3 mejores libros de C.S. Lewis

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes

1898 – 1963

Vivimos una continua explosiva cinematográfica de grandes clásicos del género fantástico. Muy oportunamente (más bien oportunistamente) trasladados a la gran pantalla para alarde de los fx más vanguardistas. Pero las grandes novelas de Tolkien (amigo íntimo de Lewis), las del propio C.S. Lewis o incluso de un actual George R.R. Martin, (por citar a auténticos taquillazos) ocuparán siempre en el imaginario de los aficionados al género de los nuevos mundos.

En el caso de Lewis, quizás hasta Narnia puede sonar como algo anecdótico para lectores de otro tipo de obras de su bibliografía, pues su vena creativa alcanzaba diversidad de escenarios y temáticas en presentaciones que incluso abordaban el género epistolar.

No es cuestión de despreciar el universo Narnia, con sus siete novelones de gran exhuberancia extendidas en un nuevo mundo ante el que solo cabe admirar el poder de la imaginación en una sola mente, pero siempre está bien alternar el foco para alcanzar a comprender esa intención final que reside en el compendio de la globalidad, más aún en un autor con profundas raices espirituales.

Así, intentando ampliar el marco de referencia, me atrevo a presentar mi selección de lo más representativo de un Lewis al que el género fantástico tiene mucho que agradecer, pero del que también podemos asomarnos a muchas otras propuestas narrativas entre lo fantástico, lo existencial y lo teológico.

3 mejores libros de C.S Lewis:

  1. Cartas del diablo a su sobrino: Está bien, como he dicho antes casi todos conocemos Narnia, aunque sea de paso desde la paisajística del cine. Entonces toca ahora viajar hasta otra dimensión, hacia otro horizonte de un autor capaz de profundizar con humor, toques de fantasía e hasta interés divulgativo en los temas universales del cielo y los infiernos, de Dios y de los demonios. En este libro conocemos a Escrutopo, quien viene a representar al diablo de las tentaciones de Cristo y a los que, bajo su escuela, se dedican a ofrecernos tentaciones mundanas con las que asegurarse de nuestra perdición. Uno de los alumnos aventajados de Escrutopo fue Orugario, su sobrino, quizás no el mejor dotado de los demonios pero sobre cuyos hombros quiere cargar Escrutopo la responsabilidad familiar hacia el empeño último y milenario de los infiernos: acabar con el hombre.
  2. Las crónicas de Narnia 7, la última batalla: Quizás no sea la mejor idea el recomendar la lectura de la última entrega de una saga. Pero si nos ceñimos al alcance, sin duda esta novela que concentra un desenlace tan esperado supone una lectura intensa, de sudores fríos y lectura febril. Porque todo está en juego, después de miles de páginas por donde se extendía un nuevo mundo por entregas. La idea de que todo lo tocado por un humano adquiere esa predestinación hacia el desastre sustenta en el fondo la necesidad espiritual de su autor. Y es que parece que el espíritu contraditorio humano a germinado en Narnia. Así como nuestro mundo puede guiarse hacia la autodestrucción gracias a nuestra intervención, también Narnia puede conocer de nuestra desgracia fatalista. Pero ellos están dispuesto a luchar para que el final de todo lo construído no llegue…
  3. Una pena en observación: Y volvamos a salir de Narnia por el mismo armario desde el que entramos y detengámonos en una pequeña joya del escritor hecho Pedro, el hombre de poca fe que recela de Dios. En el caso de Lewis la duda nace, como en tantos otros casos, tras la pérdida. Él que perdió a su mujer por un voraz cáncer rehace una pregunta millones de veces planteada entre la furia y la desesperanza. Seas creyente o no, siempre es interesante encontrar al autor de un género tan teóricamente trivial como el fantástico, abordando dudas y explayándose sobre el sentido de la vida o la carencia total del mismo cuando precisamente las palabras, el universo que tan bien dominaba Lewis solo ofrecen la más vacía de sus posibilidades: “soledad”.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.