Los mejores libros de Fernando Repiso

Me gustan los nuevos autores que entran como elefante en una cacharrería. Precisamente porque la literatura necesita de esa capacidad de sorpresa, de ese giro y ese replanteo de estereotipos por géneros narrativos. Si no la cosa va tomando una sensación de narrativa plana. Más aún en géneros populares llamados al consumo másivo y a los superventas de ficción.

Claro está que ese punto transgresor precisa de un fondo de armario más común. O sea, bienvenidas sean las novelas negras o de suspense aferradas a los cánones, con reverencial procedimiento, para que los autores se sigan estrujando los sesos en busca de argumentos fácilmente reconocibles para ubicarlos en su estantería correspondiente. Pero esa gracia de lo novedoso, del desubicado y la sorpresa viene siempre desde un punto creativo e imaginativo capaz de trazar nuevos caminos o al menos de cambiar el foco.

Si hay que darle un toque castizo y ácido al noir pues se le da. Y así por momentos reímos mientras una oscura tormenta se cierne sobre los personajes de la historia. Paradójico como la vida misma. Seguro que en las obras de Fernando Repiso encontrarás, y encontraremos en lo nuevo que vaya saliendo, esa nueva forma de componer, negro de noir sobre blanco, escenarios llenos de colores sorprendentes.

Top novelas recomendadas de Fernando Repiso

Las agujas de la noche

Cuando uno piensa en su héroe tiene que cargar también con sus defectos y particularidades que lo hagan humano. A más excentricidades más se parecerá a nosotros de puertas hacia adentro. Porque la medianía y la normalidad son los grandes invents de la humanidad civilizada.

Así que todo héroe poco civilizado, con sus vicios y secretos puede acercarse a la idea de deshacer entuertos criminales con visos de verosimilitud. A la altura de este protagonista tenemos a su némesis que no lo es tanto. Es lo bueno de las apariencias bien narradas y de ese juego de luces y sombras que se desliza cuando uno narra con la solvencia de remitirse a la asombrosa realidad cuando se manifiesta en toda su delirante crudeza.

Después de una intensa sesión de sexo y drogas, el inspector Iván de Pablos recibe una llamada. El dueño de la sauna gay de Sevilla que suele frecuentar ha encontrado muerto a un joven en una de las cabinas. El chico, desnudo y con aspecto de estar dormido, ha recibido varios pinchazos, fruto tal vez de una práctica sexual, y le han amputado un dedo del pie. El forense, el doctor Carlos Sepúlveda, casualmente pareja de su exmujer, dictamina que ha sido un infarto. Iván confía en su palabra, pero su instinto no termina de ver claro el caso. Por ello no cesará en investigar todos los hechos alrededor de esta muerte.

El policía, en entredicho por sus adicciones y por cómo vive su homosexualidad, terminará descubriendo una trama oscura, que llevará consigo más asesinatos vinculados al ambiente nocturno de la ciudad, y un criminal inesperado.

6 mujeres 6

Con su título de evocación taurina esta novela juega al desconcierto más orquestado. Porque nada es casual salvo algunas cosas, como diría aquel… El guiño a las reuniones familiares o de amigos, al postureo y la felicidad hecha relato de nuestras vidas en una sobremesa. Hasta que se desata esa tormenta de las cuentas pendientes, de los rencores y de los secretos necesarios para poder volver a quedar la próxima vez en la misma mesa, las mismas personas evitando, si es posible, la tragedia inminente…

Sevilla. Un fin de semana. Una ola de calor. Cuatro hermanas se reúnen, como todos los años y desde hace veinte, para conmemorar la muerte de sus padres en una casa familiar que se derrumba.

Para esta ocasión tan especial, Irene, Laura, Beatriz y Gloria invitan a los lectores a una cena para la que han cocinado platos a base de recuerdos familiares, heridas abiertas, ofertas engañosas, juegos de la memoria, unas cuantas mentiras y unas pocas medias verdades.

El aliño lo ponen Gema y la Tita: una está muerta, la otra apenas vive. La guarnición la sirven un marido adúltero, un adolescente descarriado, un camello que es, a la vez, un pájaro enamorado, y un oscuro amigo de la familia que se ha invitado a la cena con la intención de romper los platos y poner la mesa patas arriba. Como postre, el menú incluye una pistola perdida, un collar que ya no brilla y una tabla de ouija casera. Pasen y lean. La cena va a comenzar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No copiar