Los mejores libros de Guillem Morales

Curiosamente no siempre es fácil guionizar una novela pese a que en sentido inverso, una obra cinematográfica siempre puede encontrar perfecto acomodo en papel. Será cosa de umbrales, de calibres…, en el sentido de que la imaginación despertada desde la literatura tiene mucha más capacidad para extenderse en matices introspectivos del personaje, en descripciones cuando se sabe describir con las pinceladas más precisas, en diálogos bien acotados… El papel tiene sus ventajas, sin duda.

Guillem Morales ha hecho ese recorrido entre cine y libros que sucede de manera más habitual a la inversa (salvo excepciones gloriosas como Woody Allen). Este director de cine catalán ha saltado desde su ya jugosa filmografía a la narrativa con el trepidante ritmo que exigen sus películas. Cambias la butaca del cine por tu rincón de lectura y dejas las palomitas para no pringar las páginas y puede que incluso el resultado te resulte mejor…

Claro está que más allá de idas y venidas entre creatividades dispares, la querencia por los géneros es otra cosa y uno siempre tiende a contar historias del mundo que más le llama. No abandonamos el suspense con tintes de terror, la inquietud por el destino de los personajes. Tensión sin descanso y la sospecha de ese giro que puede transformalo todo para bien o para mal.

Top 3 libros recomendados de Guillem Morales

La hora del lobo

La sintonía generacional acerca más si cabe a unos autores u otros. Esta historia tiene mucho de esa proximidad a una generación X en plena medianía. Y claro uno también bebió de similares fuentes a las de este autor en cuanto a una ficción del terror aún dominada por personajes emblemáticos. Tipos hoy ya solo recuperados como actores de segunda para películas adolescentes. Me refiero al hombre lobo o a cualquier pobre vampiro en horas bajas que da mordisquitos a chiquillas en el insti…

Miles tiene nueve años y una imaginación desbordante que le lleva a sufrir continuas pesadillas plagadas de monstruos. La tétrica casa de su abuela, en la que vive con su familia, y la afición de su hermano mayor al cine de terror no ayudan a que pueda superar esos miedos infantiles.

Cuando un día descubre la existencia de una vieja película llamada La hora del lobo (obra maldita cuya exhibición comercial fue prohibida), la figura del hombre lobo invade sus malos sueños hasta convertirse en una obsesión. Mientras, una serie de inquietantes sucesos apuntan a que fuera, en el bosque, existe la amenaza de un auténtico licántropo que le acecha a él y a los suyos.

Aunando elementos de terror y de thriller psicológico, Guillem Morales ha escrito un original relato que hunde sus raíces emocionales en los monstruos de la infancia y la incomprensión que acarrea el paso a la adolescencia. Una novela con un protagonista insólito y grandes dosis de tensión que se atreve a ir más allá de la típica historia de hombres lobo.

El accidente de Lauren Marsh

¿Qué amenaza se cierne sobre los habitantes de la urbanización Century Europa?

Lauren Marsh sale a correr, como cada mañana, y cae en un socavón mal señalizado en las obras de reforma de la urbanización Century Europa donde vive. Afortunadamente, la mujer no sufre heridas mortales, pero Cédric, el inspector de seguros encargado de la investigación, descubre indicios de que el accidente no ha sido fortuito. A partir de ese momento, se verán envueltos en una trama de misterio donde nada es lo que parece: sucesos sangrientos, vecinos que guardan secretos y una verdad oculta de la que es imposible salir indemne. Los accidentes en Century Europa no han hecho más que empezar…

El accidente de LaurenMarsh, la primera novela del director de cine y guionista Guillem Morales, es una reflexión sobre la soledad, la culpa y el aislamiento en una gran ciudad, con la forma de un original y demoledor thriller de ritmo absorbente, trama retorcida y un final sorprendente incluso para los lectores más avezados.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No copiar