformación hacia la Inglaterra protestante. Claro está que enfrentarse a la Iglesia y a quienes la defendían tal cual estaba instaurada en Inglaterra, le supuso unos fáciles cargos que acabaron con ella ajusticiada. Como siempre, Hilary Mantel se convierte en una cronista intensa en los detalles y rica en los matices con una impresión siempre vívida de personajes, escenarios, motivaciones y aspectos soterrados de la historia comunmente divulgada.
  3. La sombra de la guillotina: Cada país tiene su propia historia negra en la historia de siglos pasados. En cuanto a la crueldad parcticada como ley o por la sangre derramada. En el caso de Francia, la imagen de la guillotina se asocia rápidamente con la Revolución Francesa mucho más incluso que a su creador el médico Guillotín. Y es que en la década final del siglo XVIII, Francia tiraba de cortes de cabeza como si de cosechas de cebolla se tratara (valga el chiste macabro para algo tan remoto). En este ambiente amenazante ante cualquier acto considerado delictivo o para cualquier ofensa a la autoridad, descubrimos a un Jaques Georges Danton, personaje fundamental de la Revolución Francesa y a la postre mártir de la misma causa. Frente a él se ubica Robespierre, con quien compartía ideal pero en cuya enérgica defensa que podía tornarse hacia mayor violencia encontró Danton un foco de discusión. La solución final pasó por quitar de enmedio tanto a Danton como a otro extraordinario protagonista de la Historia de Francia y de esta novela: Desmoulins. Todo lo que ocurrió en el interin se convierte en una apasionante narración para esta novela.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.