Los 3 mejores libros de Brenna Watson

Siempre es de agradecer que una autora de género rosa como Brenna Watson nos presente sus tramas de corte histórico con el conocimiento de causa que otorga una formación ad hoc. Porque Brenna es esa licenciada en historia que un día decidió explotar su vena creativa partiendo ya de ese haber estudiado perfectamente el espacio de sus tramas.

No es que otras autoras que combinan lo rosa y lo histórico como Nora Roberts, por citar a otra grande de este mix narrativo, tengan porque ser infravaloradas. Porque en ocasiones tan señaladas la creatividad y una buena documentación hacen milagros. Pero Brenna tiene esa solvencia cum laude de toda una licenciada en Historia.

Quizás por esto mismo la cadencia en cuanto a publicaciones sea más pausada, en el caso de Watson, para la tendencia del género rosa. Lo que no cabe duda es que en cada una de sus tramas disfrutamos con una ambientación meticulosa y ese punto incluso divulgativo sobre épocas, usos y costumbres. Si además las tramas se arrancan hacia ese punto romanticismo que frisa curiosamente lo reivindicativo, pues miel sobre hojuelas.

Top 3 novelas recomendadas de Brenna Watson

Tierra de nieve y fuego

El Far West también tenía historias de amor que contar entre conquistas de territorios con la consecuente persecución de los pobres indios. Detallitos a parte que dejamos en esta ocasión de lado para vivir una gran aventura que va más allá del género rosa para abordar una trama muy viva de intenso corte feminista.

Chicago, 1887. La vida de Violet Montroe es una sucesión de rostros y nombres, gente que pasa por la casa de huéspedes de su familia sin dejar huella. Hasta que un ranchero de Colorado, llamado Christopher Anderson, se hospeda allí y, tras un vuelco del destino, le pide matrimonio. Violet acepta con la ilusión de tener un hogar propio y de limpiar y cocinar solo para su marido.

Sin embargo, en el rancho la aguarda una desagradable sorpresa: Christopher vive en una casa con otros seis hombres y solo se ha casado con ella porque necesitaba una criada.

Mientras Violet valora si regresar a su hogar o permanecer en Colorado, irá descubriendo al hombre con quien se ha casado, creando lazos con los habitantes del pueblo y del rancho, y encontrándose a sí misma en ese paisaje que invita al miedo, pero también a la aventura. Pronto se dará cuenta de que la Violet que se ha casado con Christopher es una persona nueva capaz de vencer las sombras de su pasado y también las de ese desconocido que ahora es su marido.

Tierra de nieve y fuego

El futuro tiene tu nombre

Una fuerte contradicción del amor embarga estas páginas. Marian Fillmore todavía transita en la incredulidad por el repentino fallecimiento de su mardi el barón Hamilton. En lo más profundo de su ser el alivio supera al duelo con holgura. Toda una vida sometida a desprecios y malostratos parece ahora abierta a la felicidad, más allá de las ataduras de costumbres  y de la lacerante moral a interiorizar.

Pero hasta después de muerto, su esposo supo mantenerla bien atada. Si Marian no cumple con unos condicionantes explicitados en el testamento, lo perdería todo, pasando a ser una mujer sin hogar. Solo la aparición del hijo del Barón, del que apenas tuvo jamás noticias por residir este en América, le concede un cierto sosiego.

La personalidad compasiva del chico, su comprensión y su espíritu abierto lo hacen un hombre  transigente. Su arrebatadora presencia culmina el todo del hombre ideal. Marian pronto siente por él grandes emociones que apenas puede controlar. Han sido muchos años de mantener el corazón a raya, como para que en ese momento pueda también sostener los marcados redobles de cada latido.

Cuando Marian descubre que es enteramente correspondida por su joven hijastro, el conflicto interior puja con fuerza. Ambos saben de la improcedencia de su relación en una sociedad falsaria y cínica. En última instancia también se enfrenta al incumplimiento de lo estipulado en el testamento.

Pero las consecuencias del amor no deben ser siempre consideradas si en ellas solo encuentras la pérdida de una gran oportunidad para ser feliz. Los insólitos enamorados se enfrentarán a todo por su amor. Se enfrentarán a momentos de repudia y flaqueza, a críticas exacerbadas e incluso a peligros personales. Lo que decidan marcará sus pasos hacia un futuro esperanzador o hacia la oscuridad de la sumisión de las costumbres y las supuestas buenas formas.

El futuro tiene tu nombre

La rosa de Hereford

Somos diferentes personas con el paso del tiempo. Más aún cuando recuperamos al joven que fuimos y lo enfrentamos al hombre o la mujer que acaba siendo. La cuestión es considerar hasta que punto podemos cambiar para presentarnos ante alguien esencial de nuestro pasado cambiándole la persepctiva por completo.

En plena campaña contra Napoleón y tras la muerte de su hermano, Nicholas Hancock abandona el ejército para convertirse en el nuevo conde de Sedgwick. Con él trae una promesa que se verá forzado a romper cuando la joven Madeleine Radford se cruce en su camino. Obligado a contraer matrimonio con ella para evitar un escándalo, Nicholas decide desterrarla a su propiedad más modesta y alejada de Londres.

Once años después, tras coincidir en una fiesta, el rey expresará su deseo de conocer a su esposa Madeleine, y Nicholas no tendrá más remedio que volver a buscarla. Pero la mujer que encontrará en Hereford ya no es la joven asustada y tímida que dejó atrás. Ni aquella humilde propiedad es la misma que él le legó.

¿Puede el amor nacer entre las cenizas del rencor? ¿Y el tiempo curar las heridas del despecho? Nicholas y Madeleine tendrán que enfrentarse a supasado para descubrirlo.

La rosa de Hereford

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No copiar