Los 3 mejores libros de María Zaragoza

Las mejores lecturas son las de aquellos autores y autoras inclasificables que transitan entre géneros con el afán de encontrar historias dignas de ser contadas bajo el paraguas del género de turno más oportuno. En el caso de María Zaragoza Hidalgo, encontramos a una narradora polivalente capaz del relato, la novela fantástica con un punto de terror, aproximaciones al noir o la ficción histórica.

Curtirse en diferentes registros narrativos acaba por servir a la causa del oficio de escribir sin cortapisas, una suerte de compromiso con las historias por contar conforme pujan por salir, más allá de exigencias de cualquier otro tipo. Y así descubrimos en María un buen puñado de obras que empezaron a frucitificar desde los veintipocos. Hasta conseguir un Premio Azorín de novela 2022 que supone ese espaldarazo en lo creativo y en lo popular.

La cuestión, a la postre, es poder disfrutar de historias sorprendentes donde sus personajes pivotan en torno a argumentos desnudados, como dados la vuelta en una búsqueda por sorprender y replantear escenarios típicos. Capacidad inventiva hecha virtud narrativa, sumado a una construcción de perfiles psicológicos y humanos con esa solvencia de quien se encarga de dar vida a personajes que cargan con ese peso y poso de las circunstancias que traspasan lo literario para acomodarse en una visión más trascendente. Toda vez que lo narrado se va ajustando a necesidad de la evolución de sus protagonistas.

Top 3 novelas recomendadas de María Zaragoza

La biblioteca de fuego

Con un lejano eco al maravilloso mundo de Ruiz Zafón, viajamos desde Barcelona hasta Madrid para recrear nuevos universos fascinantes en torno a los libros…

En el efervescente Madrid de los años treinta, Tina sueña con convertirse en bibliotecaria. Junto con su amiga Veva, se adentrará en un mundo de cabarets y clubs feministas, libros malditos y viejos fantasmas. Así descubrirán la Biblioteca Invisible, una antigua sociedad secreta que vela por los libros prohibidos.

Pronto Madrid se convierte en una ciudad sitiada, donde la cultura corre más peligro que nunca. En medio de una guerra que lo arrasa todo, Tina vivirá una historia de amor clandestina que marcará el resto de su existencia mientras trata de proteger los libros no sólo de los incendios y las bombas, sino también de la ignorancia y los saqueadores.

Una novela emocionante e imprescindible sobre el amor a la cultura. Un sincero homenaje a quienes arriesgaron sus vidas para preservar el tesoro de nuestras bibliotecas.

La biblioteca de fuego, María Zaragoza

Sortilegio

El género fantástico es lo que tiene, cualquier supuesto puede convertirse en una historia interesante. El principial riesgo es la divagación o la pifia argumental, justificada y/o amparada en que en lo fantástico todo es posible.

Una buena pluma dedicada a escribir novelas de este género sabe que, precisamente por ese vasto terreno expedito para la creación, la historia debe sostenerse siempre en verosilimitud (que la cadena de acontecimientos se eslabone de manera natural) y en la integridad de la historia (que haya algo interesante que contar como fondo del fantástico viaje).

Esta joven autora sabe lo que se hace y se desenvuelve muy bien en el terreno de la fantasía al servicio de la literatura. En este libro Sortilegio, María Zaragoza nos presenta a Circe Darcal, una chica con un don muy particular que le permite percibir la realidad de una manera mucho más completa y compleja. En su entorno ordiario, esta capacidad no parece ser valorada, pero Circe ya intuye que su don debe tener un peso específico, una aplicación que todavía se le escapa.

Cuando la joven se marcha a la ciudad de Ochoa a estudiar, la misma urbe donde fueron asesinados sus progenitores, Circe empieza a encajar piezas de su puzzle personal, desde la parte emocional hasta esa especie de trascendental plan que la atañe a través de un don que ya sí, va mostrándose con un fundamento de peso.

Y en ese momento Circe dejará de ser una chica ordinaria para convertirse en una preciada ficha, dentro del tablero en el que se desarrolla una lucha atávica entre el bien y el mal. Con Circe todavía descubriendose a si mísma, abriéndose a su potencial, los acontecimientos se van precipitando sobre ella. Tendrá que poner todo de su parte para alcanzar ese equilibrio que la convierta en un ser especial, capaz de marcar las diferencias en la eterna disputa que se mueve paralela a nuestro mundo.

Avenida de la luz

Al otro lado del espectro visible ocurren cosas. Más allá de nuestras paredes hay cuartas dimensiones que podemos alcanzar a poco que un chispazo provoque el acceso. El camino de regreso es caprichoso. Y hasta puede ocurrir que a nuestro regreso nada haya sido para tanto. Porque nadie suele creer a los afortunados viajeros que regresan con su síndrome de Casandra a superar… Solo la literatura puede entonces recoger testimonios para conformar leyendas que en el fondo son tan ciertas como el inalcanzable devenir del universo.

En 1955, Hermenegildo Pla desapareció sin dejar rastro mientras trabajaba en la Ciudad de la Luz, un proyecto arquitectónico en el subsuelo de Barcelona que debía ampliar la antigua Avenida de la Luz y que nunca llegó a inaugurarse. Diez años después, Herme reapareció como si no hubiera pasado nada y con la misma ropa con la que se había ido a trabajar aquella lejana mañana de 1955. Cuando explicó dónde había estado, nadie le creyó.

Otras novelas recomendadas de María Zaragoza

Los alemanes se vuelan la cabeza por amor

El interesante efecto Werther como excusa para abordar lo que queda hoy de aquel romanticismo como existencialismo en última instancia. Solo que el paradigma de la juventud asomada al abismo de la melancolía. Aunque hoy el asunto cambia y se carga de muchos otros aspectos…

Cuando Goethe publica Las desventuras del joven Werther, la llamada fiebre de Werther se extiende por Alemania, y casi dos mil lectores acaban suicidándose por amor. Goethe no dejaría de preguntarse por su responsabilidad en estas muertes, consciente de que toda decisión tiene consecuencias -muchas veces imprevisibles-, y de que a menudo el dilema se reduce a morir o matar.

Algo semejante descubrirán los protagonistas de esta novela: viven en diferentes países, pero se reúnen en la Plaza, un espacio virtual de arquitectura imposible y edificios cambiantes donde se hace y deshace cualquier conflicto. Y tratarán de jugar a un juego que les permita reencontrarse en el mundo real…

Los alemanes se vuelan la cabeza por amor es una novela sobre una nueva forma de existencia -propiciada por internet y las redes sociales- donde la sensación de impunidad y ficción no evita que, tarde o temprano, regresemos a la realidad, ese espacio donde se incuban y gestan los amores o las revoluciones que luego sacudirán nuestras vidas. Pero inevitablemente también es una narración sobre el deseo, el desencanto, el espíritu de lucha, el maltrato, los sueños, el amor o el masoquismo: es decir, sobre todo aquello que nos convierte en seres humanos.

Los alemanes se vuelan la cabeza por amor
Valorar post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No copiar