Los 3 mejores libros de Ana R. Cañil

Toda investigación en pos de una historia puede derivar en su versión novelada o en una opción más cronística. Al final todo es una tarea de recopilación de información a la que el narrador de turno da esa forma oportuna para acercanos al escenario de turno. En el caso de Ana Cañil en ocasiones el recabado de información rompe hacia lo periodístico o hacia un ensayo.

Mientras que en otras ocasiones despunta esa novela que de alguna forma sublima los hechos hacia una suerte de catarsis narrativa. Un crisol entre realidad y ficción donde la intrahistoria se desarrolla en mayor medida hacia esa mimetización con una época o unas circunstancias. Sin duda, cuando se pretende la profundización más humana, nada mejor que la ficción con su capacidad para habitar almas en transición por el escenario de los hechos.

Sea como fuere, parece esta una dualidad desde lo periodístico que curiosamente se reproduce en mayor medida en casos de autoras como Ana Cañil, Pilar Eyre o Nieves Herrero. Periodistas todas capaces de esa ambivalencia desde un lenguaje hecho herramienta profesional con insospechados derroteros.

Top 3 libros recomendados de Ana R. Cañil

Los amantes extranjeros

El encanto de lo próximo se difumina desde lo cotidiano, desde esa familiaridad que desgasta, desde ese caminar que no observa más allá del suelo o desde la asunción de lo lejano y lo exótico como más merecedor de nuestro reconocimiento. Así que nada mejor que recurrir a otros que precisamente ven este país como un lugar exótico para desandar prejuicios y reaprender a justipreciar lo más cercano.

La periodista Ana Cañil realiza un viaje intimista, hermoso y emocionante por algunos de los lugares más emblemáticos de nuestro país (La Alhambra, El Escorial, el Paseo del Prado o el Camino de Santiago, entre otros) de la mano de los grandes viajeros extranjeros que nos visitaron y dejaron plasmado su enorme amor por España, bañado también de displicencia y desprecio por nuestras contradicciones.

Este libro, que nació del deseo de mantener alerta el asombro ante la belleza, recoge miradas que sorprenden e ilustran y que a veces también duelen, pero que no dejan indiferente. Viajar por la España del siglo XXI de la mano de ilustrados no españoles es una aventura deliciosa a la par que irritante y maliciosa.

Si a los tres años no he vuelto

En ocasiones ensayo o divulgación. Pero también en algún momento todo implosiona para unificarse en un único cauce con tintes más personalizados donde el componente subjetivo se descubre como esa gran novela cargada de la épica más cierta…

Hace ya un tiempo, la periodista Ana R. Cañil empezó a seguirle la pista a una terrible historia: la de las prisioneras de la posguerra cuyos hijos les fueron arrebatados por sus carceleros para internarlos en seminarios y conventos o darlos en adopción. Un práctica cruel que encontraba su ¿justificación? en teorías pseudocientíficas, propias de los regímenes totalitarios y defendidas sin fisuras por médicos, religiosos y legisladores de renombre de la época.

Aquí había materia para un magnífico ensayo. Pero la autora no pudo evitar un acercamiento emocional, como el que ya emprendió en La mujer del maquis,aunque, en este caso, con mucha más ambición narrativa. El resultado de su esfuerzo es una novela imposible de soltar, no sólo por el hecho terrible que denuncia, sino por la manera en que ese hecho se encarna en dos antagonistas inolvidables: Jimena Bartolomé, la joven esposa de un comunista, y María Topete, la directora de la cárcel de mujeres de Ventas.

El coraje de Miss Redfield

Una fría mañana de enero de 1962 llega a la casa de doña Lily, duquesa de Peñalara y uno de los puntales de la sociedad madrileña, Elsa Redfield, una joven inglesa que ha sido contratada como nanny para el más pequeño de los nietos de la aristócrata.

La señorita Redfield, austera, competente y capaz, acude a Madrid con una misión: encontrarse con su antigua amiga y mentora, miss Hibbs, nanny de los nietos de Franco, a la que trae un mensaje y un anillo de incalculable valor. Elsa tendrá que poner a prueba su prudencia, pues, a su pesar, se verá involucrada en los asuntos de los Peñalara, una familia que, bajo su deslumbrante apariencia, esconde terribles heridas que, sin saberlo, la joven e inexperta niñera está a punto de sacar a la luz con consecuencias insospechadas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No copiar