3 mejores libros de Gioconda Belli

Gioconda Belli es algo as√≠ como la musa del sandismo nicaraguense. Su l√≠rica de la revoluci√≥n social y feminista se manifiesta en una actividad po√©tica y pros√≠stica que si bien aborda su perspectiva del mundo no exenta de sensualidad, tambi√©n desprende ese aroma revolucionario en sinton√≠a con una patria que encontr√≥ en su revoluci√≥n una de las √ļltimas oportunidades para hacer creer al mundo que el comunismo pod√≠a llegar a ser esa utop√≠a de justicia social. Los motivos para el fracaso del sandinismo… ser√≠an un tema bien distinto a tratar.

La cuesti√≥n es que esa escala de referentes vitales calaron en una Gioconda Belli que encontr√≥ en todo su espectro literario un cauce incontenible a medio camino entre su imaginaci√≥n y su conciencia social. Algo semejante a otro de los grandes escritores nicaraguenses, Sergio Ram√≠rez. Un tandem sobre el que pivota gran parte de la literatura de entre siglos de este pa√≠s caribe√Īo.

Pese a su faceta poética, como siempre me centraré en su lado más prosaico, un quehacer al que, como courre con otros escritores totales que combinan ambos géneros, traslada esa exquisitez estética que transforma lo descriptivo en un deleite formal entre el crisol de impresiones y emociones.

Top 3 libros recomendados de Gioconda Belli

La mujer habitada

Como primera gran novela de esta autora, pubicada a finales de los ochenta, con los posos de una dictadura de Somoza cernida sobre Nicaragua como una pertinaz nube negra, la trama adquiere una gran intensidad ideológica y reivindicativa que ante la evidencia de su reedición más reciente, demuestra su vigencia como libro de cabecera de ese feminismo revolucionario plagado de luchas pero también de amor.

La noción del necesario cambio desde la igualdad atraviesa el tiempo y el espacio, nos remonta hasta un lejano tiempo en el que Itzá se enfrenta a unos conquistadores que ofrecían sumisión o castigo como primera medida de intervención.

El relevo de aquella mujer es tomado por Lavinia en un siglo XX absolutamente dramático para una Nicaragua enfrentada a sus demonios internos. Ella, Lavinia, tendría la oportunidad de desembarzarse de lazos con esas viejas tragedias patrias que perduran en sus días.

Pero el amor y el compromiso en ocasiones construyen el m√°s hondo ideal que una vez conocido resulta transformador e irrenunciable.

La mujer habitada
CLIC LIBRO

El pergamino de la seducción

La determinaci√≥n de la locura o la cordura en seg√ļn que momento hist√≥rico puede considerarse hoy en d√≠a como un simple ejercicio contracorriente entendido por la sociedad del momento como perturbaci√≥n donde ciertamente hab√≠a clarividencia.

Me refiero, claro está a esa Juana la loca de la que hoy asumimos que sucumbió a una demencia entre las pasiones del amor por un Felipe desapegado y sus estridentes ideas sobre el natural status social.

Con el paso del tiempo, los personajes excéntricos acaban tomando protagonismo en curiosos como los románticos que recuperaron su figura o como la propia Gioconda, quien nos invita a reinterpretar una historia narrada siempre por intereses que ocupaban las plumas de los cronistas.

Una especie de Juana parece revivir siglos despu√©s en Luc√≠a. Su figura evoca sin duda a la antigua reina, seg√ļn la perspectiva de un estudioso de la √©poca.

Luc√≠a acaba convenci√©ndose de su intrincada conexi√≥n con la reina y nos relatar√° una nueva Historia con may√ļsculas que construir√° una trama paralela sobre la reina y la propia Lucia.

El pergamino de la seducción
CLIC LIBRO

El país de las mujeres

No hace mucho que hacía referencia a la novela The Power, de Naomi Alderman, una historia sobre un empoderamiento femenino desde la ciencia ficción.

El país de las mujeres circunda un mismo planteamiento en esencia, respecto a un cambio en el orden social con la mujer como tótem. Viajamos hasta el país de Faguas, donde el Partido de la Izquierda Erótica a ganado el poder.

Viviana Sansón encabeza el nuevo gobierno y empieza con sus drásticas e impopulares medidas que pretenden alejar al hombre de todo estrato de poder. La revolución feminista llevada al extremo para plantear una jugosa hipérbole por momentos jocosa y siempre crítica.

El atentado que intentá borrar a Viviana del mapa abre una suma de investigaciones para determinar quien es el magnificida mientras seguimos observando a un Partido erótico izquierdista que suena a pretendida burla en cierta forma desencantada de revoluciones frustradas.

El país de las mujeres
CLIC LIBRO

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.