Los 3 mejores libros de Edogawa Rampo

El género negro japonés es doblemente exótico. En primer lugar por lo que supone de por sí una cultura tan alejada. En segunda instancia porque el noir no tiene ese arraigo que en este caso acaba mimetizándose en otra suerte de géneros como aspecto complementario más que como nudo centra. O sea que las novelas negras son tan poco cultivadas entre los narradores nipones como la borraja.

A√ļn as√≠, si lo pensamos bien, por momentos Murakami puede acercarnos a las sombras de lo avieso pero con un toque m√°s existencial que meramente criminal. Quiz√°s porque la muerte, tambi√©n tratada siempre como asunto de capital trascendencia en lo nip√≥n se aleja moralmente de frivolidades…

Pero bueno, para eso est√°n las excepciones, para destacar en mayor medida cuando se producen. Y Edogawa Rampo se convierte en el escritor de las sombras en el pa√≠s del sol naciente. Con inspiraciones lejanas tra√≠das de Mishima, o de otros compatriotas de toque extremadamente existencial, y fundidas en un crisol junto a su acercamiento al misterio m√°s oscuro de Poe, si no a un universo a√ļn m√°s macabro, Ranpo consigui√≥ romper ciertos tab√ļs y marcar un camino propio. Un espacio muy suyo a medio camino entre culturas pero reverenciado en la actualidad dada su rareza argumental y pese a ello su abierta tendencia a lo criminal encubierto por toques de misterio y asaltado por una grotesca visi√≥n del crimen…

Top 3 novelas recomendadas de Edogawa Rampo

El lagarto negro

Publicado el a√Īo 1934, este libro no s√≥lo es una de sus obras m√°s emblem√°ticas, sino tambi√©n un claro ejemplo de la figura del investigador, entendido como gran maestro de la deducci√≥n y de la l√≥gica, en la l√≠nea del Auguste Dupin de Poe y el Sherlock Holmes de Conan Doyle. Pero el talento de Rampo fue a√ļn m√°s all√° y, bajo la influencia del pulp estadounidense, combin√≥ como nadie la tradici√≥n del g√©nero con una acci√≥n trepidante, por momentos extrema, y siempre aderezada con un sentido del humor que sedujo a miles de lectores y convirti√≥ este black en un fen√≥meno aut√©nticamente popular.

La historia nos sumerge en la lucha sin cuartel entre dos enemigos ac√©rrimos, cuya admiraci√≥n y fascinaci√≥n mutuas son un acicate para mantener una rivalidad innegociable. As√≠ pues, Kogor? Akechi -el inmortal personaje de Rampo, un detective capaz de solucionar cualquier caso con su brillante interpretaci√≥n de la escena del crimen y un don para anticiparse al siguiente paso de sus rivales- ha de enfrentarse a la p√©rfida y sensual madame Midorikawa, quintaesencia de la femme fatale, apodada ¬ęLagarto Negro¬Ľ por el espectacular tatuaje que luce en un brazo. Midorikawa padece la necesidad enfermiza de coleccionar los objetos m√°s bellos del planeta, y cuando se propone conseguir la joya m√°s preciada de Jap√≥n, la fuerza que la empuja no es tanto el af√°n de satisfacer su deseo como la oportunidad de retar a Akechi y demostrarle que su inteligencia es superior a la de √©l.

El lagarto negro

Los casos del detective Kogoro Akechi

Kogoro Akechi no solo es el personaje m√°s popular surgido de la inventiva de Edogawa Rampo sino, adem√°s, el investigador privado m√°s ubicuo de la cultura popular japonesa. Su brillante ingenio y extraordinaria capacidad deductiva le permiten desentra√Īar los casos m√°s inveros√≠miles y los cr√≠menes m√°s truculentos.

La mirada de Akechi va siempre más allá de las apariencias y su mente analítica no pasa por alto el más mínimo detalle, hallando siempre la verdad por muy oscura y enrevesada que esta sea. En esta recopilación de tres de sus primeros casos, Akechi se enfrenta a un asesino que parece haberse esfumado de la escena del crimen de manera inexplicable, a un sospechoso fantasma que atormenta a un importante empresario y, finalmente, al más terrible de los criminales…

Rampo. La Mirada Perversa

Nunca viene mal acercarse a un autor desde sus relatos. M√°s a√ļn cuando tenemos dudas sobre los comentarios acerca de la entrega descaradamente gore del autor. Descubramos a Rampo, en esos peque√Īos trocitos en los que √©l gustosamente nos presente a las v√≠ctimas de turno…

Seis fantas√≠as macabras y criminales de sabor m√≥rbido, excitante y exquisitamente malsano. Solo para paladares refinadamente perversos. El Poe japon√©s. ¬ŅPuede un hombre convertirse en asesino simplemente por aburrimiento? ¬ŅPuede una mujer llegar a sentir celos de una mu√Īeca? ¬ŅPueden lo repugnante y lo grotesco despertar el deseo sexual m√°s insaciable?

Los relatos de Edogawa Rampo dan respuesta a estas y a otras muchas preguntas sobre el lado m√°s oscuro y turbio de la naturaleza humana. Una mirada perversa al inconfundible mundo de Rampo, poblado de seres deformes, voyeurs asesinos, cient√≠ficos locos, amores s√°dicos, mujeres fatales y sue√Īos destructivos. Os invitamos a degustar seis deliciosas historias del m√°s retorcido, fascinante y enfermizo cultivador del ero-guro nip√≥n, un subg√©nero de misterio que combina el erotismo con lo grotesco y lo perverso.

Rampo. La Mirada Perversa
Valorar post

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.