3 mejores libros de Fred Vargas

Personalmente considero que cuando una escritora como Fred Vargas se mantiene con absoluta brillantez en un género policíaco por encima de tendencias más negras, debe ser porque todavía le gusta cultivar ese arte de novela puramente detectivesca, donde se plantea la muerte y el crimen como un enigma y se desarrolla una trama hacia el descubrimiento del asesino, en un desafío propuesto al lector.

Cuando este gancho es lo suficientemente bueno no hace falta recurrir a complementos más escabrosos ni a derivaciones amorales que salpiquen a todo estamento social.

Con ello no estoy desmereciendo a la novela negra (todo lo contrario, pues es uno de mis géneros favoritos), pero sí que pongo el acento en la capacidad virtuosa para sorprender a lo Connan Doyle o Agatha Christie cuando parece que todo está escrito en ese ámbito. Cierto es que un toque mitológico o incluso fantástico que envuelva la trama puede ofrecer un especial encanto a la vez que empuja al lector hacia escenarios donde la investigación coquetea con aspectos esotéricos, pero ahí está la habilidad de Fred Vargas para compatibilizarlo todo con un virtuosismo racional a lo Sherlock Holmes.

Así que todo mi reconocimiento hacia la escritora tras el pseudónimo de Fred Vargas y su empeño por escribir policíaco más puro con reminiscencias a misterios ancestrales incluídas en no pocos de sus libros. Aunque también es verdad que el apabullante magnetismo del género negro siempre acaba empapando algunas escenas…

Top novelas de Fred Vargas

El hombre del revés

Esta fue la primera novela de la autora francesa que pasó por mis manos. Y como ya he dicho, cuando trasiegas con frecuencia entre autores de género negro supone una cierta descarga encontrar algo fresco que evoque a los orígenes del género. Pensar en un hombre lobo como némesis del protagonista en estos tiempos que corren puede sonar anacrónico.

Pero la gracia reside en saber recuperar esos viejos miedos para una literatura actual. Y Fred Vargas lo hace. Un ser lo más parecido a un licántropo mata a una mujer en las cercanías del bosque. Lawrence, exhaustivo conocedor de esta especie investiga el caso y nos conduce entre la duda de lo que pudo haber ocurrido con aquella mujer que pudo encontrarse con un ser de otro mundo.

CLIC LIBRO

Tiempos de hielo

Solo una pequeña pista plantea la duda que hace descartar el suicidio de la matemática Alice Gauthier. El trazo de un signo en la escena del crimen podría ser descartado tranquilamente ante la apacible muerte de la mujer que presentaba los indicios de esa búsqueda voluntaria de la muerte.

Una pista de esa trascendencia mínima solo puede significar algo si se encuentra una vinculación con algo de mayor peso. El comisario Adamsberg pondrá todo de su parte antes de que la oficialidad de la muerte se lleve por delante cualquier amago de investigación al respecto. Afortunadamente el descubrimiento de una carta vincula la muerte con otro fallecimiento en circunstancias similares.

Todo parece remontarse a un viaje a Islandia. Lo que pudo ocurrir allí, lo que los expedicionarios pudieron descubrir sin duda apunta a los motivos de su muerte.

Solo que el tiempo pasado desde esa aventura a la Europa más septentrional parece haber borrado huellas. Lo único positivo es que Adamsberg tiene claro que, el descubrimiento de pistas falsas anuncian que la molestia tomada en la investigación tiene su fundamento. Tan solo falta saber jugar las cartas e indagar en viejos mitos y leyendas nórdicas.

CLIC LIBRO

Más allá, a la derecha

El metodo investigador del policía jubilado Kehlweiler se basa en la paciencia y la observación (cerveza mediante). Lo de disponer de todo el tiempo del mundo más allá de los casos amontonados sobre su mesa le ofrece al bueno de Kehlweiler una gran ventaja.

Solo le falta dar con el caso más difícil, con el rompecabezas imposible. Y en ocasiones la casualidad se ofrece en forma de un remoto hueso olvidado que un perro se ocupa de desenterrar con curiosidad o con hambre…

Junto al joven Marc, Kehlweiler removerá todo hasta conocer de quién es ese hueso, a todas luces humano y completamente olvidado, como un caso pendiente al que solo hay que encontrar su expediente abierto pendiente.

CLIC LIBRO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.