Los 3 mejores libros de Jacobo Bergareche

Como en todo oficio, pero sobre todo como en cualquier ámbito creativo, el autor curtido parece aportar esa mayor valía para quienes observan una obra final cargada de mayor relevancia o al menos de mayor bagaje que la de otros advenedizos ubicados ahí por obra y gracía de otros aspectos diferentes a la mera valía.

El caso de Jacobo Bergareche (alter ego en lo f√≠sico de Manuel Jabois) es el paradigma del narrador en busca de la historia que contar desde las vivencias, las lecturas y la pujanza inesperada del escritor aletargado o transmutado en otros menesteres creativos. Se empieza escribiendo relatos o poemas y se contin√ļa en eso de poner negro sobre blanco mientras se descubran nuevas cosas que seguir contando en prosa o verso.

Porque también tiene su encanto lo impredecible, las carreras literarias guadianescas que emergen con nueva luz desde los inframundos. Desde otros paisajes poéticos de honduras imposibles acaban llegando nuevas imágenes que salpican una nueva novela a escribir. Así es como se hace literatura trascendente, en la medida en que lo que nos encoje el corazón alcanza o al menos roza ese parnaso del alma con su remanso de paz, amor, felicidad y después nostalgia.

Top novelas recomendadas de Jacobo Bergareche

Los días perfectos

Los que nunca ocurren. Los que trazan un mundo ucr√≥nico solo distante un paso, una decisi√≥n, una casualidad. Esos son los d√≠as perfectos y se a√Īoran con la melancol√≠a de lo que s√≠ existe en otro plano, donde otro yo disfruta plenamente de la perfecci√≥n lanzando una sonrisa sarc√°stica al otro lado, a las sombras de este mundo.

Luis, un periodista cansado de su trabajo y su matrimonio, planea asistir a un congreso en Austin, Texas. El viaje es una mera coartada para encontrarse brevemente con Camila, quien se ha convertido en el √ļnico aliciente de su vida. Pero cuando est√° a punto de partir, recibe un mensaje suyo: ¬ęDej√©moslo aqu√≠, qued√©monos el recuerdo¬Ľ. Desconsolado y sin saber qu√© hacer en Austin, se refugia en un archivo de la universidad, donde se topa casualmente con unas cartas de William Faulkner a su amante Meta Carpenter.

La lectura de esta larga correspondencia lo ayuda a reconstruir el recuerdo de su aventura amorosa y a reflexionar sobre su tedioso matrimonio, pero también a preguntarse cómo hay que vivir para lograr que cada día valga la pena.

Con altas dosis de verdad y humor y una enorme fuerza narrativa, Jacobo Bergareche arrastra al lector en esta singular y cautivadora novela que explora de forma universal la fiebre del enamoramiento y la inevitable rutina de las relaciones de largo recorrido. Un libro cuya excepcional solidez y originalidad revelan la madurez literaria del autor.

Los días perfectos

Estaciones de regreso

La verdad nunca es inc√≥moda. Lo que es inc√≥modo es la forma de descubrirla, los ojos tr√©mulos sobre el nuevo desconcierto o el coraz√≥n encogido por el hallazgo que atormenta o desestabiliza la moral. Echar la vista atr√°s, entre el brumoso idealismo de lo que quisi√©ramos que hubiera pasado y el crudo golpe de lo que pas√≥…

Jacobo Bergareche arranca este relato autobiográfico con la noticia de la muerte de su hermano menor, asesinado en Angola, y en medio de la devastación que deja este hecho en su vida, comienza un viaje en la memoria, en busca de aquellas experiencias profundas, de huella duradera, como lo son el primer amor, el primer gran viaje o las primeras lecturas, donde el autor trata de rescatar aquellas cosas por las que merecía la pena vivir, aquellas en que alguna vez encontramos una perenne promesas de felicidad.

Este es un libro sobre el duelo y es también el detonante para modificar todo lo que hemos convertido en cotidiano, lo que cambia el foco y la lente con los que vemos el mundo y su recuerdo. Un camino que se abre para transformarnos en algo nuevo. Escrito con las herramientas de la mejor literatura, arriesga y conmueve por su sinceridad, sin ahorrarse ninguna verdad incómoda.

Estaciones de regreso

Las despedidas

Cada nuevo encuentro es una despedida de algo anterior. Sobre todo en esos momentos en los que un paso es un punto de inflexi√≥n hacia el giro de 180¬ļ. Pero el cierre de los episodios vitales no suponen un olvido autom√°tico. De hecho el hilo de la existencia necesariamente deber√≠a desplegarse en lugar de trazar nudos donde todo se estrecha para que nada fluya, sobre todo la verdad capaz de cortar todo posible nuevo avanzar sin hilos de culpa.

Diego y Claudia ultiman los preparativos de la fiesta de inauguraci√≥n de su casa en Menorca. Pocos d√≠as antes del evento, mientras pasea con su familia, Diego reconoce en una terraza a una extranjera con la que hab√≠a coincidido en un festival en Estados Unidos. Esa mujer, cuyo nombre Diego desconoce y a la que lleva veinte a√Īos sin ver, le ayud√≥ a superar un suceso traum√°tico. Diego quisiera saludarla pero no se atreve, porque entonces tendr√≠a que contarle a Claudia c√≥mo se conocieron. Intrigado, se las ingeniar√° para verla de nuevo en un encuentro que quiz√° le cambie la vida.

Tras el √©xito internacional de Los d√≠as perfectos, Jacobo Bergareche regresa a la novela con una emocionante historia que ahonda en la pasi√≥n, en la p√©rdida y en la fuerza del recuerdo. Un libro en el que despliega todo su talento narrativo y que lo confirma como uno de los escritores m√°s prometedores del panorama literario espa√Īol.

Valorar post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.