Los 3 mejores libros de Alix E. Harrow

La fantasía rompe hacia nuevas posibilidades al amparo del imaginario de Alix E. Harrow. Ya no se trata de planteamientos épicos en devenires paralelos del mundo. Planteamientos donde fructifican exuberantes paisajes de orografía imposible y exóticos personajes. La cuestion en Alix es disfrutar de esa misma sofisticación que nos invita a habitar nuevos mundos pero ofreciendo ese rastro que también conduce a nuestro mundo. Encontrando así jugosos reflejos metafóricos a la par que una sensación de mayor proximidad de lo fantástico.

Desde Michael Ende pocos autores se habían atrevido a una combinación entre el aquí y el allá, entre nuestro sitio y cuartas dimensiones o espacios paralelos. Solo que con la derivada más feminista de las fantasías de Alix, la cosa terminaría más por aproximarse a Margaret Atwood en una versión un tanto más naif.

La cuestión es que Alix recuerda a ese Ende que nos hace partir hacia insospechadas singladuras desde los libros. Solo que en ella cualquier excusa es buena para emprender viajes a ese otro lado. Desde puertas hasta conjuros y toda suerte de accidentes que acaban siendo la madriguera de conejo de Alicia o el ciclón de Dorothy. Similares puntos de embarque desde donde partir al otro lado.

Y ya puestos, brilla en sus libros una aguda intención crítica. Porque, como decía, en lo alegórico, en lo metafórico se pueden dibujar comparaciones de lo más afiladas. Nada es gratuíto en las novelas de Alix. Y así siempre podemos disfrutar de una doble lectura a caballo entre la aventura y la moraleja.

Top 3 mejores novelas de Alix E. Harrow

Las brujas del ayer y del mañana

La novela más próxima a nuestro mundo. La trama con más componente moralizante en torno a ese feminismo que reivindica frente a un mal más que tangible. Hechizos para reconvertir el mundo…

En 1893 ya no hay brujas. En el pasado sí que las había, en esa época oscura e inhóspita antes de que empezasen a encenderse las hogueras. Ahora, la brujería es poco más que hechizos de amas de casa y canciones infantiles. Si la mujer moderna quiere algo de poder, las urnas son el único lugar donde puede llegar a conseguirlo.

Pero James Juniper, Agnes Amaranth y Beatrice Belladonna, las hermanas Eastwood, se unen a las sufragistas de Nueva Salem y empiezan a buscar las palabras y los componentes olvidadas capaces de convertir la revolución de las mujeres en la revolución de las brujas. Las hermanas se verán acechadas por sombras y todo tipo de males, perseguidas por fuerzas que no tienen intención de permitir que las brujan voten, o que vivan siquiera, y tendrán que indagar en magia antigua, forjar nuevas alianzas y solucionar los problemas entre ellas si quieren sobrevivir.

Las brujas del ayer y del mañana

Las diez mil puertas de Enero

Toda buena historia de fantasía nace de un libro. Tiene que ser así. No hay fuerza más poderosa, capaz de crear nuevos mundos, que una mente enfrentada a la magia de las palabras. Más aún cuando esa imaginación pertenece a una niña. En tiempos donde claudicamos y entregamos nuestra capacidad para imaginar (y por tanto sentir y hasta empatizar) a pasatiempos versión display, nada mejor que recuperar ese empuje que solo da una mente inventando lo que las letras le dicen.

Enero Demico es una joven curiosa que vive en una extensa mansión llena de objetos y tesoros peculiares. Como la pupila del rico Sr. Locke, se siente un poco distinta a todo aquello que la rodea. Entre todos los artefactos que habitan la casa, Enero descubrirá un maravilloso libro: un libro que la llevará a otros mundos y que cuenta una historia repleta de puertas secretas, de amor, aventura y peligro. Cada vez que pase una de sus páginas se le revelarán verdades imposibles hasta descubrir que la historia que lee está cada vez más entrelazada con la suya.

Exuberante y ricamente imaginativa, el fascinante debut de Alix E. Harrow presenta una historia sobre viajes imposibles, sobre amores inolvidables y sobre el poder eterno de la palabra.

Las diez mil puertas de Enero

La rueca resquebrajada

Tiene algo de insolente revisitar un clásico para ajustarlo a una nueva creatividad más actualizada. Pero el atrevimiento siempre es sugerente. Si la cosa acaba siendo interesante. Y Alix consigue darle ese punto trascendente a la propuesta. Desde la aparente inocencia de un cuento como la bella durmiente, Alix aporta nuevas aristas. Curiosamente una referencia que también tomó Stephen King para sus «Bellas durmientes». Solo que en el caso de King se trataba de una referencia más tangencial.

Es el vigesimoprimer cumpleaños de Zinnia Gray, un día muy especial porque será el último cumpleaños que celebrará jamás. Cuando era joven, un accidente industrial le provocó una extraña enfermedad. No se sabe mucho sobre ella, pero sí que no le permitirá llegar a cumplir los veintidós.

Su mejor amiga Charm está decidida a conseguir que el ultimo cumpleaños de Zinnia sea toda una experiencia basada en la bella durmiente, con torre, rueca y todo. Pero cuando Zinnia se pincha el dedo, ocurre algo extraño e inesperado que la hace caer entre mundos y encontrar a otra bella durmiente que está tan desesperada como ella por escapar de su destino.

La rueca resquebrajada

5/5 - (12 votos)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: No copiar