Los 3 mejores libros de Elia Barceló

Cuando la ciencia ficción y la fantasía sirven a la causa narrativa además de ambientación, de herramienta hacia la empatía, el resultado suele ser siempre un sugerente estilo al alcance de cualquier lector que quiera emprender un gran viaje literario. La fantasía como argumento puede emprender una tarea transformadora de la realidad o un salto hacia épica o la ciencia ficción más hard.

Elia Barceló hace sus incursiones a uno u otro lado de la fantasía o de la ciencia ficción. Porque incluso una historia de amor puede ser abordada desde una trama transformadora de sentimientos y emociones. En todo eso Elia Barceló es una auténtica maestra que sabe combinar la escenografía de lo imposible en nuestro mundo con el gancho de las extrapolaciones más humanas.

Pero es que adem√°s este autora tan pronto se podriga en el g√©nero negro como que proyecta sus historias hacia un p√ļblico juvenil. Sin duda un devenir literario, un oficio de escribir sin cortapisas para poder abarcar diferentes estilos con plena solvencia.

De entrada, hablar de Elia Barcel√≥ ya es situarnos en la c√ļspide de la literatura fant√°stica actual en Espa√Īa. As√≠ que adentrarse en sus novelas siempre resulta tan apasionante como enriquecedor.

Top 3 mejores novelas de Elia Barceló

El color del silencio

Con el avanzar de un autor en su obra, eso que se llama oficio se detecta en el control del ritmo, en la soltura, en la profundización en los personajes, en ese que se llama versosimilitud y que parte de la necesaria empatía con cualquier personaje.

Así que no me queda otra que reconocer en esta novela toda esa suma de virtudes. El mayor enigma que puede darse es el de una muerte sin justificar, sin fundamentar, sin determinar sus causas.

Este libro El color del silencio nos plantea más de uno de esos enigmas sobre vidas que terminan de manera abrupta, con consecuencias políticas y familiares, con una trascendencia que puede marcar la Historia de un país o la intrahistoria de una familia.

Helena Guerrero conoce de esos enigmas traum√°ticos que forman parte de su pasado, solo que ni tan siquiera para ella encajan todas las piezas. Sus pinceles extienden en el lienzo esas sombras que siempre la acompa√Īaron y que acaban siendo sublimadas en sus valiosos y reconocidos cuadros. Pero Helena tuvo que encontrar su sitio en las ant√≠podas de su pasado.

Australia es su nuevo mundo, en una metáfora de esa huída completa de lo que ensombrenció su vida para siempre. Es de justicia reconocer, para entender esa vuelta al origen de Helena, que siempre, antes o después el humano busca reconciliar su pasado, minimizándolo o tratando de entenderlo.

Se trata de una tarea de exorzicación necesaria para seguir viviendo con un Yo en plenitud. Pero el regreso de Helena no va a ser una reconciliación gratuita. La muerte de su hermana en 1969 aparece ahora como un caso del que averiguar muchos detalles pendientes.

Desde Sydney hasta Madrid para regresar de nuevo a Rabat, donde Helena fue la ni√Īa feliz, hasta que todo ocurri√≥. En √Āfrica entendemos el porqu√© del desempe√Īo art√≠stico de Helena.

La autora nos presenta ese espacio luminoso, saturado de matices preciosistas a la manera de uno de los cuadros de la protagonista. S√≥lo nos queda entonces descubrir las sombras, lo oculto entre tanta luz. Lo que vincula la muerte de Alicia con un tiempo anterior, el momento en el que se preparaba el golpe de estado que inici√≥ la Guerra Civil Espa√Īola.

el color del silencio

Disfraces terribles

Tiene que ser un gustazo poder hacer una reedici√≥n por la puerta grande, en plan aclamaci√≥n popular. Y Elia Barcel√≥ recurre a estos disfraces terribles suyos para apaciguar a su p√ļblico lector, anhelante de tramas made in Barcel√≥. Y lo cierto es que viene de perlas esta trama para acompasar unos tiempos de mascarada general que acaban por ubicarnos en el carnaval de carnavales. Porque nada m√°s carnavalesco que nuestra imaginaci√≥n entregada a la lectura, y a todo lo que circunda la creaci√≥n literaria. Porque el reflejo de lo le√≠do se reconstruye desde la nada entre las oscilantes luces y sombras de nuestra propia realidad.

Una novela entre realista y criminal, en la que un biógrafo indaga en los disfraces (tan terribles como lo que ocultan) de una existencia misteriosa que, poco a poco, se va implicando en la suya propia. Una turbadora visita a los cuartos traseros de la fama literaria.

En los a√Īos setenta, el prestigioso cuentista argentino Ra√ļl de la Torre, residente en Par√≠s, salt√≥ a la fama al publicar su primera novela. Su popularidad como novelista del boom creci√≥ con sus siguientes obras, su segundo e inesperado matrimonio y su implicaci√≥n pol√≠tica. Todo ello lo coloca en el punto de mira de las cr√≥nicas de sociedad cuando decide descubrir p√ļblicamente su homosexualidad o cuando se conoce su suicidio de un pistoletazo.

Muchos a√Īos despu√©s, el joven cr√≠tico franc√©s Ariel Lenormand se embarca en la biograf√≠a del escritor entrevistando a quienes lo conocieron: su editor, sus amigos y, sobre todo, Amelia, su desconcertante y sofisticada primera esposa, compa√Īera y apoyo del autor a lo largo de su vida. Pero el misterioso mundo que rodeaba al escritor amenaza con convertirse en parte de la vida del bi√≥grafo. ¬ŅQu√© oscuras presiones lo llevaron a la confesi√≥n de su homosexualidad en una √©poca en la que nadie lo hac√≠a? ¬ŅPor qu√© se suicid√≥? ¬ŅCu√°l es el terrible misterio que esconde su obra novel√≠stica? ¬ŅPor qu√© mienten los testigos despu√©s de tantos a√Īos?

Disfraces terribles

El almacén de las palabras terribles

Escribir novelas juveniles puede acabar considerándose una intención de acomodación naif de cualquier tipo de historia. Pero en el caso de Elia Barceló la tarea se emprende desde la empatía con la edad de transición entre la infancia y la madurez.

Porque si algo es relevante en ese tiempo en el que el paraíso de la infancia se va dejando aparcado para tratar de coger el tren de la edad adulta, si algo es fundamental en ese periodo es la comunicación.

El título de esta novela juvenil ya apunta a lo rupturista que puede ser el lenguaje descontrolado cuando la tensión de la primera juventud impele las palabras. La aventura de Talia es un tanto oscura, de introspección entre una fantasía casi existencial.

Junto a ella caminar√° Pablo, otro joven como ella. Buscar el almac√©n de las palabras terribles solo puede tener un fin, la b√ļsqueda de la reconciliacion. Porque las palabras disparadas no tienen vuelta atr√°s, y la reparaci√≥n debe ser el √ļnico fin de toda aventura.

el almacén de las palabras terribles

Otros libros muy recomendables de Elia Barceló…

El caso del crimen de la √ďpera

Las incursiones de Elia Barceló en el género negro acaban teniendo un regusto a la Agatha Christie que presentaba casos fascinantes dentro de un género netamente policíaco.

Solo que el paso del tiempo siempre reajusta géneros y tendencias. Ahora se lleva más una cierta recreación macabra, un mayor perfilado psicológico del asesino… Así es como nos adentramos en esta novela sobre el asesinato de Matthias Schroll.

Bajo la pomposidad austríaca del mundo de la ópera, se crea un contraste entre ese mundo elegante y sobrio y sus oscuros recovecos, donde cualquier alma saturada de odio pueda llevarse a alguien por delante.

Cierto es que Matthias Schroll podía tener sus enemigos como pujante director de orquesta, pero el asesinato nunca es justificable. Solo queda adivinar quien lo hizo y quien se ocupó de esa teatralidad de la muerte sobre el cuerpo del finado.

el caso del crimen de la ópera

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.