3 mejores libros de Banana Yoshimoto

En general la síntesis siempre es productiva, valiosa, y generadora de nuevos planteamientos enriquecedores. En lo literario la capacidad de apreciar perspectivas bien distintas para acabar alimentándose de todas, asegura un campo creativo más fértil, sin restricciones de géneros ni etiquetas.

Y eso es lo que ocurre con Banana Yoshimoto o Mahoko Yoshimoto (si nos ceñimos a la autora tras el pseudónimo). Porque esta autora japonesa se ha visto influenciada, en ese imaginario previo necesario para todo escritor, por escritores tan lejanos como Truman Capote o Stephen King.

Probablemente la singular mezcla confluya en uno de los aspectos más reseñables de esta autora: los diálogos. Saber transmitir mucho más allá de lo que es una conversación no es tarea fácil, probablemente se trate de lo más dificil para un escritor.

Hacer hablar a los personajes y que estos sean los que se encarguen de despertar emociones o de transmitir sensaciones sólo puede hacerse por medio de la capacidad empática del escritor, esa facilidad para ponerse bajo la piel del personaje que toque. Si a ello le añadimos el aprendizaje de cómo lo hicieron otros grandes como Capote con sus conversaciones de extraordinario sensibilidad entre escenarios grises y King con su don para hacer próximo a todo personaje por escabroso o extraño que sea.

Así que recomendar la lectura de los libros de Yoshimoto acaba siendo una recomendación sobre personajes que destilan verdad, y que ya solo por eso podrían ganarte para su causa. Pero si además la tensión narrativa consigue que hasta el relato más existencial avance como un ritmo vivo, se puede decir que la autora acaba componiendo interesantes novelas que paladear con gusto. Historias actuales que plantean debate sobre el estilo de vida del siglo XXI, con sus contradicciones, sus tentaciones y una intensa sensación de soledad como única compañera con la que afrontarlo todo.

Top 3 libros recomendados de Banana Yoshimoto

Lagartija

Sí, un libro de relatos como el primero de mi lista. Mis razones tengo. Y es que si antes ponderaba la cualidad para pincelar personajes inolvidables, nada mejor que la potencia de lo breve para mostrar esa suma de personajes expuestos a vivencias conectadas sobre un existencialismo urbanita y mágico.

Una monstruosa urbe como Tokio puede albergar almas gemelas. Un atardecer entre las primeras luces de la gran ciudad puede ser la excusa para entrelazar existencias con el hilo de la perentoriedad de la vida, de la añoranza y de la esperanza final entre un ocaso común de melancolía.

Banana Yosimoto nos abre las puertas a la espiritualidad japonesa de lo cotidiano. Nos presenta un conjunto de relatos con los que empaparnos de la idiosincrasia japonesa en su parcela más íntima.

Y sin embargo, el sentir de la vida acaba siendo muy similar aquí o allá, pese a que el mundo construído alrededor pueda ser bien distinto. Los seis protagonistas que transitan por sus correspondientes seis relatos, parten con una supuesta intención de diseccionar grupos sociales nipones en una especie de personajes tipo por diferentes franjas.

Pero el retrato final de hombres y mujeres, de jovenes y mayores, sirve para borrar todo etiquetado previo. No hay intencionalidad ideológica o moral, se trata de descubrir lo iguales que somos cuando exploramos nuestro mundo circundante, desde nuestro interior.

La única diferencia son las experiencias que nos han orientado hacia una u otra forma de actuar. Pero el humano despojado de todo, se compone idénticamente tanto de gran parte de agua, como de similares emociones.

Dejamos de amar de igual forma a los veinte que a los setenta, sufrimos las pérdidas con la misma desazón, nos levantamos con la misma necesidad celular de sobrevivir, nos perdemos por el camino con la misma cerrazón. Y todo, absolutamente todo acaba orientado a encontrar la felicidad en alguna ocasión, por efímera que esta sea. Yosimoto dibuja a cada personaje de este Japón actual en su particular escenario.

Desciframos la tradición ancestral en algunos de ellos y descubrimos el mismo proceso de globalización en otros. Y nos siguen fascinando las diferencias. Pero lo realmente fascinante es darnos cuenta de ese sentir común que nos gobierna a todos, desde la tierra del sol naciente hasta el otro lado del mundo.

CLIC LIBRO

Kitchen

Yoshimoto consiguió un gran reconocimiento ya con ésta, su primera obra. Probablemente fuera cosa de la irrupción del surrealista planteamiento, de la metáfora existencial que suponía que una joven decidiera pasar el resto de su vida en la cocina de su casa, oculta del mundo después de quedarse sóla en el planeta.

En su devenir kafkiano, Mikage se abre finalmente a Yuichi y decide que él es otra alma extraviada como él, y acaba decidiendo ir a su casa a vivir, junto con la madre de Yuichi, quien realmente solo suplanta la identidad materna con el fin de mantener la insostenible realidad del abandono y la soledad.

Entre los tres personajes se crea un espacio de extrañamiento pero que, compartido entre ellos acaba siendo incluso más fiable y cierto que todo lo demás que pueda haber fuera.

Solo que las cosas hermosas, las extravagancias, las rarezas solo pueden mantener su belleza en tanto en cuanto no interaccionen con el gris del mundo donde ya no se cree en nada para poder sobrevivir.

CLIC LIBRO

El lago

No cabe duda de que la muerte de un ser querido supone una reescritura de la vida propia. Banana Yoshimoto escribe sobre esta idea en muchos de sus libros. Pero probablemente sea en esta novela donde mayor tono trágico adquiere la idea.

Porque en la historia se plantea un extraño baile entre la muerte y el amor, como un tango entre amantes que por momentos se asfixian de deseo y que posteriormente se repudian en sus días más tormentosos.

El romance entre los protagonistas de esta historia amanece como algo frágil, no se entregan a lo físico hasta bien avanzado su amor, quizás sean el uno para el otro su mutuo libro sobre el que escribir la nueva vida tras la muerte….

CLIC LIBRO

3 comentarios en «3 mejores libros de Banana Yoshimoto»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.