Los 3 mejores libros de Neal Stephenson

Combinando un ciberpunk que firmaría el mismísimo Philip K. Dick pero proyectándose también hacia otros géneros como la ficción histórica, el bueno de Neal Stephenson está hoy en día en boca de todos como creador que es del manido metaverso. La virtualización de la existencia como posible cauce para un mundo superpoblado, la posibilidad de entregarse a una imaginación en manos de una IA capaz de alcanzar todos nuestros deseos…

Snow Crash fue, allá por 1992, una novela vanguardista que la ingenería informática solo podía soñar y que hoy parece abrazar como nueva esperanza. Y claro, el padre de la criatura, un tal Neal Stephenson, está hoy vivito y coleando para capitalizar la inmersión general en ese nuevo mundo.

Porque muchos otros pensadores, versión cifi, acabaron sus días sin poder disfrutar de sus historias como profecías autocumplidas con tanta cercanía como en el caso de Neal. Ni Huxley con su mundo feliz harto de drogas sintéticas por excelencia, ni Orwell con su Gran Hermano acechante pasaron de ofrecernos fantasías interesantes mientras estuvieron con vida. Por eso Neal es el afortunado capital humano al que todos los gurús tecnológicos se acercan como al oráculo de Delfos.

Más allá de que el asunto del metaverso se encauce de manera más efectiva, o no, queda la literatura made in Neal Stephenson. Universos aparte o ubicaciones más cercanas solo que de otras épocas. Historias siempre interesantes para disfrutar de una narrativa con su punto de aventuras trascendentes…

Top 3 novelas recomendadas de Neal Stephenson

Seveneves

El fin del mundo llegará bajo los acordes del famoso tema de REM «It´s the end of the world as we know it». Y no quedará otra que bailar al son de la oportuna secta que acabe por acertar de entre tantos iluminados que vienen avisándonos.

Pero la literatura siempre ha tenido una deuda con el mundo después del apocalipsis. Porque puede que no palmemos todos como les pasó a los pobres dinosaurios. Una vez arrasado todo, al fuego del último sol; o congelados sobre un permafrost extendido por todo el planeta Tierra, solo algunos astronautas o los tipos más acaudalados que ya se lo veían venir, podrán dejar testimonio de lo que fue todo esto…

Cuando un hecho catastrófico convierte la Tierra en una bomba de relojería, se inicia una carrera desenfrenada contra lo inevitable. Las principales naciones del mundo elaboran un ambicioso plan para garantizar la supervivencia de la humanidad más allá de nuestra atmósfera. Pero los intrépidos pioneros sufren todo tipo de peligros imprevistos, hasta que solo queda un puñado de supervivientes…

Cinco mil años después, sus descendientes -siete razas diferenciadas que conforman una población de tres mil millones de personas- se embarcan en otro audaz viaje a lo desconocido, hacia un mundo alienígena totalmente transformado por el tiempo y los cataclismos: la Tierra.

Seveneves

Anatema

Acercarse a esta novela es disfrutar del despertar de un nuevo mundo desde la perspectiva más metafísica. Neal Stephenson nos hace ser partícipes de un génesis trascendental donde empiezan a plantearse las ideas que dan contexto y soporte a todo lo que el nuevo mundo va creando como una réplica de Big Bang.

Encontrar a Dios es inútil, alcanzar el saber definitivo del cosmos es, sin embargo, cuestión de una fe muy particular. Con Anatema no podemos poner en duda que haya vida en otros planetas o en diferentes planos. Sofisticación en la forma para que, una vez descubiertos los engranajes del mecanismo esencial, podamos observarlo desde el plano que queramos.

El planeta Arbre estuvo al borde del colapso hace miles de años. Los nuevos intelectuales, los avotos, se reunieron en monasterios para iniciar un nuevo tipo de vida cenobítica sin elemento religioso alguno. El ritmo de evolución y cambio de los avotos es lento, mientras el planeta sufre todo tipo de transformaciones.

Ahora, casi cuatro mil años después de la Reconstrucción y la fundación del sistema cenobiótico, el Poder Secular parece ocultar que hay una nave alienígena orbitando el planeta. Descubrirla, establecer contacto y comprender a esos extraños seres procedentes de otro lugar es el gran trabajo que espera al protagonista fra Erasmas, discípulo del heterodoxo Orolo.

Anatema

Snow Crash

Quizás tenga novelas mejores que esta. Pero es imperativo hoy en día rescatarla. Porque aquí se entreteje todo eso del metaverso y sus infinitas posibilidades toda vez que la proximidad entre lo humano y lo artificial va ganando más espacios compartidos. Las máquinas quizás nunca piensen pero los algoritmos son capaces de despertar las emociones más precisas y desde ahí aprender a sintonizar con lo que supone alcanzar lo humano en esencia…

30 años del Metaverso, y sumando. En un futuro cercano, los americanos solo destacan haciendo cuatro cosas: música, películas, programas… y reparto de pizza en menos de treinta minutos. En el mundo real, Hiro Protagonist trabaja de repartidor para Pizzas Cosa Nostra, Inc., pero en el Metaverso es un príncipe guerrero.

Y en el Metaverso se enfrenta con algo aún más terrible que la posibilidad de llegar tarde a una entrega: el enigma de un virus que amenaza con provocar el infocalípsis. La novela que revolucionó el género y las redes vuelve con más relevancia que nunca. Snow Crash es un divertidísimo artefacto literario repleto de personajes memorables que se adelantó al futuro y escenificó la más cruda metáfora del ultraliberalismo.

Valorar post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No copiar