Los 3 mejores libros del Gran Wyoming

Jordi Hurtado posee el don de la inmortalidad (maquillaje mediante, que luego sale uno de la cama a primera hora y puede parecer Nosferatur con resaca). Pero lo del Gran Wyoming a bordo de programas de distinto calado desde su licenciatura en medicina es tan an√≥malo como desternillante en √ļltima instancia y oportuno incluso para pasarse por el forro el c√≥digo deontol√≥gico period√≠stico de la compa√Ī√≠a de turno (casi siempre m√°s crematol√≥gico que deonto‚Ķ lo que sea).

La cuesti√≥n es que yo lo descubr√≠ en los noventa y ya nunca dej√© de verlo. No por querencia sino por imposici√≥n. Encend√≠as un canal y sal√≠a el Wyoming presentando programa tras programa o de cameo en la peli de turno (la explotaci√≥n del culto al cuerpo no es nada nuevo en la selecci√≥n de presentadores y actores). Y supongo que as√≠ le fu√≠ cogiendo el punto. Hasta tal punto que hoy puedo recordar hasta con cierta morri√Īa alguno de sus peores shows‚Ķ

Pero este médico, además de destrozar programas de televisión con su vocalización imposible también escribe sus libros. Y de eso toca hablar hoy…

Top 3 libros recomendados de el Gran Wyoming

La furia y los colores: Drogas, política y rock & roll

¬ęMi vida ha sido pintoresca, desde luego, pero yo no me veo cont√°ndola como un relato lineal. Para m√≠ lo importante no es lo que yo he ido viviendo, sino que lo verdaderamente interesante es meter esa vida en el contexto de lo que pasaba alrededor.¬Ľ El joven Jos√© Miguel ya ha terminado la universidad y empieza su etapa como m√©dico en pr√°cticas. Espa√Īa viv√≠a en una dictadura; ir a la universidad franquista era toda una aventura. Hijo de una familia numerosa de clase media, ten√≠a prisa por salir y vivir lo que en este pa√≠s de tonos grises estaba vedado.

El extranjero, como metáfora de libertad, y la farándula, como alternativa de una existencia en tecnicolor, se convierten en opciones al alcance de su mano. A través de ellas, Wyoming descubrirá otro camino que cambiará su destino para siempre. El resultado es un libro de Wyoming memorialístico, pero con un gran componente reivindicativo y mitinero, como ya tuvo en su obra No estamos locos, gran éxito en librerías.

En sus p√°ginas hay un interesante retrato de la Transici√≥n, de las contradicciones entre la Espa√Īa heredera de la reciente dictadura y la que despertaba a la modernidad de los 80. Las drogas, el sexo, la m√ļsica‚Ķ se mezclan con la pol√≠tica y la lucha por encontrar un lugar profesional propio. Una breve historia de la Espa√Īa de la Transici√≥n contada desde los personajes cotidianos. Un libro peculiar que mezcla vida, cr√≥nica y pol√≠tica.

La furia y los colores: Drogas, política y rock & roll

¡De rodillas, Monzón!

Vuelve el Gran Wyoming a las librer√≠as por la puerta grande. Hijo de los cincuenta, ni√Īo de los sesenta, contestatario y hippy en los setenta, el artista y original√≠simo personaje conocido como Gran Wyoming tuvo una infancia que hoy considerar√≠amos asilvestrada. Los chicos de entonces se pasaban la vida a la intemperie, en la calle o en el prado, m√°s que nada porque en casa molestaban. El peque√Īo Monz√≥n fue abriendo los ojos a la vida en un reseco pueblo manchego y en el barrio madrile√Īo de Prosperidad, por entonces una especie de reino o rep√ļblica independiente del lejano centro de la capital.

Este libro nos recuerda con extraordinaria viveza y mucha pasi√≥n c√≥mo era la vida en la larga recta final del franquismo. Una evocaci√≥n a ratos cruda, a ratos desternillante, donde el autor no esquiva nada, ni siquiera los defectos que, ya de peque√Īo, le adornaban a √©l mismo. Un desenfadado fresco de la Espa√Īa de entonces; cuando la gente se santiguaba al pisar la calle, cuando en comisar√≠a, en el cuartelillo o en la parroquia te daban certificados de buena conducta, cuando de sol a sol los campesinos se dejaban la vida en los secanos y los ni√Īos, llenos de costras y magulladuras, hac√≠an lo que les daba la gana hasta que volv√≠an a casa, incluso cochinadas que el peque√Īo Monz√≥n no entend√≠a:
¬ęYo ven√≠a de un sitio donde la picha no se ense√Īaba¬Ľ. Del s√≥rdido colegio de p√°rvulos a la libertad del Ramiro, la reca√≠da en los Agustinos. El Opus, la OJE, la Facultad de Medicina y el antifranquismo. Y, m√°s tarde, el extranjero: √Āmsterdam, Irlanda, Londres. Ciudades en las que el sexo y la m√ļsica eran casi una religi√≥n.

¡De rodillas, Monzón!

No estamos locos

Este libro es el golpe que estremecer√° a todos los mangantes y enemigos del progreso en general. Un fantasma recorre La Moncloa, La Zarzuela, Bruselas, el Vaticano y el Bundesbank: la amenaza de un m√©dico que sabe diagnosticar, un maestro de la comunicaci√≥n que sabe explicar sus diagn√≥sticos. La obra demoledora de un genio que no utiliza m√°s armas que la palabra, ahora que todav√≠a le acompa√Īa la memoria, y cierta ayuda de la Wikipedia.

Un relato lleno de humor, ironía y crítica social que nos cuenta crudamente por qué estamos atrapados en este terrible momento político e ideológico. El manifiesto definitivo en el que palpita toda la indignación, toda la pasión y todo el sarcasmo que hoy sacude a la sociedad entera.

No estamos locos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.